Saturday 03 de December de 2016
RSS Minuto x Minuto
 

El chantaje como vía de convencimiento

José Luis Guardado Tiscareño      8 Jan 2014 20:30:06

A- A A+

Compartir:
El 2014 se presentaba como una nueva oportunidad de hacer las cosas mejor; desafortunadamente a escasos nueve días de iniciado el año, el panorama se presenta más desalentador que nunca; las nuevas condiciones socioeconómicas y políticas a nivel nacional y estatal representan un obstáculo para el desarrollo pleno de las familias promedio en nuestro país.

Para los zacatecanos, además de iniciar con los aumentos previstos por las nuevas reformas, se nos sorprende con un aumento en la tarifa del transporte público; el segundo durante este sexenio, el primero fue en mayo de 2011, donde en aquella ocasión se anunció con bombo y platillo un “Plan modernizador para el sector” el cuál prometía la renovación de unidades y eficiencia en el servicio, esta información se encuentra disponible en una nota publicada el 29 de mayo de 2011 de este mismo diario.

Hoy nuevamente se utiliza la trillada promesa de modernización, eficiencia, seguridad, etc. Para justificar el aumento a un transporte público que siempre se ha caracterizado por todo lo contrario y como si esto fuera poco, ahora se ha utilizado el chantaje tanto de los concesionarios como del gobierno, para imponer el alza a la tarifa como condición para otorgar el servicio.

Por lo visto la apuesta en el olvido, la desinformación y la conformidad social ha sido la mejor herramienta que ha explotado el gobierno del estado para imponer medidas que no consideran en ningún momento las necesidades y condiciones de los habitantes zacatecanos y se dan en el marco de la opacidad y el padrinazgo entre autoridades y concesionarios.

Cuando se habla de beneficios en el transporte público, parece que estos solo se generan para los concesionarios; ya que para el usuario y la ciudadanía en general es más fácil acostumbrarnos a unidades obsoletas, altamente contaminantes, tanto visual como ambientalmente, que no cubren las medidas mínimas de seguridad y que son conducidas por operadores incompetentes y muchas veces hasta groseros con los usuarios, rutas y paradas de autobuses generadoras de caos vial, sobre todo en la principal arteria de la ciudad; ante estos problemas, creo que es demasiado el pensar en un trasporte público cómodo, rápido y seguro; una promesa que es utilizada en cada campaña electoral.

Otro argumento por parte de los concesionarios para justificar el aumento, pero que resulta por demás absurdo es el descuento que se le otorga a los estudiantes y a las personas de la tercera edad; cuando son los estudiantes los principales usuarios de dicho servicio y cuyo descuento está basado en un derecho adquirido desde hace varios años.

Cabe señalar que el aumento de 1 peso, representa un incremento del 18%, que si lo comparamos contra el 3.9% de crecimiento salarial, tenemos en términos relativos una reducción al poder adquisitivo del zacatecano; peor aún, medidas como estas tiende a perjudicar de manera más significativa al sector social más vulnerable, generalmente aquellas personas que dependen del transporte público son las mismas que ganan un salario mínimo, cuyo aumento en términos absolutos fue de tan sólo 2.54 pesos.

Entonces, considerando éste y otros aumentos, en los hechos se condena a la miseria a los más necesitados.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad