Thursday 08 de December de 2016

El presidente y Zacatecas

Marco Antonio Flores Zavala      21 Oct 2013 23:00:06

A- A A+

Compartir:
Billete emitido por el banco de la familia García. (Cortesía)
Billete emitido por el banco de la familia García. (Cortesía)
Otoño de 1913. El presidente de la República es el general de división Victoriano Huerta. Funge como tal desde mediados de febrero de ese año normal. Huerta era un jalisciense de 1850. Fue nacido en Colotlán. Unos lo refieren indígena huichol; otros lo citan como mestizo. Él estudió Ingeniería en el Colegio Militar.

El general Huerta era presidente, merced a que recondujo la sublevación que encabezaron los generales Manuel Mondragón y Félix Díaz. Esta revuelta fue en contra del gobierno constitucional de Francisco I.
Madero. Huerta ascendió al traicionar a Madero y trascender políticamente a esos militares de élite.

En sus acciones contó con el apoyo del embajador norteamericano y con el reconocimiento del ejército federal y del Congreso de la Unión. Para mantener la gobernabilidad del país, designó gobernadores militares interinos en las entidades que lo reconocieron.

Las sustituciones fueron conforme a los procedimientos constitucionales locales. La concertación ocurrió entre las vigentes clases políticas estatales y su gobierno.

A las entidades y regiones que negaron reconocimiento o resistieron a su autoridad, envió militares profesionales leales al gobierno.

También se apoyó en revolucionarios maderistas que admitieron su autoridad. Las autoridades estatales de Zacatecas reconocieron el ascenso presidencial de Huerta desde el inicio. La vinculación no está bajo sospecha. Las actas del Congreso, las labores de los ayuntamientos y jefaturas políticas son una referencia.

Una anécdota nos indica el nivel de confianza entre los de la vieja ciudad y el entorno del militar: la señora Úrsula Huerta de Robles y uno de sus hijos estuvieron un par de días del mes de agosto en la ciudad de Zacatecas. La hermana presidencial y el sobrino se hospedaron en el Hotel Colón. Su arribo fue en tren. Era un viaje de tránsito.

Aparente la tranquilidad que proyectan las múltiples actividades sociales cotidianas, el temor social es perceptible en el trajinar de las reuniones de los empresarios que discuten y anuncian su marcha de la entidad.Lo mínimo era ir a Aguascalientes.

Un extremo oportunista fue asentarse en el puerto de Veracruz, como lo hicieron Antonio y Genaro García, junto con sus respectivas familias. Ellos eran parte de los hombres ricos del estado. En su peculio estuvo la hacienda de San Marcos, entonces de Villa García, y acciones en el Banco de Zacatecas. Por cierto, ellos fueron descendientes de Francisco García Salinas.

Profesor universitario




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challengue’
El eterno viajero
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Vanidad en Navidad; estilo de temporada
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.29
Venta 20.79
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad