Thursday 08 de December de 2016

El Caballito de la discordia

Alvaro Octavio Lara Huerta      26 Sep 2013 01:00:04

A- A A+

Compartir:
Acusan que la intervención que se le hizo a la escultura podrá dejar “daños irreversibles”.
Acusan que la intervención que se le hizo a la escultura podrá dejar “daños irreversibles”.
La semana pasada en una muestra de apropiación del espacio y defensa del patrimonio, la sociedad civil señaló e hizo suspender los trabajos de “restauración” de los que era objeto la escultura ecuestre del rey Carlos IV, conocida popularmente como El Caballito, ubicada enfrente del Museo Nacional de Arte en la Ciudad de México.

Uno de los monumentos representativos del gran maestro Manuel Tolsá, con más de 200 años de existencia deja al descubierto la nula coordinación entre autoridades, el poco conocimiento de los procesos de conservación y, lo más grave, la fragilidad y vulnerabilidad de nuestro patrimonio.

El Fideicomiso Centro Histórico de la Ciudad de México, basado en un diagnóstico realizado a todas las obras artísticas en espacios públicos, determinó la urgente necesidad de dar mantenimiento a la escultura, contratando a la empresa Marina, Restauración de Monumentos como la responsable del proceso.

El día 19 de septiembre se iniciaron los trabajos que no duraron más de tres días, pues el señalamiento de académicos, historiadores y ciudadanos comprometidos con el patrimonio advirtieron sobre posibles daños al monumento. Desde este momento quedaron expuestas todas las instituciones encargadas de la preservación del Centro Histórico.

El INAH negó haber otorgado el permiso para la intervención y en una declaración oficial plantea “posibles daños irreversibles” a lo que la autoridad del Centro Histórico reconoció la falta de vinculación institucional y de cuidado en el proceso usado sin indicar ningún responsable.

Las fotografías y mensajes virtuales comenzaron a esparcirse y ante la presión en redes sociales de la ciudadanía es que se logró frenar lo que puede convertirse en una pérdida irreparable. La necesidad que las decisiones estén consensuadas con especialistas y sociedad civil se vuelve más urgente y necesaria, pues de nueva cuenta se confirma la falta de conocimiento en el tema de quienes debieran ser expertos.

Destacable y digno de todo el reconocimiento la labor emprendida por Elizabeth Herrera, Guillermo Tovar y de Teresa y los centenares de ciudadanos que condenaron esta acción. La verdad es que en las fotografías que se han publicado es evidente la pérdida de patina y la coloración que reafirmaba sus 210 años de edad y que de ninguna manera se puede volver a recuperar.

La terrible experiencia de este suceso vuelve a ser la necesidad de una sociedad interesada por los asuntos públicos, en este caso culturales, pues todos somos responsables de la cultura. En medida en que la ciudadanía protagonice la toma de decisiones y la proyección del desarrollo de la vida pública podremos estar orgullosos de haber abonado a la construcción de una democracia cultural. El patrimonio es sinónimo de corresponsabilidad entre autoridades, académicos, especialistas y los habitantes.

*Director de la Casa Municipal de cultura
Twitter: @mantramexicano





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challenge’
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Peña: México, motor de crecimiento de AL
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
El eterno viajero
Asesinó a su esposa en la calle; lo dejan en libertad
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.35
Venta 20.85
€uro
Compra 21.60
Venta 22.1

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad