Monday 05 de December de 2016

El dueño de la vid y los viñadores homicidas

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      4 Oct 2014 23:00:05

A- A A+

Compartir:
La parábola recuerda cómo Jesús fue rechazado y crucificado.  (Cortesía)
La parábola recuerda cómo Jesús fue rechazado y crucificado. (Cortesía)
INTRODUCCIÓN
En los dos domingos anteriores y en el presente, estamos conociendo más a fondo el misterio del reino de Dios.

Este conocimiento se ha venido dando a través de tres parábolas cuyo tema se explicita.

En efecto, las dos primeras parábolas sobre este tema han sido: El dueño de un viñedo que contrata a diversos trabajadores; a diversas horas y con la misma paga de un denario y el domingo pasado el dueño de una viña que ordena a dos hijos suyos para que vayan a trabajar en su propiedad; uno quiso ir luego, pero no fue. El otro no quiso ir, pero arrepentido sí fue.

En este domingo se cierra la trilogía de parábolas que nos trasmite San Mateo, precisamente con la del dueño de la vid y los viñadores homicidas. Atentos a la palabra de Dios en este domingo 27 del tiempo ordinario, saquemos frutos de vida cristiana que sean la prueba de nuestra respuesta personal y comunitaria al llamado que Dios nos hace para pertenecer cada vez más y más a su reino, presente en su Iglesia a través de las diversas etapas de la historia sagrada, en la cual, cada uno de nosotros con nuestras familias y comunidades, podamos responder a esta llamado y seamos heraldos de la vocación que recibimos del Padre eterno por Cristo y con el amor del Espíritu Santo.

EL DUEÑO DE LA VID Y LOS VIÑADORES HOMICIDAS
El evangelio de nuestra eucaristía de hoy está íntimamente conectado con la primera lectura tomada del profeta Isaías en el capítulo quinto, en el cual este profeta nos trasmite su himno dedicado a la casa del Señor y que es su viña predilecta.

El texto dice: “Voy a cantar, en nombre de mi amado, una canción a su viña” y la enseñanza de esta canción o himno, describe el amor que Dios ha tenido para con el pueblo de Israel del cual, esperaba buenas uvas pero le dio “uvas agraces” por sus malas acciones de infidelidad y por no corresponder a su llamado de amor, conociendo la revelación de su plan para este pueblo y por medio de él, para todos los
pueblos de la tierra, y así, pudiera cumplirse su voluntad salvadora y benéfica.

La parábola que nos narra este día San Mateo nos dice cómo Jesús dijo a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo esta parábola:

Un propietario plantó un viñedo, lo rodeó con un cerca, cavó un lagar en él, construyó una torre para el vigilante y luego lo alquiló a unos viñadores y se fue de viaje.

Cuando llegó el tiempo de la vendimia, envió a sus criados para pedir su parte de los frutos a los viñadores; pero éstos se apoderaron de los criados, golpearon a uno, mataron a otro y a otro más lo apedrearon.

El dueño de la viña no se desanimó, volvió a mandar a otros criados y con estos otros, sucedió lo mismo que a los primeros.

Por último, les mandó a su propio hijo, pensando que a él sí lo respetarían, pero desgraciadamente no fue así, porque se echaron encima de él, lo maltrataron, lo sacaron del viñedo... y lo mataron.

Este relato que nos ofrece esta parábola nos quiere decir en la enseñanza de Jesús que el propietario de la viña es Dios.

Los siervos enviados para pedir los frutos son los profetas que en diversos tiempos y ocasiones enviados por el Señor fueron rechazados, golpeados y algunos asesinados.

Los viñadores representan al pueblo de Israel como en el canto de Isaías. Y por último, el hijo amado del Padre, Jesucristo, fue odiado, rechazado y criminalmente puesto en la cruz para sacrificarlo y en donde murió pidiendo perdón para sus enemigos y por todos los hombres, especialmente los alejados de Dios y su reino.

¿DE QUÉ MANERA NOS ATAÑE Y NOS COMPROMETE ESTA PARÁBOLA EN NUESTRA ACTUAL
GENERACION Y SU POLICULTURA?

Estamos viviendo en un mundo que presenta como siempre, luces y sombras.

Con el avance de las ciencias humanas, que han hecho verdaderas maravillas en todos los campos del saber, la cultura y la vida humana, ordenados a procurar el bienestar de los hombres en muchos aspectos y dimensiones de la vida personal y comunitaria, al mismo tiempo constatamos desequilibrios en las relaciones entre naciones y en la promoción del bien común.

Después de los horrores de las guerras mundiales del siglo pasado, ahora también sufrimos luchas incesantes: inseguridad social; crímenes que se ejecutan con crueldad y violencia física, espiritual y con una moral en el comportamiento humano que deja muchas inquietudes e insatisfacciones.

En estos últimos días, por ejemplo, nos hemos dado cuenta de manifestaciones de violencias, asesinatos y manifestaciones masivas en algunos estados de nuestra República Mexicana.

Las noticias de los medios de comunicación nos ponen en un estado de preocupación, porque nos hacen saber al momento los hechos delictivos que destruyen la paz y el bienestar sociales.

Cristo nos llama una vez más, ahora en nuestro presente y frente al futuro, para que trabajemos en su viña que es la Iglesia que él fundó y a la cual asiste con solicitud amorosa de entrega y servicio.

Él no quiere en la viña de la Iglesia y en el mundo, en el cual se desarrolla la llegada del reino de Dios, que vivamos en la impiedad, en una existencia sin Dios, como los viñadores homicidas de la parábola que actuaron sin temer las consecuencias de su mal comportamiento.

Hermanos: Dios espera frutos de cada uno de nosotros. La gracia de su elección con nosotros es un don y una misión, que si no la llevamos a cabo será encomendada a otros que sí den fruto.

En este mes celebraremos el Domingo Mundial de las Misiones y nuestro Papa Francisco nos pide que esta jornada despierte en cada cristiano la pasión y el celo por llevar el evangelio de la paz y la fraternidad a todo el mundo.

¡Que no desmayemos en nuestro empeño y de esta manera recibamos de Dios el beneplácito de su amor y su misericordia!




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
Partidos gastaron en zumba y menudo
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Antipática
El PED me llena de felicidad: Brandon Díaz
Algo más de PLANEA 2016
Los colonizadores también lloran
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.61
Venta 21.11
€uro
Compra 22.08
Venta 22.58

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad