Thursday 08 de December de 2016

Espantosa cruda 

Ricardo Gómez Moreno      26 Aug 2014 22:00:03

A- A A+

Compartir:
¿Fue usted uno de los pocos miles asistentes a la escenificación de la batalla por la Toma de Zacatecas?

Si estuvo allí, considérese privilegiado porque asistió a uno de los espectáculos efímeros más caros en la historia local en total: 30 millones 779 mil 261 pesos.

Esto es algo de lo poco claro que puede vislumbrase en esa maraña de irregularidades, fracasos, errores y derroches en que se convirtieron los festejos por el Centenario de la Toma de Zacatecas.

Que algunos miles vieran a Pepe Aguilar gritar ¡Viva Zacatecas!, nos costó 6 millones 489 mil 726 pesos.

Más caro nos salió Vicente Fernández, pues le pagaron 8 millones 387 mil 241 pesos. Casi 15 millones de pesos invertidos en dos cantantes que poco aportan a la cultura local.

Se confirma que en el festejo se echó la casa por la ventana.

Pero fueron aportaciones federales, argumentan funcionarios, que hasta ahora no han transparentado cabalmente los gastos de un festejo cuyos preparativos constituyeron los máximos actos de gobierno estatal durante seis meses. Lo peor es que la misma gente del Ejecutivo asegura que la conmermoración será “eje central” del próximo informe de gobierno.

Ciertamente, fueron aportaciones federales. ¿Pero el estado podía darse el lujo de tales despilfarros? Seguramente mucho hubiera agradecido la Universidad Autónoma de Zacatecas algunos centenares de millones.

¿Qué tal la creación de un fondo para becas de los estudiantes de secundaria y preparatoria más destacados?

Una buena gestión gubernamental hubiera logrado estos u otros objetivos más nobles que los de una gran fiesta.

Admitamos que en el aspecto académico, cultural y artístico -excluidos, claro, los populacheros Pepe Aguilar y Vicente Fernández- hubo actividades loables, provechosas y trascendentes, mas en ellas el gasto fue mínimo, incluso considerando que como es costumbre, en los de fuera se gastó muchísimo más que en los personajes zacatecanos.

Cuando el Gobierno del Estado convoca a una conferencia de prensa encabezada por seis secretarios del gabinete, como ocurrió el lunes, solo evidenció la urgencia de darle transparencia a lo que simplemente es opaco y no será fácil quitarle esa cualidad.

El antecedente es que la diputada opositora, Soledad Luévano, experimentada contadora, y ella misma oficial mayor en el gobierno de Ricardo Monreal, dio una conferencia de prensa en la que, según ella, exhibió la corrupción y el desaseo en el que se desarrollaron los gastos del festejo.

El bomberazo del gabinete no fue suficiente y tal vez las dudas persistan o quizás se hayan agravado.
En fin, ¿qué queda después del gran festejo? La Plaza Centenario del Cerro de la Bufa, la Unidad Deportiva y el Centro Cultural (costará 250 millones de pesos) podrían ayudar a rescatar la deteriorada imagen del gobierno de Miguel Alonso Reyes.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.31
Venta 20.81
€uro
Compra 21.85
Venta 22.35

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad