Tuesday 21 de February de 2017

Entre el error y el terror

Juan Francisco del Real Sánchez      8 Oct 2014 21:30:07

A- A A+

Compartir:
La desaparición de estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa en el municipio de Iguala, Guerrero es una noticia que pone al país en tensión, alarma, frustración y preocupación por los hechos acontecidos; la noche del viernes 26 de septiembre policías municipales infiltrados y en contubernio con el crimen organizado detuvieron y se llevaron con vida a 43 jóvenes, los cuales se presume fueron asesinados.

Se ha comentado que en éste país siempre ha faltado un detonante para mover a la ciudadanía, instituciones, partidos políticos, varios han sido los hechos que desaniman a la sociedad, que hacen que se pierda la fe y esperanza en el México que queremos unido, plural, próspero, pero sobre todo en paz y tranquilidad.

Este hecho debe ser parte importante de ese detonante; no es necesario esperar a que ocurran accidentes o tragedias para empezar a solucionar los problemas si se puede actuar para prevenirlos.
El error que se debe resaltar es el del propio sistema político y pragmatismo de las instituciones partidistas, en ésta ocasión por el partido la Revolución Demócrata (PRD) al postular como Presidente a quien ha hecho de su función un enriquecimiento ilícito, pero lo grave no es su poder económico realizado con el erario público, si no sus nexos y los de su esposa con el narcotráfico, su presunta responsabilidad en la muerte de líderes del municipio, los normalistas y ahora, prófugo de la justicia.

Estos errores políticos no deben darse en ningún partido de ningún municipio. La responsabilidad, probidad, compromiso de todos y cada uno de los servidores y representantes públicos debe estar al interés de los ciudadanos y no de los intereses económicos ni del narco.

Necesitamos servidores públicos valientes, honestos y dignos de la responsabilidad que se les encomienda. No solo de quienes ejercen la función sino también de quienes los postulan, ese es su deber, y el de los demás es exigirlos como ciudadanos y pedir cuentas para no permitir que se llegue hasta éste punto.

Después del error es necesario hablar del terror que significan éste tipo de asesinatos, la frialdad con que se amedrentan a los que habitamos éste país.

Aunque parece que la inseguridad ha disminuido a comparación de la situación en la que estábamos hace un par de años, no es suficiente, es necesario redoblar esfuerzos y más que sentir terror debemos de sentir coraje pues estas acciones paralizan al país de miedo y resignación. Busquemos recuperar la esperanza y levantar los ánimos para lograr el México seguro y justo que todos estamos añorando.

Abogado y politólogo
Twitter:@jfdelreal





Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.42
Venta 20.92
€uro
Compra 21.59
Venta 22.09

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad