Tuesday 21 de February de 2017

​Frenos de avión se congelan; pasajeros se bajan a empujar 

Excélsior      26 Nov 2014 10:52:48

A- A A+

Compartir:
Los pasajeros tuvieron que empujar el avión. (Cortesía)
Los pasajeros tuvieron que empujar el avión. (Cortesía)
MOSCÚ.- A una temperatura de 52 grados centígrados bajo cero, un grupo de pasajeros tuvo que descender de un avión para empujarlo, luego de que los frenos del aparato se quedaran congelados.

La aeronave, de la aerolínea UTair, quedó literalmente congelada en una pista del aeropuerto de la ciudad rusa de Igarka, ubicada en el Círculo Polar Ártico, en Siberia, informó el diario The Siberian Times.
 
“Temiendo que el servicio de Utair a la capital de Krasnoyarsk pudiera retrasarse, algunos de los 70 pasajeros recurrieron a su fuerza para liberar el avión Tupolev 134 de 30 toneladas”, explica el reporte.

La mayoría de las personas que empujó el aparato eran trabajadores de yacimientos de petróleo y gas.
“Un hombre de verdad puede plantar un árbol, construir una casa y empujar un avión”, grita uno de los individuos a los demás mientras empujan en conjunto las alas del avión.

Gracias al trabajo en equipo, los hombres lograron destrabar los frenos de la aeronave.

Las autoridades aeroportuarias explicaron que el atasco del avión se debió al uso de una grasa incorrecta en las llantas del avión, la cual no resiste temperaturas tan extremas.
 
Previamente, el tractor del aeropuerto falló en su intento por mover el avión.






Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Tuzos le pega de visita a Necaxa en Segunda División
Pacto de unidad revolucionaria 
Tu felicidad es tu responsabilidad
Flores, en Río Grande
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad