Saturday 03 de December de 2016

El otoño mexicano

Édgar Félix      17 Sep 2013 02:57:20

A- A A+

Compartir:
El líder de la izquierda mexicana, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, tiene razón: el desalojo de los maestros de la CNTE del Zócalo de la ciudad de México se debió a negociaciones de líderes magisteriales ante Gobernación, por supuesto. Pero tampoco es para que las autoridades federales y del Distrito Federal tomen el tema con tanta ligereza porque puede estallarles una bomba en las manos. El país no está para esa clase de barbarismos y palizas.

Por lo que se lee en redes sociales y el ángulo con que abordaron algunos medios de comunicación el desalojo de los maestros de la plancha del Zócalo de la ciudad de México, fue una acción de autoridad ante una supuesta anarquía. Tal vez sí, pero tampoco es un mensaje de tranquilidad para millones de personas inconformes con la actual situación económica, política y de seguridad del país. El gobierno de Enrique Peña Nieto, en el fondo, adquiere una figura de gorila represor. Grave.

Tampoco ver la enorme cantidad de fotos publicadas en las redes sociales, sobre todo twitter y facebook, por miles de usuarios que estuvieron y presenciaron las brutales acciones de desalojo de la policía contra los manifestantes envían un mensaje de tranquilidad: tanquetas con bombas de agua a presión que arrasaban con decenas de manifestantes; envíos de petardos y cohetes de manifestantes contra las barricadas de policías; maestros brutalmente golpeados; policías tomándose la foto con un paisaje desolador atrás; humo de pólvora que envuelve los zipizapes; etcétera, son imágenes que nos recuerdan al despertar de la primavera árabe y los últimos acontecimientos mundiales en países represores.

Esa ola de explosiones sociales ha llegado a México, de la mano de quien sea. No se trata de saber si los maestros opositores del SNTE metidos en la CNTE tienen o no razón. Tampoco si es legítima la petición de estos profesores para evitar las evaluaciones. Las consignas por las que se luchan es lo que menos importa en esta danza de imágenes e informaciones sesgadas. Aquí sólo vemos la ley de la macana y los gases lacrimógenos y, eso, enciende muchas inconformidades que paulatinamente comienzan a despertar.

El país se quiebra en dos: los que piensan que los maestros son unos mártires de la lucha y los que aplauden las acciones del desalojo. Con sus excesos, pero algunos periodistas opinan que acabaron con los fantasmas del 2 de octubre como si se tratara de una película de ciencia ficción. No. La muerte de estudiantes fue una tragedia para la nación, para la sociedad. No podemos comparar el 68 con la CNTE actual. Hacerlos coincidir es una mirada falsa, un desvío.

En el Zócalo han quedado muchas imágenes de represión, de brutalidad, del gobierno pisando los derechos de otros. Eso es peligroso. No es el 2 de octubre ni cualquier otra insurrección del pasado. Es un plantón que ha subido de tono en un momento muy peligroso. El México bronco despierta.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Alejandro Murat pide declaración 3de3 al gabinete
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad