Saturday 10 de December de 2016

Zacatecanos, enviados a campo de explotación laboral

Sergio García Castañeda      1 Nov 2014 19:29:30      1

A- A A+

Compartir:
  • (Sergio García ) (Sergio García )
  • El campo de trabajo tiene 40 hectáreas, donde laboran en esta temporada, de septiembre a octubre, cerca de 200 personas.  (Sergio García ) El campo de trabajo tiene 40 hectáreas, donde laboran en esta temporada, de septiembre a octubre, cerca de 200 personas. (Sergio García )
  • Los dormitorios están en malas condiciones.  (Sergio García ) Los dormitorios están en malas condiciones. (Sergio García )
  • Amontonados, los trabajadores son transportados a su jornada laboral.  (Sergio García ) Amontonados, los trabajadores son transportados a su jornada laboral. (Sergio García )
  • Hay condiciones insalubres en Las Mercedes, acusan trabajadores.  (Sergio García ) Hay condiciones insalubres en Las Mercedes, acusan trabajadores. (Sergio García )
  • Las literas, construidas de metal y madera, están hacinadas, además, el techo de los dormitorios es de lámina, lo que provoca que en temporada de calor el lugar sea Las literas, construidas de metal y madera, están hacinadas, además, el techo de los dormitorios es de lámina, lo que provoca que en temporada de calor el lugar sea "un infierno". (Sergio García )
  • En mayo llegan a trabajar hasta 5 mil personas.  (Sergio García ) En mayo llegan a trabajar hasta 5 mil personas. (Sergio García )
  • Algunas oficinas no están en funcionamiento, Algunas oficinas no están en funcionamiento, "solo son apariencia". (Sergio García )
Imagen de


SAN MIGUEL DE HORCASITAS, SONORA.- Bajo sueldo, mala alimentación, falta de higiene, carencia de servicios de salud, venta de drogas y hasta golpizas de los guardias son abusos que denunciaron jornaleros del campo agrícola Las Mercedes.

Allá fueron esta temporada 278 jornaleros zacatecanos de los 567 que viajaron a campos de Sonora, según un informe del Servicio Nacional del Empleo (SNE) en Zacatecas. Y se espera que vayan más.

Aunque el reporte del SNE indica que solo 10 jornaleros zacatecanos abandonaron sus contratos, hay testimonios como el de Alejandro Pereyra Morales, Adalberto Carlos y Mario Godoy que aseguran que hace un par de años, de un grupo de 300 zacatecanos, solo ocho se quedaron en Las Mercedes.

Pese a las quejas de malos tratos, se espera que para mayo, cuando se prevé que escasee la comida, lleguen más trabajadores zacatecanos.

Recientemente, partió a Sonora un grupo de 10 jornaleros de Francisco R. Murguía, Zacatecas. En sesión de cabildo, el alcalde de este municipio, Manuel Benigno Gallardo, dijo que ellos ya “andaban llorando porque se querían regresar”.

Después declaró a Imagen que inicialmente eran 20 personas y los demás se hicieron para atrás, aunque negó que los que se quedaron abandonaran sus contratos.

La vida en el campo
En una visita realizada al campo de agrícola Las Mercedes, localizada 40 kilómetros al norte de Hermosillo, capital de Sonora, pudo constatarse la magnitud del infierno denunciado por jornaleros de Zacatecas.

Decenas de hectáreas sembradas de vides, además de otras zonas de empaque de frutas y hortalizas para exportarse a Estados Unidos es lo que constituye parte del campo Las Mercedes, en Pesqueira de San Miguel de Horcasitas.

Marco Antonio Molina Rodríguez, propietario del campo agrícola, es además propietario de la gasolinera más cercana del pueblo, a unos metros de la carretera Hermosillo-Nogales.

El campo tiene 40 hectáreas y en él trabajan en esta temporada cerca de 200 personas entre jornaleros, tractoristas, empleados y guardias.

Por esa poca población y un clima más o menos benigno, no mayor a los 35 grados centígrados, pareciera una vida amable.

Varios jornaleros entrevistados revelaron que hay cerca de 150 de ellos en el campo, por lo que en estos meses de septiembre, octubre y noviembre la comida alcanza para todos.

Llegar hasta el campo no es fácil: el sitio es enorme y caluroso, además hay una intensa vigilancia de quien entra o sale; los carros son vigilados por los guardias armados con macanas dispuestos a golpear.

Hay trabajadores de Puebla, Oaxaca y Chiapas, de la mera zona zapatista, dice uno de ellos contento de su origen étnico y del alzamiento de 1994.

Las golpizas
Dos de los jornaleros revelaron que los guardias los golpean según el criterio de lo que ellos consideran justicia.

Uno de ellos narró el caso de un joven que robó un teléfono; cuando lo descubrieron, lo amarraron y lo golpearon con macanas.

Otro caso, el de unos jóvenes que llegaron borrachos del pueblo, lo cual está prohibido, pero en lugar de solo negarles la entrada, los quisieron golpear, pero estos se defendieron y hasta una pistola calibre 38 le quitaron a un guardia.

“Están armados con pistolas algunos, y otros con palos y macanas”, dijo uno de los jornaleros.

Cerca del campo funciona la panadería, la lavandería, pero no el centro de salud, aunque luce impecable. Este inmueble solo es fachada, oficina y dormitorio para secretarias.

Hace años las cosas eran peores, pero tantas denuncias los han obligado a mejorar un poco la comida o los dormitorios, “pero en verano, esto es un infierno, tienen razón los que denuncian”, dijo una mujer dentro del campo.

Las drogas
Por las noches llega una persona del pueblo y vende droga entre los jornaleros, sin que nadie diga nada.

Todos suponen que tienen el apoyo de los guardias, quienes son muy estrictos para cuidar la disciplina, pero no para cuidar el paso de droga hacia el campamento que está aislado como a una hora de camino a pie, lo que indica que el vendedor de droga entra en auto.

El salario
El salario del jornalero a la semana es de 618.56 pesos, según el documento mostrado, con una deducción del 24.74 pesos por el impuesto sobre el producto del trabajo (ISPT).

Aunque hay una cuota sindical, esta no se especifica y no se les descuenta nada.

Lo neto a cobrar en apariencia es de 593.82 pesos, pero esta cifra no se respeta, ya que el dueño del campo Las Mercedes les cobra 14 pesos por cada comida.

Así pues, los trabajadores consumen cerca de 280 pesos en alimentos dentro del campo, de donde son clientes cautivos, una verdadera tienda de raya porfirista del propio patrón, quien a estas alturas es ya un cacique.

“¿Así cómo vamos a tener dinero, a ahorrar algo? Nos cobran por todo…” se quejó uno de los chiapanecos de Las Margaritas.

Al final de la semana se quedan solamente con 310 pesos aproximadamente por una semana de arduo trabajo con jornadas de doce horas.

Al respecto del tema salarial, el SNE de Zacatecas solo refiere que el grueso de los jornaleros zacatecanos van al corte y empaque de uva. La dependencia indica que ganan 12 pesos por caja normal y 13 por caja especial, “es decir que cada quien gana de acuerdo a su rendimiento”.

Sin embargo, en un informe, el subsecretario del SNE, Martín Gerardo Luna, reconoce que la empresa
determina los salarios.

Los sanitarios
Aunque se tiene lavandería, panadería, cocina y agua, no hay comodidad alguna, ya que los cuartos son oscuros y las camas pequeñas y simples tablas sobre tubos.

No hay como ventilarse en verano ni como calentarse en invierno. No les dan cobijas ni colchones.
Los sanitarios son primitivos: un agujero en el piso, para hacer sus necesidades “de aguilita”, dicen ellos, es decir, sentados en cuclillas sobre un agujero.

Hay unos cuantos baños de agua, con taza, lavamanos, pero esos solamente los usan para cuando hay visitas de fuera a inspeccionar la higiene o para ciertas personas “importantes”, comentó.

“Imagínate todo este cochinero durante mayo, con 5 mil personas, la suciedad y el calor convierten todo esto en un infierno”, dijo.

La comida
La alimentación es buena: se desayuna huevo con verdura o solamente huevo y frijoles, con 10 o 12 tortillas contadas para cada quien, ya que la porción de comida es para niños, no para hombres que trabajan 12 horas diarias.

Pero hay un inconveniente en mayo, donde la población de jornaleros es inmensamente mayor y nada alcanza para alimentarse.

“El problema es que en mayo llegan como 5 mil jornaleros de todo el país. Este lugar es muy pequeño.

La temperatura es de 48 o 49 grados, la cocina es un tiradero, nos dan comida perdida, frijoles acedos y siempre quieren que nos llenemos con sus 12 tortillas”, dice el jornalero más platicador.

Es en mayo cuando está la cosecha de la uva y llegan jornaleros de Zacatecas, Chiapas, Oaxaca, Puebla y otros lugares, y es entonces que el infierno se vuelve realidad.

El SNE de Zacatecas revela que jornaleros han partido a Sonora de municipios como Valparaíso, Río Grande, Cuauhtémoc, Zacatecas, Momax, Mazapil y Sombrerete.

Aunque se tiene conocimiento que también han ido de Jerez y Francisco R. Murguía, en el informe no se muestran datos de estos municipios.

Por cada uno de los 567 jornaleros enviados a Sonora, el SNE otorgó un apoyo mil 200 pesos dividido en dos pagos: uno se da cuando salen de Zacatecas y otro cuando llegan a su destino.




Comentarios
Clioclioclio:
Triste, pero es aun peor que siendo trabajadores referidos por el SNE obtengan esta clase de tratos siendo este un centro laboral. Suena como que fuera mucho mejor la estadia en una prision, donde ya no seria sorpresa como los tratarian. No cabe duda que las mafias oficiales y las "otras" entraron de nuevo en contubernio y propician la esclavitud, mal social supuestamente abolido por Morelos, practicada con tretas y engaños durante el porfiriato y vigente sin lugar a dudas en nuestros dias. QUE SE PUDRAN LOS QUE DEBAN PODRIRSE!!!!   Monday 03 de November de 2014 19:20:01
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad