Thursday 08 de December de 2016

 El festival “sexual” y Punto Final Pablo Torres Corpus

Pablo Torres Corpus      5 Nov 2013 22:30:11

A- A A+

Compartir:
Cada año, al presentar el Festival Cultural de la Diversidad Sexual, aparecen las “buenas conciencias” que protestan contra el festival y todo aquello que no consideran normal y moral.

Este año la más notoria protesta se realizó desde la sede del Poder Legislativo estatal, que se supone es símbolo de la democracia y tolerancia.

Desde este edificio, representantes de la asociación Dilo Bien se lanzaron contra los eventos mencionando que se trata de: “un festival contra la naturaleza”

No estoy de acuerdo en cómo usan el término naturaleza, pero incluso bajo sus propios preceptos argumentar naturaleza o contra la naturaleza es limitado, porque uno de los rasgos más valiosos de la humanidad es precisamente ir contra la naturaleza.

Gracias a ir contra la naturaleza existe la medicina que interfiere contra las fallas naturales, nos da bienestar y salva millones de vidas.

Ir contra la naturaleza nos ha permitido salir de las cavernas y tener literatura, artes, tecnología, gastronomía, erotismo, instituciones, leyes, iglesias. No hay animal irracional que lea, cree, invente, cocine o reglamente.

Bajo su idea de naturaleza, es obvio que el Festival de la Diversidad Sexual sea contra la naturaleza; para su organización se utilizan elementos “artificiales” creados por el hombre.

Además, vale aclarar que no es un festival sexual ni una orgía pública como algunos suponen, no.
Se trata de un festival cultural que promueve el reconocimiento de la diversidad sexual y los derechos de aquellos que por sus preferencias sexuales han sido discriminados.

El festival en ningún momento promueve fornicar, cambiar de género o preferencias, no.
Con el festival se pretende promover valores como la tolerancia, el respeto y la libertad individual para ejercer los más elementales derechos humanos.

Valores y derechos ausentes entre los que protestaron contra el festival y sus argumentos, menospreciando otros géneros y preferencias sexuales.

Serán muy morales, pero pecan de soberbios.

Porque como dijera Fernando Savater, a cerca de la soberbia: "No se trata del orgullo de lo que tú eres, sino del menosprecio de lo que es el otro, el no reconocer a los semejantes".

Por ello, es lamentable que asociaciones que promueven valores humanos se consideren por encima de la humanidad y los derechos humanos.

Al negar los derechos y humanidad de otros, se niegan también los derechos y humanidad de cada uno de nosotros.

No hace falta remontarse a la teología para convertir en pecaminosa la soberbia.

Punto Final
Un abrazo sincero y solidario a mis amigos Héctor y Javier Cortez por el sentido deceso de Don Primitivo y Martha.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Prepara director de Fonatur respuesta a ataques de Morena
Sancionan a personal del IMSS que participó en un ‘Mannequin Challengue’
El eterno viajero
Arrebatan al narcotráfico 150 mil armas; además de drogas y bienes
Más de 150 elementos buscan por aire y tierra a delincuentes en Veracruz
Conmemora el Museo de Guadalupe su centenario
Denuncian fraude en universidad de Duarte
Achacan fallo educativo a Calderón y Gordillo
Nuño culpa a Gordillo del rezago educativo
Vanidad en Navidad; estilo de temporada
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.37
Venta 20.87
€uro
Compra 21.63
Venta 22.13

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad