Saturday 03 de December de 2016

Detonar la acción ciudadana es la alternativa 

J. Luis Medina Lizalde      30 Sep 2013 01:14:21

A- A A+

Compartir:
Reducirnos al desahogo enderezado contra los que formaron parte de aquella reunión  cuyo audio circula profusamente por las redes no sirve. Si allí nos quedamos, seguiremos indignándonos periódicamente sin fruto alguno. 

Nos equivocamos de dirección si, en vez de a la movilización ciudadana, apelamos a las instituciones que forman parte del entramado de impunidad más allá de quienes estén al frente. 

Por eso, mi enfoque no coincide en esta  ocasión con Aquiles González Navarro, quien se pronunció porque la Procuraduría General de Justicia del Estado investigue de oficio el conjunto de hechos reflejados en la grabación aludida, la ausencia de autonomía del Ministerio Público impide confiar en lo que  de ahí resulte. 

No es necesario ser adivino para anticipar que en vez de investigación exhaustiva y consecuente aplicación de la ley se impondrá la estrategia de echarle tierra al asunto para que no pase de ser el escándalo mediático de la temporada. 

Sin embargo, en amplios sectores de la sociedad anida la convicción de que por obra y gracia de la compra de votos de legisladores  en México es inexistente la división de poderes.


Vieja y perversa rutina                                                     
El soborno a los diputados es un tema recurrente desde hace años y ha sido motivo de señalamientos públicos tanto de quienes han efectuado el pago por votos  (Jorge Miranda, secretario de Finanzas) como de diputados que han recibido tales ofrecimientos y que además de rechazarlos los denunciaron (la jerezana Sonia de la Torre y el propio Aquiles González).

El dinero subterráneamente otorgado a los “representantes populares” ha  producido  periodos donde prevalece formalmente una  contundente mayoría “opositora” sin que disminuya un ápice la capacidad del Poder Ejecutivo lo que a su interés conviene.

 Aunque varían los titulares de las dependencias encargados de las negociaciones de compra de votos, la operación es imposible sin el conocimiento del gobernante en turno y la participación de secretarios de Finanzas, contralores internos y la propia ASE. 

Las reacciones de los diputados y partidos se reducen a declaraciones para salir del paso y traslucen una ausencia de compromiso con la tranparencia que nos auguran que la situación no cambiará en el corto plazo, ignoran la naturaleza de su encomienda constitucional y rehúsan aplicarse a conocer la verdad para actuar en consecuencia. 

Otros descalifican el grave episodio reduciéndolo a “escándalo mediático”, el control de daños que se trasluce en la prensa afín al grupo que gobierna busca orientar la atención  pública a las supuestas motivaciones de quien se le atribuye la autoría y la filtración a las redes en vez de a la indagación de la veracidad o falsedad de lo que en el audio se refleja.  

La excepción a la regla corre a cargo del presidente estatal del PRD, Gerardo Espinosa Solís, quien con el respaldo unánime de su secretariado y con el aval que reporta la presencia de diputados y presidentes municipales de su partido, anunció la puesta en marcha de procedimientos internos para esclarecer la conducta de los miembros de su partido en el grave episodio de corrupción y la denuncia  penal de los 30 integrantes de la Legislatura envueltos en escándalo, pero para ver el grado de autenticidad de su postura habrá que esperar el paso de las palabras a los hechos y  su correspondiente accionar político, además  de la adopción de idéntica posición respecto a los señalamientos de corrupción a las administraciones municipales salientes de todos los partidos, incluyendo el suyo.


La impunidad amplía su cobertura 
Le escuché decir a mi maestro de Derecho Romano Antonio Espinosa  hace ya muchos ayeres: “En México se castiga al pendejo, no al corrupto”. Con esas palabras describía una situación generalizada desde entonces.

Si mi recordado maestro aún viviera sabría que ahora en México siguen sin castigo los corruptos, pero también los que incurren en descuidos extremos y con toda candidez se dejan grabar sin pagar caro su descuido.

 Ahí está el activismo electoral audiograbado del contralor Guillermo Huizar y del director de los Servicios de Salud Raúl Estrada para corroborarlo.

  Para evitar quemarse, varios de los actuales diputados comentan en corto su preocupación no por introducir la transparencia que empiece por suprimir las sesiones privadas,  sino por asegurarse que nadie los grabe. 

Vivimos la tragedia cultural que hace que el honesto sirva de burla y el perverso de ejemplo, eso conviene a unos cuantos muy poderosos. 

Nos encontramos el jueves en El recreo. 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
La FEPADE y el IEEZ trabajando de cara para la elección extraordinaria
‘No pagaremos el muro, ni negociaremos nada al respecto’: SRE
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad