Monday 05 de December de 2016
»Hoy se cumplen 111 años de su muerte 

La huella de Fernando Villalpando

Redacción      20 Dec 2013 23:10:05

A- A A+

Compartir:
  • El ilustre músico y compositor nació el 30 de mayo de 1844. (Cortesía) El ilustre músico y compositor nació el 30 de mayo de 1844. (Cortesía)
  • Varias fueron sus exitosas obras. (Cortesía) Varias fueron sus exitosas obras. (Cortesía)
  • La Banda de Música que dirigió. (Cortesía) La Banda de Música que dirigió. (Cortesía)
Imagen de


El domingo 21 de diciembre de 1902 la muerte de Ávila conmocionó a toda la sociedad zacatecana.

Fue una pérdida muy sentida, pues se trataba de un destacado personaje, víctima de bronconeumonía.

El ilustre músico nació en la Ciudad de Cantera y Plata el 30 de mayo de 1844, en la antigua calle De los gallos, hoy ; siendo hijo de Ignacio Villalpando y su esposa Victoria (Vita) Ávila.

Sus creaciones triunfaron en su tierra natal, el país y el extranjero, pues muchas se interpretaron en París y El Vaticano.

Uno de los primeros instrumentos musicales que aprendió a tocar cuando era un niño fue la trompeta, para después dominar los metales y algunos del grupo las maderas que tocaba a la perfección, así como el violonchelo, la viola y el piano.

El violón, que tocaba con maestría, era su especialidad.

Sus habilidades lo convirtieron en director de la Banda de Música del municipio de Zacatecas; aunque no se sabe con certeza la fecha en que tomó este cargo, se conoce que lo ejerció hasta su muerte.

El encargo
Una tarde del mes de 1881 se le notificó que en tres días pasaría por Zacatecas el cadáver del General J. Jesús González Ortega, quien había muerto en Saltillo Coahuila.

Sus restos serían trasladados a la Ciudad de México capital de la República Mexicana, pero antes se le recibirían en Zacatecas con una marcha fúnebre, de ser posible original.

Pensativo, Villalpando se retiró a su casa a meditar. A las pocas horas brotó la inspiración y comenzó a escribir una obra maestra que esa misma noche quedó terminada y al día siguiente fue instrumentada para ser ejecutada por la Banda de Música.

El día llegó. El cadáver del general llegó en un auto que era transportado por tren.

Mientras descendían el ataúd, se escuchó la marcha magistralmente compuesta con una introducción de 18 compases, cinco partes y un final conmovedor.

La marcha fue escuchada por primera vez el 14 de marzo de 1881 y a partir de entonces se ha interpretado en los funerales de personalidades como Sadi Carnot, presidente de Francia; el rey Jorge V de Inglaterra; el general Ulises Grant; y el reconocido escritor francés Víctor Hugo.

Las reacciones de su obra
En 1887 fue invitado a una exposición en Dallas, Texas el 17 de octubre, a la que asistió con los 52 miembros de la Banda de Música que dirigía

Su conjunto tocó con sinigual maestría, por lo que fue calurosamente ovacionado; por un largo rato se escucharon entusiastas vivas a México.

En una ocasión, la Banda de Música ejecutó en una de sus acostumbradas serenatas la Marcha García de la Cadena, composición del maestro. El asesinato del ilustre liberal zacatecano estaba fresco en la mente del pueblo y al escuchar la música comenzó a alborotarse y a lanzar vivas a García de la Cadena y mueras a Porfirio Díaz.

Esto le valió el destierro temporal a Villalpando, por lo que tuvo que irse a Aguascalientes, donde de inmediato se hizo cargo de la dirección de la Banda de Música de ese estado.

Algunas de sus obras son Gorditas de cuajada, Recuerdo a tiburón, Las horas felices, Ángela, Esther, Ay Pachita, Danza Núm. 2, Primer tren, ¿Me quieres?, No me olvides, A Luz”, En una orgía, Marcha Aréchiga, Carboneras, Serenata tapatía, Acuérdate, Suspiros de Amor, Marcha Fúnebre a la memoria del Gral. J. Jesús González Ortega, entre otras.

El último adiós
La muerte de , acaecida el domingo 21 de diciembre a las 10:30 de la noche, fue verdaderamente sentida por todas la clases de la sociedad zacatecana.

El lunes por la tarde un numeroso cortejo fúnebre presidido por su hermano Ricardo partió de la casa 198 de la calle 5 de Mayo, hoy Jardín Independencia.

Con los ojos nublados por las lágrimas, los miembros de la Banda de Música de Zacatecas tocaron su inmortal marcha fúnebre bajo cuyos ecos recibió cristiana sepultura en el Panteón La Purísima.

Sinceras oraciones en su memoria fueron hechas por el ingeniero Marcos Nava, a nombre de los que fueron sus discípulos; el doctor Higinio Escobedo, en representación de la Directiva de la Sociedad Científicoartísticoliteraria, y el poeta José Vázquez a nombre de la sociedad.

Esa tarde, el Cita de la Banda de Música, un hombre de casi 100 años a quien llamaban El Abuelo, lloraba como un niño por la muerte del ilustre zacatecano.

Por: Conrado Briseño. Cronista de la Banda Sinfónica del Estado

 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Partidos gastaron en zumba y menudo
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Más de 500 runners en la Carrera Atlética 5k y 2k Ahresty
Los hermanitos López no festejan la Navidad
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.59
Venta 21.09
€uro
Compra 22.15
Venta 22.65

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad