Tuesday 06 de December de 2016

Durango, esplendorosa; Zacatecas, ruinosa 

Francisco Javier Acuña      10 Dec 2013 22:30:05

A- A A+

Compartir:
Los viajeros ilustrados y los compatriotas -no infectados de un regionalismo hueco y pedestre- son sensatos y por encima de amar el terruño en que nacieron o vivan no se ofuscan al reconocer que son realmente muy pocas las urbes y pueblos bellos (en el sentido estético, esa mágica conjunción de naturaleza y arquitectura o fisonomía topográfica y contornos del sitio) que existen en México.

Hablamos de esos aspectos que son los que hacen que un lugar habitado (centro urbano) sea grato y memorable y a la luz de los criterios de la UNESCO.

No todos deben ser enclaves históricos, pero lo cierto es que las manchas urbanas en el mundo son cada vez más parecidas y, en el caso de México, casi idénticas. La arquitectura global de los suburbios que rodean urbes medianas y grandes es exactamente una copia, un paisaje “kitsch” que combina edificaciones de todo tipo y forma, agolpadas por espectaculares de toda gama de productos, servicios y placeres, basura, postes y cables, azoteas muladar, antenas, tambos y tinacos, metal de reuso y sobre las paredes y los portones de fincas, viviendas y negocios, grafiti.

Hasta antes de lo que está ocurriendo con Zacatecas, esa terrible marcha al ocaso consentida por la UNESCO, el INAH y hasta el Icomos en la voz de su incompetente titular la arquitecta Orive Bellinger, teníamos o concebíamos “lugares comunes” sobre la geografía y las ciudades y poblados singulares por sus atributos materiales (visibles).

Del centro al sur se encontraban (y eso prevalece en muy buena proporción…) los ejemplos aún en muy reducidas proporciones de cascos antiguos magníficos como los de la gran Ciudad de México (los barrios de San Ángel y Coyoacán); Puebla, Pachuca (casi nada), Toluca (muy retocado su núcleo), Oaxaca, San Cristóbal de las Casas (Chiapas), Taxco (Guerrero), Tlacotalpan, Córdoba, Orizaba y algo de Jalapa y un cachito del Puerto de Veracruz, Mérida y Campeche.

Del centro occidente Morelia impactante; de Guadalajara queda un fragmento en torno a la Catedral, el Teatro Degollado y el Hospicio Cabañas, el resto lo destruyeron para hacer unas fincas modernistas para alojar ahí a toda la burocracia. Guadalajara fue la más coqueta de las ciudades del México colonial.

Del centro al norte: Tlaxcala, razonablemente conservada; a San Luis Potosí le pasó algo igual que a Guadalajara, entre unos hermosos palacios y bellísimos templos se alzan, insolentes, unos edificios de cristal que arruinan el conjunto; en cambio es una joya aún Real de Catorce.

De no haber sido así, San Luis habría terminado como Chihuahua, absolutamente vapuleada y expoliada. Su bella catedral se enfrenta a las más aberrantes construcciones modernistas, muchas de esas en forma de rascacielos, que al igual que los de San Luís Potosí, deberían derribarse para poner en su lugar fincas que cumplan con las alturas y las proporciones y la gama de los colores. Así comenzó a perderse Chihuahua, que es el peor caso. Su casco antiguo es un cementerio vertical de concreto y cristal.

Se salva un pedacito de Pachuca (y especialmente Real del Monte rescatado por Jesús Murillo Karam cuando fue gobernador de Hidalgo); de Guanajuato la capital, Guanajuato, que es genial y San Miguel “El grande”, hoy de Allende.

Resulta increíble que la cercana y a la vez distante Durango, capital del estado del mismo nombre iba a expresar tanta belleza gracias a un plan de rescate que prosigue desde hace unos siete años y que ha uniformizado para orgullo de propios y fuereños, los muy contados, pero muy bellos edificios ancestrales.

Qué pena sentir envidia por esa sensibilidad aplicada allá, en un sitio en el que lo mejor, en términos de fábrica arquitectónica, es muy modesto si se compara con lo nuestro. Pero allá todo en conjunto se torna armonioso y acá pasa justo lo contrario.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.49
Venta 20.99
€uro
Compra 22.11
Venta 22.61

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad