Thursday 08 de December de 2016

Educación: ¿dónde estamos?

Ricardo Gómez Moreno      22 Oct 2013 20:10:05

A- A A+

Compartir:
El embrollo de la educación pública en México no es reciente. Simplemente sucede que ahora alcanza un elevado grado de crisis.

Todo comenzó durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando también mediante reformas se quitó a la enseñanza la “carga nacionalista” y comenzó la “desideologización” de los contenidos.

Más técnica, mayor enfoque hacia el mercado, vinculación total a la empresa, fue la tendencia del neoliberalismo que crecía.

El contubernio del gobierno federal con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se fortaleció con la llegada de Elba Esther Gordillo y totalmente politizado y controlado el sistema educativo, la enseñanza pública se fue a pique.

Al mismo tiempo comenzó el auge de la privatización. Las escuelas “patito” brotaron por todas partes, casi sin control, desde kínder hasta universidades.

En el decenio de los 90 la crisis ya era palpable. Excepcionalmente la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional y algunas pocas instituciones particulares se mantuvieron al margen del desastre.

Sin embargo, aun con su vulnerabilidad, la escuela pública sigue dando grandes resultados.

Hoy destaca el caso de Paloma Marlene Noyola, quien tuvo calificaciones de 10 a lo largo de toda la primaria y en la prueba Enlace obtuvo 921 puntos en matemáticas, la mayor calificación en el país, y 800 puntos en español, tercer lugar nacional.

En primero de secundaria Paloma mantiene los dieces, pero la alcaldía de Matamoros, Tamaulipas, le quitó una beca mensual de 500 pesos, que sólo le dio durante cuatro meses.

Para llegar a su escuela, a siete kilómetros de distancia de su casa, aledaña a un tiradero de basura, donde la familia pepena para mantenerse, la niña camina dos kilómetros de terracería y luego aborda un microbús.

Las penurias de la familia son muchas, como las de más de 50 millones de mexicanos. ¿Cómo logró Paloma tales méritos escolares?.

Su maestro, Sergio Juárez Correa, aprendió en Internet técnicas pedagógicas, entre ellas las de Sugata Mitra (profesor de tecnología educativa en la Universidad de Newcastle, Reino Unido) y, hastiado del programa oficial, emprendió por su cuenta una revolución, con más resultados semejantes a los de Paloma.

Mentores como Sergio hay muchos y niños como Paloma abundan. Para que todos brillen debe estallar en México una verdadera transformación educativa, no “reformas” con enfoques políticos o económicos exclusivamente.

El maestro Juárez Correa y sus alumnos son el centro de un reportaje publicado en la revista virtual WiRed Magazine, bajo el título “Cómo un nuevo radical método de enseñanza podría desencadenar una generación de genios”.

El problema no son los maestros, ni los alumnos, sino el sistema educativo imperante; eso es lo que debe cambiarse.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad