Saturday 10 de December de 2016

El husmeo de EU 

Édgar Félix      4 Nov 2013 21:10:07

A- A A+

Compartir:
El espionaje es una añadidura del poder. Es una forma aceptada del poder, porque quien espía obtiene información de la otra parte o su contraparte, para propósitos lícitos o ilícitos. Si no, no tuviera sentido la creación del Cisen en México, ni de los departamentos de inteligencia de la Defensa, de las áreas especiales de consulados y embajadas. Detectarlo, hacerse invisible o fomentar el contraespionaje es la parte que todo gobierno debe implementar, si está interesado que otro gobierno no se meta en sus asuntos como ocurre en todo el mundo.

Esa victimización del gobierno mexicano por el espionaje estadounidense huele a rancia y demagogia. Desde que Estados Unidos existe como Estado espía a sus países vecinos. México es observado desde hace muchísimos años, desde Santana, Benito Juárez y Porfirio Díaz, quienes fueron manipulados por embajadores y espías estadounidenses como Henry Lane Wilson, quien representa el exceso cuando tomó posesión como Presidente de México a Victoriano Huerta; o bien, recientemente las cartas enviadas por el embajador estadounidense, en México, Carlos Pascual a su país las cuales daban información importante de la situación del narcotráfico en México.

Entonces ¿por qué la indignación del gobierno mexicano frente al espionaje histórico de Estados Unidos en nuestro país? Por una razón: por ocultar su incapacidad de aplicar estrategias de contraespionaje, debido a la corrupción de muchísimos funcionarios que venden información de suma importancia del país a Estados Unidos y otros países. Incluidos diputados, senadores, gobernadores, alcaldes, etcétera.

México tiene una crisis institucional y de Estado muy grave. Lo vemos en las últimas noticias sobre inseguridad y violencia que viven varias entidades de la República, o la constante incidencia de empresas estadounidenses y canadienses en decisiones de Estado. Es decir, el espionaje o inteligencia está funcionando a los grandes corporativos y Estados fuertes como nuestros vecinos del norte.

¿En qué les ha beneficiado el espionaje de Estados Unidos? esa es la pregunta que debería hacerse el gobierno mexicano. En mucho, por supuesto, por ejemplo el expandirse mediante sus empresas en el país, en la incidencia en estrategias del gobierno como son las mineras canadienses que están acabando con vetas enormes de oro y plata mientras el gobierno federal y los estatales se hacen de la vista gorda.

México está convertido en un libro abierto al espionaje de países más poderosos y de supra corporativos que se aprovechan de las “debilidades” del gobierno mexicano para explotar sus riquezas naturales. Diariamente somos víctimas de ese espionaje que se convierte en jugosos dividendos para la clase política y económica de EU.

En lugar de quejarse, el gobierno mexicano debería responder con una estrategia de contraespionaje efectivo, pero por ahora esa es una utopía por la enorme corrupción del sistema mexicano y que se alimenta de vender información privilegiada. Acabar con ese espionaje, entonces, es acabar con el negocio de la clase política mexicana.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere mujer después de fuerte accidente en motocicleta
Fallece el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa
Los hermanitos Mandujano no tienen juguetes 
Asegura Policía Federal camioneta con Droga 
Promotores de 65 y Más cobraban las pensiones
Balean taller mecánico en la Lázaro Cárdenas
Hallan cadáver cerca de Trancoso
Tevez, ¿juega su último clásico ante River?
Asesinan a periodista de Chihuahua afuera de su casa
Obligan a presunto ladrón a caminar desnudo por mercado de Aguascalientes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad