Monday 05 de December de 2016

Entre amigos se trabaja mejor

Raúl Muñoz del Cojo      5 Sep 2014 23:30:04

A- A A+

Compartir:
Si la riqueza se midiera con amistades, sería multimillonario. Comienzo de esta forma porque en el transcurso de la semana pasada y esta que casi termina las pruebas de afecto de mis amigos siempre estuvieron presentes.

Comenzaré con el éxito de la 39 edición del Gran Premio Fresnillo, en el marco de la Feria Nacional de la Plata (Fenapla), donde se congregan pilotos y aficionados de toda la República para presenciar el mejor evento de motociclismo en México.

Además de que se prueban los mejores pilotos del continente, se aprovecha para que los amigos se reencuentren, como en Navidad. Si nunca ha tenido la oportunidad de presenciar este evento, es impresionante la afición que lo respalda y convierte a este domingo en un día de espectáculo y amistad para todos los visitantes de El Mineral.

Destacan los beneficios al turismo local, por ejemplo, las casi 600 familias que vienen con los pilotos llenan los hoteles de la ciudad por más de tres días y convierten esta fecha en la más importante para el turismo, que no es el única beneficiado. Estos días sirven para dar una buena oxigenada a la economía local.

Gran acierto el de las autoridades municipales, estatales, de deporte, turismo y patrocinadores que apoyan esta clase de eventos. Enhorabuena a todos por creer en la organización HMV, de la cual formo parte orgullosamente. Sin su granito de arena, este proyecto que beneficia a tantos no sería posible.

Cerró también la Fenapla con un reporte totalmente positivo: eventos culturales, llenos constantes en el Teatro del Pueblo, visitantes nacionales, cero violencia y parece que finalmente la imagen negativa de mi ciudad se desvanece por la fuerza de los fresnillenses ante todo el territorio nacional.

La feria deja la puerta abierta a inversionistas, mineros, comerciantes, ganaderos y agricultores, entre otros, para regresar y hacer de nuestra ciudad su centro de negocios. Esperemos que siga todo como hasta ahora y la época difícil que vivimos se deje atrás poco a poco.

También le comento que a inicios de semana acudí en representación de la hotelería organizada del estado a la tercera junta de consejo directivo de la asociación nacional de hoteles en el DF. Hablando de amigos, tuve la oportunidad de recibir una cátedra por parte del señor Martín Gamboa y Paco Martínez sobre los beneficios que otorga la industria cinematográfica en Durango.

La introducción a la plática comenzó gracias a la inquietud de otro hotelero de Chiapas y excompañero de universidad, Luis Estrada, quien preguntaba si podrían compartir con nosotros el secreto de dicho estado para poder tener producciones de cine como ellos. Ni tarde ni perezosos comenzaron la tertulia.

Comenzaron por regalarnos una filmografía que guarda registro desde 1954 hasta el año pasado, donde se consignan 183 producciones realizadas por la industria audiovisual nacional e internacional y los datos que contiene los presentan de acuerdo con los que la federación internacional de archivos fílmicos posee.


Los filmes están presentados cronológicamente según la fecha en que se produjeron en Durango e independientes de sus fechas de estreno. La historia empieza cuando el western era uno de los géneros favoritos de la cinematografía de EU a mediados del siglo 20.

Aquí los paisajes naturales de Durango competían con el Cañón de Colorado, en Estados Unidos. Tanta era esta competencia que John Wayne, tal vez el actor más representativo de este tipo de películas durante más de tres décadas, decidió establecerse en Durango para realizar los rodajes que lo requerían con tanta frecuencia.

El año mágico fue el 54; después de filmar pluma blanca, las producciones fueron en aumento y para los duranguenses se convirtió en algo habitual. Sin embargo, por ley de vida, el género western vino en decadencia y los sets construidos por la industria fílmica se quedaron para el recuerdo.

La experiencia, mano de obra y paciencia obtenida durante muchos años con la industria cinematográfica fue aprovechada por otro tipo de productores que lograron que Durango se consagrara como el mejor estudio natural de México para este tipo de producto.

La industria del cine deja en promedio 12 mil noches de hospedaje anuales en la ciudad de Durango, sin contar los beneficios de las personas que viven donde se filma, a los que se contrata como extras, más el arreglo de producciones, la renta de equipo, etc. Como verá, para ellos esto se capitaliza como un muy buen negocio para todos.

Siguiendo la charla, nuestros amigos de Durango nos presentaron al señor Alfonso Serrano Maturino, director de Gran Numeronce, que tiene toda la experiencia con las producciones y como productor de cine. No saben ustedes qué persona tan agradable.

Para él, nuestra primera pregunta fue sobre los requerimientos para tener rodajes de películas en nuestros estados. En realidad no es difícil, pero el gobierno debe hacer su parte y es a quien hay que convencer.

Espero tener respuesta a todos estos cuestionamientos pronto y ojalá se vea a Zacatecas próximamente con algunas producciones cinematográficas. Hasta la próxima.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
Algo más de PLANEA 2016
Los colonizadores también lloran
El PED me llena de felicidad: Brandon Díaz
Necesitados
Más de 500 runners en la Carrera Atlética 5k y 2k Ahresty
Triunfa Juan Pablo Sánchez en la plaza México
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.61
Venta 21.11
€uro
Compra 21.96
Venta 22.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad