Monday 05 de December de 2016

Éxodo 

Juan Carlos Ramos León      12 Jan 2014 21:00:07

A- A A+

Compartir:
¿Han notado un extraño incremento en la circulación de vehículos con placas de otros estados -Guanajuato y Jalisco principalmente- por nuestros rumbos? Casualmente se trata, en su mayoría, de vehículos caros, de esos que seguramente rebasan la enigmática cifra de los 200 mil pesos.

¿Será acaso que nuestro estado está atrayendo a un creciente número de turistas o nuevos residentes generando una especie de “éxodo” masivo de sus lugares de origen? ¿O será más bien que se tomó una mala decisión al seguir cobrando tenencia a los vehículos cuyo valor factura rebasa dicho monto?
Basta de ironías, se trata de lo segundo.

Los ciudadanos de a pie de por acá no acabábamos de celebrar la noticia de la eliminación de uno de los impuestos más absurdos que han existido -la tenencia vehicular- por parte del gobierno federal, cuando recibimos la bofetada del gobierno estatal quien decidió adoptarla para su ya de por sí basto catálogo de imposiciones.

Es comprensible. La recaudación de ese impuesto genera un flujo de dinero al que nuestro gobierno no estuvo dispuesto a renunciar. O quizás más bien no tuvo la visión que otros estados sí tuvieron para encontrar alternativas a su planeación presupuestal sin clavarles tanto el colmillo a sus gobernados.

Así es; cada vez son más los zacatecanos que van a plaquear sus vehículos a otros estados, de tal forma que esa recaudación, se dé como se dé, no se queda en el nuestro, aunque se trate de vehículos que van a circular aquí.

He calificado de absurdo al impuesto de la tenencia vehicular porque no me parece justo que se imponga esta carga al que tiene la capacidad de hacerse de un auto sólo por el simple hecho de poder hacerlo. De ahí el nombre de “tenencia”. Pagas por que tienes. Deja en clara una ideología de administración pública que yo he denominado “gobierno Robin Hood”: les quita a los ricos para darles a los pobres.

No estoy en contra de los programas sociales, pero se ha abusado de tal forma de ellos y durante tantos años que lo único que se ha logrado es que muchos sectores de la población -no necesariamente sólo los menos favorecidos- no saben de otra que vivir de los subsidios o las dádivas del gobierno.

Es más fácil darle un pan al que tiene hambre que enseñarle a producirlo, prestarle dinero para que compre el material y el equipo y luego incentivar el consumo para que la inercia económica se encargue del resto. Esto soluciona muchos problemas de raíz y da proyección a largo plazo, pero parece que los que llegan al poder no lo tienen así de claro.

La idea prevaleciente es “quítale al que tiene mucho para darle al que tiene poco”. Eso es ilegítimo, anacrónico, injusto y absurdo, y ahí están todos los zacatecanos “exiliados” a los que nos referimos para confirmarlo.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Rebecca de Alba estuvo embarazada de Ricky Martin
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Partidos gastaron en zumba y menudo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.57
Venta 21.07
€uro
Compra 22.14
Venta 22.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad