Monday 05 de December de 2016
»Presenta Cuentos para armar y desarmar... de risa 

Erón Vargas divierte a niños y adultos en el Teatro Calderón

David Vega      7 Oct 2014 22:54:57

A- A A+

Compartir:
  • El narrador robó carcajadas del público. (Hugo Uribe ) El narrador robó carcajadas del público. (Hugo Uribe )
  • El cineasta trabajó la producción para darle una buena forma a su película. (Hugo Uribe ) El cineasta trabajó la producción para darle una buena forma a su película. (Hugo Uribe )
  • El cuentacuentos transmitió una bella moraleja. (Hugo Uribe ) El cuentacuentos transmitió una bella moraleja. (Hugo Uribe )
  • Los miembros de las familias Ramírez y Valdez se divirtieron. (Hugo Uribe ) Los miembros de las familias Ramírez y Valdez se divirtieron. (Hugo Uribe )
Imagen de


Carcajadas y más carcajadas fueron la respuesta al divertido relato a cargo de Erón Vargas, cuentacuentos visitante procedente de Gómez Palacio, Durango, quien ofreció una prueba de su talento en una presentación que formó parte del 13 Festival Internacional de Narracion Oral.

El Teatro Fernando Calderón fue el sitio donde decenas de personas, en su mayoría familias enteras, se dieron cita para disfrutar de esta historia que llevó como título Cuentos para armar y desarmar... de risa.
Tal como lo dice el nombre de la obra, los presentes no pararon de reír en ningún momento, ya que el experto narrador supo encantarlos con su simpatía y talento vocal para imitar un sinfín de voces graciosas sin contar los raros efectos de sonidos que logra hacer con su boca.

El cuento trató sobre una pequeña sociedad de animales que habitaban en el bosque y de cómo sintieron algo de recelo al llegar una rata intelectual a sus territorios.

Los animales, entre los que estaban un cerdito y su mamá cerdita, la refinada pata y un bobo sapo, entre otros personajes, no aceptaron en un principio tener a una rata como vecina, dada la fama que tienen los de su especie.

De una forma amena y jocosa, el cuentacuentos supo dar una lección moral a los espectadores al concluir con la moraleja de que no se debe prejuzgar a las personas por su apariencia ya que, como en su historia, la desagradable y rechazada rata terminó siendo amiga de todos gracias a su ayuda en distintas ocasiones.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Gana Judit  
Los chicos malos de Chayo 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.65
Venta 21.15
€uro
Compra 21.96
Venta 22.46

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad