Saturday 03 de December de 2016

Fiesta futbolera 

Juan Carlos Ramos León      22 Jun 2014 21:00:11

A- A A+

Compartir:
En lo personal no soy un seguidor del futbol. No suelo ver los juegos ni de la liga mexicana ni de las extranjeras, aunque entiendo que son un buen espectáculo.

Sin embargo sí me declaro a favor de la celebración del Mundial de futbol. Y siento que tengo que hacer esta declaración porque ahora resulta que hasta para eso hay gente en contra. No indiferente, sino en contra.

Entiendo que en Brasil hasta llegaron a haber manifestaciones en contra de la fiesta máxima de esta disciplina. Yo he visto en las redes sociales comentarios de personas que sencillamente no entiendo y hasta llegué a escuchar el antipático comentario de un periodista que decía “no quiero perder el tiempo viendo a 11 analfabetas corriendo detrás de un balón”.

Seguro que en su escuela primaria no jugaban futbol, sino el pobre muy posiblemente habría acabado de analfabeta, también.

Yo sí procuro seguir los juegos de la selección de México y hasta me pongo la camiseta; me emociono cuando se aproxima una jugada de peligro y me molesto cuando se comete un error; cuando hay goles a favor de México termino ronco de gritar tan fuerte “¡gooool!” y cuando se pierde tras el pobre desempeño de los jugadores soy de los que jura que no volverá a ver jugar a la selección, lo confieso.

Se me pone la piel chinita cuando se canta el himno nacional al inicio de los partidos y cuando escucho a los aficionados en la tribuna cantar el Cielito Lindo.

Yo que tanto me quejo de México y de los mexicanos no puedo negar la cruz de mi parroquia porque, como todos los nacidos en esta tierra bendecida por Dios, llevo el nacionalismo a flor de piel.

Tal vez por eso no me causó la más mínima molestia el que los legisladores hayan declarado un receso a sus actividades para ver el juego contra Camerún -desconozco si hicieron lo propio para el de Brasil y el que se jugará hoy contra Croacia- al igual que, estoy seguro, sucedió en muchas dependencias de gobierno y en todo tipo de negocios de la iniciativa privada.

La fiesta futbolera es un encuentro entre países que va más allá de la justa deportiva; es un encuentro de culturas, de personas, que a pesar de hablar distintos idiomas, tener distintas costumbres y lucir diferente color de piel, confluyen en un mismo escenario para, bajo las mismas reglas y condiciones, ver a sus representativos competir para sufrir y gozar con ellos.

Reconozco a quienes, a través de esta celebración, promueven los valores del deporte, la unión de los países, el juego justo -que lleva intrínseco el valor de la justicia en su más amplia expresión-, la no discriminación y el sentido de la sana competencia.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Alejandro Murat pide declaración 3de3 al gabinete
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad