Wednesday 07 de December de 2016

Enseñan con pasión 

Alejandro Román      14 May 2014 22:48:20

A- A A+

Compartir:
  • Marco Puente motiva a sus alumnos a aprender, pese a las carencias. (Nallely de León) Marco Puente motiva a sus alumnos a aprender, pese a las carencias. (Nallely de León)
  • Jorge Martínez, docente por 28 años. (Oscar Baez) Jorge Martínez, docente por 28 años. (Oscar Baez)
Imagen de


El valor de instruir

Recorren grandes distancias para llegar a las comunidades más alejadas, todo con el objetivo de enseñar a esos niños que los miran con admiración. Ellos son los maestros comunitarios, ejemplo de perseverancia, lucha y entrega en este Día del Maestro.

El valor de instruir

El orden, la disciplina y las ganas de aprender de 11 alumnos se perciben al entrar en el salón de clases de la primaria de la comunidad El Salvador, en Noria de Ángeles, todos ellos motivados a crecer por su profesor.

Marco Antonio Puente Santos, a sus 27 años, decidió en junio de 2013 comprometerse a ser líder educativo comunitario del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe) en Zacatecas.

María Guadalupe, alumna de la primaria, dijo que las clases del profesor le gustan mucho y que en los más de cuatro años que lleva en la primaria, este es el primer profesor que no falta y que los motiva a aprender.

Orden en el aula
Cuando el profesor hizo una pregunta de matemáticas, los 11 alumnos levantaron la mano en espera de la aprobación del docente para responder; sus técnicas educativas son diversas, ya que atiende a estudiantes de cuarto a sexto grado, pero a todos los ayuda por igual.

En esta clase se coló un pequeño de segundo grado que no sabía dividir y el profesor le ayudó con un ejemplo sencillo. Mientras el profesor se enfocaba en este niño, los demás se mantuvieron en silencio y atentos a la explicación.

Nuevas técnicas
Puente Santos, originario de la comunidad La Soledad, en el mismo municipio, refirió que en la primaria tuvo un profesor los seis años, a quien recuerda con aprecio porque lo ayudó a cambiar su visión de la docencia.

Aseveró que él anhela que los conocimientos que aprenden sus alumnos les ayuden a resolver problemas de su vida cotidiana; destacó que por eso él no se apega tanto a los manuales del programa del Conafe, sino que motiva a los estudiantes a que se acerquen a las herramientas digitales, como la computadora.

Recordó que uno de los métodos pedagógicos del manual para enseñar las sumas y restas es utilizar “piedritas”, pero el profesor dijo que este método no logra desarrollar todo el potencial de los infantes, por lo que él se esforzó para que en el salón tuvieran una computadora, una de las pocas que existen en la comunidad.

Vocación de niño

Desde que estudiaba en la telesecundaria, Puente Santos definió su vocación de docente. Su meta es estudiar una licenciatura de docencia en inglés para ser un maestro federalizado y enseñar a los niños de las comunidades esta lengua extranjera.

“El dinero no es mi mayor gratificación, sino ver que los alumnos aprenden”, aseguró Marco Puente, quien se levanta a las 6:30 de la mañana y recorre en su motocicleta 15 kilómetros diarios para estar al frente de un grupo, para recibir por este servicio una compensación de cerca de 2 mil pesos al mes.
 
Amor por la vocación
Más de 28 años de servicio educativo en comunidades rurales le han permitido amar su vocación y transformar la vida de sus alumnos y el entorno social.

Jorge Martínez, egresado de la Escuela Normal Rural Matías Ramos Santos, en San Marcos, Loreto, recordó que desde el inicio de su carrera, a sus 18 años, impartió clases en la primaria Nicolás Bravo, en la comunidad Rosa María, en el municipio de Teúl de González Ortega.

Explicó que a su corta edad comprendió que “el trabajo constante es lo que hace que uno se gane el respeto de los alumnos y los padres de familia”, pues estar diario en el salón de clase a tiempo y con actividades didácticas preparadas permite trasformar la experiencia pedagógica.

Afirmó que la educación para los infantes en comunidades alejadas es una motivación para tener nuevas metas en su vida y se alegra cada vez que sabe que algún alumno se graduó de alguna carrera.

Refirió el caso de una alumna de la primaria Nicolás Bravo, en el Teúl, cuyos padres salieron de la comunidad para que su hija aprendiera música y ahora ella pertenece a la Banda Sinfónica del Estado de Zacatecas.

Amor por la comunidad
En sus años de servicio, Jorge Martínez ha estado en diferentes comunidades, en municipios como Villa de Cos y Ojocaliente; en este último tiene 12 años instruyendo en la primaria Cristóbal Colón, en Nuevo Mundo.

“He visto cómo crece y se transforma la comunidad, ahora tienen una telesecundaria, ya cuentan con drenaje y me da gusto ser parte de un equipo de docentes que ayudemos a que las cosas mejoren”, aseguró.

Pese a que tiene los puntos escalafonarios para estar en una escuela pública urbana, prefiere las comunidades, pues “aquí aún hay respeto por el profesor y por la enseñanza que imparte”.

Recordó que el verdadero espíritu de un profesor rural es ser consejero, amigo y un promotor de los cambios sociales.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
América ya se encuentra en Japón
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad