Sunday 26 de February de 2017

El origen de la feria del Pueblo Mágico

Javier Torres Valdez      24 Feb 2014 22:20:06

A- A A+

Compartir:
El origen de las fiestas de Jerez se pierde en la noche de los tiempos (frase muy trillada de aquellos que pretenden ser elegantes en alguna descripción escrita), pero de lo que sí existe la seguridad es que es uno de los festejos más antiguos de la República. Aunque sus orígenes se remontan a una fiesta religiosa, poco a poco fue cambiando y para que bien se dieran cuenta que a los jerezanos no les faltaban pretextos para estar alegres, decidieron por estas fechas celebrar la llegada de la primavera.

Los hacendados, mayordomos y peones sabían que luego del invierno, quedaban solo unos cuantos días para ir preparando las tierras para los nuevos cultivos, independientemente que las llamadas “aguanieves”, que con regularidad caían en el mes de enero, renovaban el pasto y permitían desentenderse un poco de las reses.

Pero antes de iniciar con las duras faenas, unos y otros de conformidad con sus recursos aprovechaban unos días de descanso para celebrar con entusiasmo la semana de feria.

Los jinetes que iniciaron la tradición de salir a caballo el Sábado de Gloria, con el fin de tronar los judas, eran principalmente los hacendados, quienes en pencos, cuidados con esmero, recorrían las callejuelas empedradas de la villa, luciendo sus trajes, sillas y bestias.

Las mozas aprovechaban sus salidas a la iglesia, para dar una vuelta por el jardín y de paso darse a ver por los hacendados o los hijos de aquellos dueños de la tierra.

Mientras que aquellos seres afortunados de amplias posibilidades económicas vaciaban botellas de cogñac importado, sus peones o empleados de confianza se tenían que conformar con los cuernitos de mezcal, de las rudimentarias destilerías que se ubicaban a las orillas del río Grande, donde hoy se encuentra el templo parroquial de la colonia San Francisco (escuchado lo anterior a Manuelito Valdez).

Los peones se sentían afortunados cuando sus patrones les regalaban alguna botella de coñac vacía, pues por aquellas lejanas fechas era difícil conseguir un recipiente que se pudiera volver a llenar, aunque fuera de mezcal.

Al paso de los años, al recorrido del Sábado de Gloria se fueron incorporando los caballerangos de aquellos señorones y poco a poco se integraron a la cabalgata todos los que tuvieran caballo.

Todavía hace cincuenta años, los jinetes charros impedían que participaran en la cabalgata caballos flacos, mulas o burros, pues aquellos que no tenían un cuadrúpedo que luciera se empeñaban en integrarse a la cabalgata, dando margen que aquellos con buenos caballos, se los echaran encima para derribarlos y hacerlos desistir de su participación.


Era obligatorio que todas las cantinas de la ciudad, tronaran sus judas a las 11 de la mañana.

Los cantineros concursaban por un premio que daba el Patronato de la Feria, para el judas mejor elaborado, siempre y cuando no se utilizaran máscaras de hule, pues todo tenía que ser de papel y cartón.

La Madre Chona, Simplicio, Calayo, “catarrines” del pueblo, fueron caracterizado más de una vez, aunque en los últimos tiempos, se ha dado preferencia a los políticos Salinas de Gortari, Fox, El Peje y algunos locales de los cuales es mejor ni acordarse.

Los propietarios de cantinas que mejores “judas” presentaron fueron Bonifacio Colmenero, Enrique Acevedo y Felipe Ceballos, todos ellos fallecidos, sin embargo aún existen en el recuerdo de muchos jerezanos.

Ahora no hay concurso de judas, pues siempre surge la disculpa de: “No hay presupuesto”.

Así desapareció la carrera de motos y muchos eventos. Ahora existe la esperanza de que eventos que atraían a miles de visitantes vuelvan a resurgir con el apoyo de la Secretaría de Turismo y el Gobierno del Estado.

Y así como en Aguascalientes se legisló para apoyar la feria y darle continuidad, aquí en Jerez, hace falta los mismo, pero es necesaria la voluntad de las autoridades para convocar a la ciudadanía para presentar una iniciativa de ley para conservar las verdaderas y añejas tradiciones de la feria y no tener que andar reinventándola, cada tres años.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Mineros cae ante Dorados y pierde el liderato
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.90
Venta 20.4
€uro
Compra 21.03
Venta 21.53

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad