Saturday 10 de December de 2016

Domingo mundial de las misiones

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      18 Oct 2014 19:29:50

A- A A+

Compartir:
Todos los bautizados y confirmados están llamados para ser evangelizadores del reino de Dios.  (Cortesía)
Todos los bautizados y confirmados están llamados para ser evangelizadores del reino de Dios. (Cortesía)
INTRODUCCIÓN
Nuestra Iglesia Católica ha instituido un domingo de cada año en el mes de octubre para adoctrinar, orientar, estimular y poner siempre en práctica el deber de su misión, que consiste en anunciar a todos los pueblos de la tierra el mensaje de salvación que Jesucristo ha dado a la humanidad.

En esta introducción a mi homilía, parto de la situación actual de los pueblos a quienes debe anunciarse el evangelio de Jesucristo:

Primero tomemos conciencia de que en nuestro mundo se cuentan más de 2 mil religiones, solo tres son monoteístas: judaísmo, islamismo y cristianismo. Las demás religiones son politeístas, animistas o panteístas.

De 7 mil 500 millones de habitantes que existen actualmente en nuestro planeta, solo 1 mil 200 somos católicos; es decir, el 6.25% de la totalidad de habitantes, más o menos.

Los pueblos de la tierra tienen sus culturas que los caracterizan, muchas de ellas paganas, indiferentes, ateas y temporalistas, siendo el hombre la medida de todas las
cosas.

De esto se sigue que una gran multitud de hombres y mujeres desconocen o no aceptan el cristianismo y dentro de él, el catolicismo.

Ante este panorama, sintéticamente esbozado, podemos entender, cuán necesaria y ardua, sea ahora y
siempre, la evangelización del catolicismo. Ya que Dios, Uno y Trino, nos ha revelado querer salvar a todos los hombres sin acepción de personas, para que vivan y se comprometan con su evangelio, por Jesucristo, su Hijo encarnado.

LA IGLESIA EVANGELIZADA Y EVANGELIZADORA
¿Qué cosa es la evangelización? Podemos responder, en síntesis apretada, que es la revelación y el anuncio de Jesucristo como verdadero Dios y hombre es voluntad del Padre eterno y consiste en la proclamación del Reino de Dios, a esto se le llama la evangelización de la Buena Nueva gozosa.

Esta proclamación comienza aquí en la tierra y se comunica y expande por todo el mundo y de generación en generación, hasta que se complete el número de los elegidos y Dios sea todo en todas las cosas del cielo y de la tierra, recapituladas, en, por y con Cristo contando de manera inseparable con la energía, gracia y sabiduría del Espíritu Santo. Según lo que acabamos de decir, esta evangelización es eminentemente trinitaria.

El anuncio gozoso del Reino de Dios por Cristo y su Espíritu, lo encontramos como contenido, en la revelación de las Sagradas Escrituras (la Biblia), la Tradición y el Magisterio de la Iglesia (DV Vaticano II).

A este propósito que queremos para explicar en qué consiste la evangelización cito dos textos, manifestativos de Jesús evangelizador incansable del Reino de Dios: “Porque la ley fue dada por medio de Moisés, la gracia y la verdad nos han llegado por Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha revelado” (Jn 1, 17-18).

El segundo texto bíblico, es el siguiente: “En aquel tiempo tomando Jesús la palabra, dijo: Yo te bendigo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a sabios y prudentes, y se las has revelado a pequeños. Sí, Padre, pues tal ha sido tu beneplácito. Todo me ha sido entregado por mi Padre y nadie conoce bien al Hijo sino el Padre, y ni el Padre le conoce bien nadie sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiere revelar” (Mt 11, 25-27).

Jesucristo ha fundado su Iglesia sobre el cimiento de los apóstoles y sus sucesores: el Papa y los obispos en sucesión apostólica ininterrumpida en el espacio y el tiempo, en los cuales se desarrolla la evangelización de los pueblos.

Nadie da lo que no tiene, por esto para evangelizar se necesita ser evangelizado primero. Santo Domingo de Guzmán, fundador de los Padres Predicadores Dominicos de la orden que él fundó en su tiempo, siglo 13, les inculcó: Contemplata, aliis tradere, que quiere decir, lo que se contempla se debe trasmitir a los
demás.

Lo mismo debemos decir de la Iglesia universal vigente en todas y cada una de las diócesis del mundo entero. Las iglesias deben tener muy viva la conciencia y el compromiso constantes para llevar a cabo la gran misión que el Señor nos ha confiado, para evangelizar, mostrando el Reino de Dios a todos los pueblos del planeta.

CONCLUSIÓN
Todos los bautizados y confirmados, limpios de nuestros pecados por el Sacramento de la Reconciliación y alimentados con la palabra divina y con el sacramento de la eucaristía, estamos llamados, según la propia vocación y estado de vida, para ser evangelizadores y heraldos infatigables y gozosos del Reino de Dios.

Debemos empezar con nuestras familias, en los ambientes de la sociedad y del mundo. Participando en la formación y educación cristianas; en las dimensiones del trabajo, la cultura, la política y la economía, las artes y en el desarrollo de los medios de comunicación social.

Sobre todo en las situaciones dolorosas de violencias, insatisfacciones, odios, luchas fratricidas y divisiones, en las que debemos anunciar con palabras, obras y testimonio comprometido y coherente, el evangelio del Reino dentro y fuera de la Iglesia.

También en la misión entre los mismos cristianos y en las avanzadas de esta evangelización hacia los hermanos que aún no conocen a Cristo.

Hagamos nuestro el mandato de Jesús, ahora y para el futuro: “Jesús se acercó a sus discípulos y les habló así: Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan pues y hagan discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles todo lo que yo les he mandado y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28, 18-20). Con María la Estrella de la Evangelización.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad