Friday 02 de December de 2016

Estadías perpetuas

Raúl Muñoz del Cojo      3 Jan 2014 19:10:04

A- A A+

Compartir:
En nuestro país somos fanáticos de interpretar algunos conceptos a nuestra conveniencia y casi siempre toman un rumbo equivocado, dato que he podido ver en muchas áreas diferentes a la que trabajo de las que trataré de darles un ejemplo claro. Comenzaré con una palabra que a muchas personas les ofende y es “motel”.

Turísticamente hablando, un motel se caracteriza por ser una propiedad dedicada al hospedaje diferente a las demás simplemente por estar en posición horizontal; en estos lugares, los clientes tienen la facilidad de llegar casi a la puerta de sus habitaciones en sus vehículos. En los moteles habrá espacios amplios al aire libre y áreas verdes que le dan cierto encanto a este tipo de lugares. Estos negocios generalmente son familiares y abundan en norteamérica y sudamérica.

Si usted es de esos puritanos, y se lo digo con todo respeto, que piensa que un motel es un lugar con cocheras en las habitaciones, que cuando entra le cierran la puerta y nadie se enterará que usted llegó, permítame corregirlo e informarle que está totalmente errado. Los hoteles que dan esos servicios y se rentan por horas son hoteles de paso, no moteles. Si nos vamos a la extensión gramatical de las palabras, el término está mal aplicado porque nadie se hospeda de forma permanente en ningún establecimiento de este tipo, dato que convierte a todos los hoteles en lugares de paso para todo mundo.

Para entrar en materia, y poniendo en claro definiciones básicas de la hotelería, lo invitaré a tener una estadía similar a una perpetua en un concepto hotelero que está causando revuelo a nivel mundial: los hoteles cárceles. Estos lugares, que en sus orígenes fueron construidos para hospedar a personas en contra de su voluntad, se han convertido en un cierto símbolo de lujo o, en su defecto, le darán una experiencia extrema que lo dejará marcado para el resto de sus días.

El primero en esta lista fue construido en 1851, era la prisión de Charles Street en la ciudad de Boston, en Estados Unidos. Para fortuna nuestra, a partir del 2007 un gigantesco equipo de diseñadores y arquitectos con historiadores, conservacionistas de la comisión histórica de Massachusetts, el servicio de parques nacionales, la comisión de lugares históricos de Boston y la autoridad del desarrollo de esta ciudad, aseguraron un muy cuidadoso balance para su preservación histórica y la posibilidad de uso que convirtieron a este lugar en el lujoso Liberty Hotel, con 298 habitaciones y una oferta gastronómica variada y abundante, lo que lo convierte en lugar de visita obligada para los turistas de Nueva Inglaterra.

Otro caso lo vemos en los Países Bajos, donde el Hotel Arresthius es un lugar icónico de visita y que todavía en el 2006 funcionaba como prisión; su estructura demuestra perfectamente la vida anterior del edificio. La historia de esta cárcel homónima abre sus puertas en 1862, estuvo abandonada durante varios años, reabrió y finalmente en 2007 cerró para comenzar la construcción de dicho hotel.

Una historia similar comienza en el Castillo de Oxford, fortaleza situada en el centro de dicha ciudad en Inglaterra. Fue construido por un barón normando en 1071. Imagine la historia que fincas como esta pueden tener. En el siglo XIV, este lugar fue abandonado y estaba pésimamente conservado; luego se convirtió en sede del gobierno y los juzgados del condado.

También albergó la cárcel, que creció poco a poco hasta ocupar gran parte del edificio. En 1888 se convirtió en la prisión de su majestad en Oxford hasta ser cerrada definitivamente en 1996. Hoy sus tres niveles de celdas parecen predestinadas a convertirse en un hotel de moda. La nave central está iluminada por inmensas ventanas, que conserva desde que era cárcel. Como podrá ver, este lugar es otro de esos parajes mundiales que no puede dejar de visitar.

De este lado del continente, en Ottawa, Canadá, se encuentra Carleton County Gaol, la cárcel que precede a este simpático hostal canadiense. Fue construida en 1862 en estilo georgiano. Hoy no hay duda de lo que fue en el pasado. El enorme edificio se edificó sin sistema de calefacción o baños en las celdas. Según cuenta la historia, los presos eran bastante maltratados, así que el hostal muestra la experiencia carcelaria a pleno, ya que los actuales huéspedes aseguran escuchar los lamentos de los fantasmas de los habitantes anteriores.

Si quiere usted una experiencia más real todavía, deberá viajar hasta Riga, en Letonia, donde le aseguran pasará una noche extrema en la prisión naval del puerto. Este edificio fue construido en 1900 y era una prisión militar muy dura. Con los años, los presos se diversificaron: había revolucionarios, marinos, desertores, enemigos de la gente en la época estalinista, soldados y rebeldes.

Aseguran que en el edificio ocurren fenómenos misteriosos, como pasos, bombillas que se desenroscan solas, puertas que se abren y cierran y hasta apariciones. Hay quienes pagan por pasar una noche allí durmiendo en catres, con rejas cerradas y actores disfrazados de guardias soviéticos.

Como verá, este año tiene otra opción más de lugares por conocer. Si por algún motivo le toca vivir una de estas experiencias, le suplicaría me comentara. Para terminar, solo me resta desearle lo mejor para este año que comienza y que lo pase de maravilla. Hasta la próxima.

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
El inmenso dolor de una sobreviviente: ‘estoy en shock’
Choque por culpa de la lluvia, deja cuantiosos daños materiales
Tom Ford tampoco vestirá a Melania Trump
La conoció en redes sociales; mató a pareja tras plagiarla
Cambian los granos y el maíz por árboles de navidad
Inauguran la Feria de la Miel
Insisten los transportistas en que se revisen concesiones otorgadas
Falso que haya ‘bono navideño’ para diputados, asegura Javier Bolaños
Boletas electorales están seguras: Virgilio Rivera 
Schmidt ve normal la sequía goleadora de ‘Chicharito’
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.63
Venta 21.13
€uro
Compra 21.97
Venta 22.47

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad