Monday 20 de February de 2017

Doctor: eso es difícil

Antonio Sánchez González      2 Oct 2014 21:30:03

A- A A+

Compartir:
Alguna vez, Horacio Jinich me contó que le gustaba dar consultas a domicilio por la noche porque a veces lo invitaban a cenar. Entonces, en la mesa, aprovechaba para enterarse de las otras cosas que pueden influir en la evolución de un enfermo y que los médicos no siempre investigamos.

Los médicos sabemos bien que los factores sociales influyen poderosamente en la salud humana. El conocimiento de los determinantes sociales de un individuo, incluidos su raza, creencias, exposición al tabaco o al alcohol, por ejemplo, también influyen en la efectividad de lo escrito en la receta. Pero otros factores, como la posibilidad de pagar por medicinas, las vías de comunicación, el tiempo disponible o la religión, pueden influir aún más.

Por ejemplo, una historia clínica cuidadosa de un paciente diabético “difícil”, más allá de sus cifras de azúcar en ayuno puede contener detalles de pobreza que impide que compre “alimentos saludables”.

El aislamiento social puede provocar que él mismo coma compulsivamente como consecuencia emocional. La inmovilidad física puede causar que no pueda acudir periódicamente a la farmacia a comprar las medicinas, la depresión puede condicionar falta de deseo para aumentar su actividad física, falsas creencias acerca del peligro de “azúcar bajo” puede llevar a falta de adherencia al régimen de insulina correcto, y la vida sobre rodillas dolorosas para quien vive en un tercer piso de un edificio de un barrio peligroso puede hacer imposible de cumplir la prescripción de caminatas diarias.

Con frecuencia, los médicos vemos pacientes que cargan situaciones sociales complejas. En la escuela de medicina medio aprendemos que el interrogatorio de un enfermo debe hurgar los detalles relacionados con su vida de todos los días, como el sitio donde vive, las personas que le acompañan, quién le compra las medicinas o quien cocina en su casa.

Detalles que inconscientemente consideramos de menor calidad que los puramente biológicos de su dolencia: aunque creemos que explorar estos rasgos constituye una parte esencial del examen médico, los datos más relevantes de la historia social de un enfermo rara vez son investigados.

La aplicación de los principios de las ciencias sociales a la medicina, una práctica a veces llamada “medicina social”, permite contextualizar el tratamiento de un individuo enfermo. La medicina social puede dilucidar como el medio ambiente de un enfermo influye en sus conductas y respuesta ante el dolor, y como puede verse limitado para curarse aunque quisiera.

Dibujar un cuadro de los detalles ambientales en los que convive un enfermo contribuye a fortalecer las posibilidades de que se cure.

Dibujar un cuadro de los detalles ambientales en los que convive una sociedad también contribuye a trazar estrategias comunitarias y gubernamentales para acercar la farmacia, hacer accesibles los alimentos saludables y los barrios más seguros.

Médico




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hombres armados causan choque en la Siglo XXI; mueren 8
Las redes sociales “malinforman” a la ciudadanía: procurador 
Aseguran bodega con bienes de Duarte y diarios de su esposa
Promueven acciones contra el feminicidio
A Paulina Rubio le queda chico el escenario y tiene una gran caída
Peña rechaza críticas al Ejército; lamenta pérdida de 139 soldados
Kate del Castillo visitará a 'El Chapo' Guzmán, dice su abogado
Complicado, el proceso de adopción de adolescentes
Lanzan convocatoria para apoyar a las mujeres emprendedoras 
El parque de ciencia, con un plan de manejo ambiental
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.42
Venta 20.92
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad