Monday 23 de January de 2017

El latigazo

Redacción      18 Jun 2015 00:06:38

A- A A+

Compartir:
Lo que sucede en Fresnillo con los bares y restaurantes de la calle Huicot no es sino el resultado de la mala planeación urbana: los negocios se mezclan con las casas habitación y luego los vecinos se quejan de ruidos y escándalos. Pero también, la ciudad necesita de esos negocios y quienes los instalaron tienen derechos.

Una solución justa para todos parece imposible a estas alturas. No hay más que recurrir a la comprensión y a la tolerancia.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad