Sunday 11 de December de 2016

 Nuevos impuestos, ¿nueva vida? 

Tania Martínez Rivera      9 Jan 2014 21:30:06

A- A A+

Compartir:
El 2013 será recordado como un año histórico para México, puesto que nunca antes habían surgido cambios estructurales y políticos en tan poco tiempo, como las recientemente aprobadas reformas en materia educativa, regulación financiera, electorales y de energía, que apenas estamos tratando de asimilar.

Dentro de la reforma hacendaria se encuentra la desaparición de los pequeños contribuyentes (Repecos) para entrar a un nuevo régimen de Incorporación Fiscal, que los obligará a tener la Firma Electrónica Avanzada (Fiel), emitir facturas electrónicas por Internet y tributar como cualquier otra empresa; dicho cambio tendrá una repercusión directa en la sociedad, es decir entre quienes se dedican al pequeño comercio como: misceláneas, tiendas de abarrotes, peluquerías, papelerías y otros giros.

Existe incertidumbre sobre cómo trabajará el pequeño comerciante de ahora en adelante, porque hasta el momento no cuenta con la información necesaria y si logra sortear las dificultades que le implica su nueva obligación tributaria permanecerá o podría ocurrir que muchos otros desistan de cumplir y pasen a la informalidad.

Los legisladores que aprobaron la reforma mostraron una falta de sensibilidad hacia las clases media y baja y un profundo desconocimiento sobre la forma de vivir de mucha gente que no tiene acceso a internet, que con sus ingresos en su pequeño comercio no le alcanza para pagar un contador y a estas alturas ya tendría que estar buscando alternativas para accionar.

Otro de los nuevos impuestos que tendremos es el del 8% por concepto del Impuesto Especial Sobre la Producción y Servicios (IEPS) a los alimentos chatarra y el gravamen de 1 peso por litro a las bebidas azucaradas, lo cual no será suficiente para controlar los problemas de obesidad en la población, se requiere atacar de fondo las necesidades de la sociedad como una adecuada distribución de alimentos y una mejor calidad en el agua potable. Además los productores de chatarra gracias a las grandes campañas publicitarias que desarrollan, realizarán proyectos y programas que continúen motivando al consumo de sus productos.

Por otro lado el gobierno no ha dicho qué hará con los ingresos que obtengan del consumidor final de estos productos chatarra y no es difícil que las empresas que los elaboran encuentren alguna fuga en la ley para poder deducir dicho impuesto.

Así las cosas, estas y otras reformas con las que iniciamos el 2014 necesariamente traen consigo cambios en nuestra forma de vida, porque se reflejan más que nada en nuestro poder adquisitivo y si hay algún cambio en la economía de este país no se notará hasta pasados algunos años; mientras tanto les deseo feliz año.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Alta moda en el Teatro Calderón
La alegría cristiana del Adviento
En puerta, la conmemoración del patrimonio zacatecano
Concierto decembrino con la Camerata de la Ciudad
Beatriz Simon y Damián de la Rosa en el Felguérez
Al tiempo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad