Monday 05 de December de 2016

El neoliberalismo está en deuda con Zacatecas, la Revolución se murió sin pagarnos

J. Luis Medina Lizalde      13 Apr 2014 20:10:05

A- A A+

Compartir:
Si no se alteran los planes, hoy el presidente Enrique Peña Nieto hará una “visita de doctor”a Zacatecas para inaugurar el corto tramo de autopista que une a Jerez con Tepetongo; el rezago en la modernización carretera de nuestra entidad hará posible que tal acontecimiento se utilice para resaltar el “compromiso” presidencial con el estado, pero tal aseveración se viene abajo a los ojos de quienes se trasladan a estados que, como Aguascalientes, lucen los frutos de una superior atención federal.

En su reciente visita a nuestra entidad, la secretaria de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, lejos de lo que se pudiera esperar de quien tiene como tarea el impulso de la capacidad de atracción a los espacios con vocación turística como Zacatecas, tuvo como punto relevante de su agenda pública la entrega de cobertores a personas humildes ante la mirada satisfecha del gobernador y el presidente municipal de Guadalupe; probablemente se gastó más en atenderla que lo que costaron las cobijas.

Superior significado tendría la visita presidencial de hoy si Peña Nieto inaugurara una gran presa en Jiménez del Teul financiada por la Federación, cuyos estudios de factibilidad están concluidos y que permitiría resolver, mediante las redes consiguientes, el problema de abastecimiento de agua para el uso doméstico, industrial y agrícola de la zona de mayor densidad poblacional de la entidad, una inversión pública a tiempo de evitar convertirnos en clientela cautiva de inversionistas chinos o de otros lados.

visión que no ayuda
Un escollo a superar es la incomprensión que muestran nuestros gobernadores respecto al papel de la inversión pública en la conformación de la infra-estructura nacional, seducidos como están de la visión privatizadora, no asimilan el hecho de que la inversión privada se hace presente ahí en donde las redes eléctricas, caminos, sistemas de microondas, redes de fibra óptica, telefonía, carreteras, obra hidráulica y demás modalidades infraestructurales son introducidas por el estado.

Amalia García tampoco se liberó del embrujo neoliberal. Renunció a la posibilidad de que Zacatecas tuviera gasoducto mediante inversión pública como Aguascalientes y otros estados a pesar de que la propia Georgina Kessel, en ese momento secretaria de Energía, sugirió en público la pertinencia de que tal obra se incluyera en el plan nacional de infraestructura.

Miguel Alonso consiguió lo que Amalia intentó mediante el infalible atractivo de meterle dinero público al privado y apostando a la concesión de un sistema conductor de gas destinado a un reducido padrón de usuarios, entre los que sobresale la cervecera, ahora de capital europeo.

El día en que los invernaderos cuenten con gas natural y que las pequeñas y medianas empresas, inclusive que los hogares dispongan del mismo, estaremos ante un avance digno de celebrar. Zacatecas no pesa en el ánimo federal desde hace rato.


En el periodo de crecimiento económico sostenido, se convirtió en lugar común reiterado en cada visita presidencial el dicho de que “La Revolución Mexicana está en deuda con Zacatecas”, así lo dijo en vibrante oratoria el primer presidente de la República salido del grupo Atlacomulco, Adolfo López Mateos, cuando presidió el cincuentenario de la Toma de Zacatecas que nos hizo presenciar un masivo simulacro de la famosa batalla en el tiempo en que vivían entre nosotros muchos participantes y testigos presenciales que tanto emocionaron nuestra niñez con sus intensos relatos; finalmente, murió la Revolución Mexicana sin pagar su deuda con Zacatecas.

El estilo gerencial de gobernar
Peña Nieto es el sexto presidente de la República que no reconoce en la Revolución Mexicana fuente de legitimidad histórica, pertenece a la era de la integración subordinada al exterior, a la “preponderancia” de lo privado sobre lo social y sobre lo público, al tiempo del menor estado posible.

Su credo es conocido como “neoliberalismo”, una actualización retórica del discurso presidencial al respecto lo llevaría a exclamar “el neoliberalismo está en deuda con Zacatecas”, pero todo indica que ni a eso podemos aspirar, pues la obtusa ideología de los actuales gobernantes supone que su papel es meramente “facilitador” y que lo demás es tarea de “la iniciativa privada”, desconociendo las facultades que la Constitución les otorga y que rebasan con mucho a las que necesitan los “facilitadores”.

Por “angas o por mangas” Zacatecas no es tratado con justicia por la Federación, hasta en el financiamiento federal de los festivales culturales salta a la vista la discriminación (El Cervantino, para no ir tan lejos).

Sin el empuje decisivo, no a cuenta gotas como ahora, de la inversión pública federal, hagamos lo que hagamos, Zacatecas no dará el estirón. Y al que no habla Dios no lo oye. Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Rebecca de Alba estuvo embarazada de Ricky Martin
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Partidos gastaron en zumba y menudo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.56
Venta 21.06
€uro
Compra 22.15
Venta 22.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad