Friday 09 de December de 2016

El bautismo de Jesús y nuestro bautismo de cristianos

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      11 Jan 2014 21:30:05

A- A A+

Compartir:
Cuando Jesús fue bautizado se abrieron los cielos y el Espíritu Santo descendió en forma de paloma. (Cortesía)
Cuando Jesús fue bautizado se abrieron los cielos y el Espíritu Santo descendió en forma de paloma. (Cortesía)
INTRODUCCIÓN
Con este domingo, en el cual celebramos el misterio del bautismo de Jesús, comienza el Tiempo Ordinario de nuestra liturgia católica dentro del Ciclo A.

Las vestiduras sacerdotales para las celebraciones eucarísticas son de color verde, signo de la esperanza con la cual nuestra madre la Iglesia nos conduce a través de la vida ordinaria de todos los días, invitándonos a realizarla de manera extraordinaria, con el fin de intensificar cada día nuestra presencia en la tierra, siendo cristianos auténticos en la verdad, la justicia y el amor a Dios y a nuestros prójimos.

Arrancamos pues este tiempo de gracia después de haber vivido con fe renovada el tiempo de Navidad y de la epifanía, haciéndonos ver que Jesús ha nacido y se nos ha manifestado, para crecer cada día en su imitación y seguimiento.

En este sentido la fiesta del bautismo de Cristo nos lleva a descubrir el valor institucional de nuestro bautismo por el cual Dios nos llama a configurarnos con su Hijo hecho hombre para nuestra salvación y liberación de todo aquello que nos separe de la voluntad divina, en orden a nuestra santificación en este mundo, abriéndonos por la gracia de nuestro bautismo al don de la vida temporal y celeste.

EL BAUTISMO DE JESUCRISTO
El texto evangélico de San Mateo nos relata el bautismo de Jesús en las aguas del río Jordán.

San Juan Bautista ya lo había anunciado, preparando al pueblo con el llamado al arrepentimiento y recibiendo, en señal de penitencia y purificación, un bautismo con agua.

Cuando Cristo llegó a donde estaba Juan para ser bautizado, éste se negaba a bautizarlo, diciendo:
“Yo soy el que debe ser bautizado por ti ¿y tú vienes para que yo te bautice? Jesús le respondió: Haz ahora lo que te digo, porque es necesario que así cumplamos todo lo que Dios quiere. Entonces Juan accedió a bautizarlo”.

En este relato, se añade que cuando Cristo recibió el bautismo de Juan, a pesar de que él no tenía pecado del cual vino a liberar a los hombres con su encarnación, se abrieron los cielos y el Espíritu Santo descendió en forma de paloma sobre Cristo y entonces se oyó una voz que decía desde el cielo: “Este es mi hijo muy amado, en quien tengo mis complacencias”.

A partir de esta narración como revelación divina y trascendente, podemos sintetizar las enseñanzas que brotan del Bautismo de Cristo:

A) Ante todo es una “consagración” de Jesús para cumplir con la voluntad salvífica del Padre, que lo dedicó totalmente con su alma, cuerpo y divinidad del Hijo de Dios y realizar el plan liberador para la salvación de los hombres y del cosmos, asociado a la suerte del hombre.

B) Jesucristo aceptó como Dios consagrarse para salvar a lo hombres del pecado y consagrarlos al cumplimiento de la voluntad divina y también como hombre perfecto poniendo en ejercicio su inteligencia y voluntad humana libre para colaborar en el cumplimiento del designio divino y de esta manera, restaurar y reparar la naturaleza de los hombres dañada por el pecado, y hacerlos gratos a los ojos del Padre.


C) Esta consagración bautismal de Jesús, se completa con el sello y la acción del Espíritu Santo para llenarlo de gracia y guiarlo en el cumplimiento de su misión salvadora con la plenitud del amor, que es la razón última y fundamental de la encarnación del Hijo de Dios.

Según lo dicho, la consagración bautismal de Cristo es eminentemente trinitaria: es paterna, es filial y espiritual.

NUESTRO BAUTISMO SACRAMENTAL BROTA DE LA CONSAGRACIÓN BAUTISMAL DEL SEÑOR
Es ante todo una participación consecratoria del bautismo de Jesús, nuestro Salvador y Redentor. Es bautismo trinitario como el de Cristo y por eso somos bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Por nuestro bautismo somos consagrados para ser en, con y por Cristo, hijos adoptivos del Padre, hermanos de Jesús nuestro primogénito y somos también constituidos en templos vivos del Espíritu Santo.

El bautismo con su consagración nos sella con signo indeleble para estar unidos a nuestra cabeza que es Cristo, y ser miembros vivos del cuerpo místico de la Iglesia, como el Cristo total y trinitario.

Con Cristo profeta anunciamos las maravillas del Señor expresadas en el evangelio como la buena nueva del reino de Dios.

Nos consagramos para ser santos como el Padre celestial es santo y perfecto, en su presencia por el amor y la elección que ha hecho de nosotros por Cristo y en el Espíritu Santo.

POR NUESTRO BAUTISMO DEBEMOS SER EN LA IGLESIA Y EN EL MUNDO TESTIGOS DEL AMOR TRINITARIO DE DIOS
El bautismo nos capacita y nos compromete desde esta tierra y para siempre, para ser los profetas y discípulos misioneros del evangelio de Jesucristo. Somos santificados con la gracia que se nos confiere para ser pueblo sacerdotal y proclamar con nuestros pensamientos, palabras y obras las maravillas del Señor y por último somos pastores con Cristo Pastor para ser guiados y guiar en la historia y en el mundo a todos los hermanos llamados a la fe, a la esperanza y al amor.

CONCLUSIóN
¡Hermanos, reconozcamos la gracia y el ser de nuestro bautismo y nunca reneguemos de nuestra filiación divina, ni de nuestra fraternidad eclesial con el Hijo divino encarnado y llenos de los dones, gracias y carismas del Espíritu Santo, seamos los testigos del amor divino con nuestras obras que Dios nos preparó desde toda la eternidad para que nos ejercitáramos con ellas para la adoración, la alabanza y la gloria de nuestro Dios, Uno y Trino!...




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Al tiempo
Retrocracia
Sale el primer trailer de Spider-Man: Homecoming
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.45
Venta 20.95
€uro
Compra 21.57
Venta 22.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad