Saturday 03 de December de 2016

Las fiestas patrias en 1910

Carlos López Gámez      12 Sep 2014 19:30:08

A- A A+

Compartir:
Si pretendemos hablar de tradiciones, estamos seguros que tan solo citaríamos unas cuantas, porque en todos los pueblos de México existen. Las hay desde aquellas que hablan de las deidades terrenales, otras de las celestiales. Indiscutiblemente son nuestros orígenes, nuestra identidad.

En Fresnillo algunas aún se mantienen vigentes, otras más están por desaparecer por ideas absurdas y caprichosas de ciertos personajes. Hoy abundaremos tan solo en una de ellas.

Antes de incursionar en la temática, debemos aclarar que, las tradiciones que aún se conservan casi inamovibles, son aquellas que se refieren a las fiestas patronales. Las otras a través de los años y gustos personales han estado sufriendo mutaciones. En todo caso, son desplazadas y hasta exterminadas por la sencilla razón: no son del gusto de S.M.

En 1910, en este aguerrido, ahora sometido El Mineral, la población en conjunto con sus autoridades celebraron con fervor, júbilo y desbordante entusiasmo que nos otorga identidad muy nuestra, las fiestas conmemorativas al primer centenario de la Independencia de México. La participación comunal fue significativa, todo ello generado por una convocatoria, nada de imposiciones.

La convocatoria por lo general era redactada y firmada por una asociación de ciudadanos, por ejemplo la Junta Patriótica o la Junta de Mejoramiento Cívico y Material. En ella se convocaba al pueblo a blanquear sus frentes domiciliarios, colocar banderitas tricolores de papel de china y faroles en puertas y ventanas.

Luego se realizaban las concurridas fiestas cívicas, sociales y populares.

Pues bien… En 1910 los eventos daban comienzo desde el día 6 de septiembre para culminar el 16. El ofrecimiento oficial frente al Palacio Municipal.

Un programa especial precisa que el día 14, como evento principal, la inauguración del quiosco en la Plaza Principal. Antes el saludo al Lábaro Patrio con salvas repiques, cohetes y otras manifestaciones de regocijo. Con este dato se derrumban las afirmaciones que decían: El Kiosco se inauguró por la Revolución y que por ello lleva en su cúpula la fecha de 1910. Entonces ya sabemos que fue por el Centenario de la Independencia y el testimonio físico lo corrobora.

El programa de ese día específico una serie de eventos en el Jardín Principal, por ejemplo: la obertura por la Banda de Música, los discursos, que no deben faltar, estuvieron a cargo del profesor Rubén R. Esparza. El acto inaugural por el Jefe Político Luis G. Ledesma. Por la noche un paseo vespertino y audiciones de la Banda Municipal. En el Teatro Echeverría un programa alusivo. Se destaca la iluminación, serenata y fuegos pirotécnicos.

Para el día 15, desde temprana hora diversos eventos. Desfiles escolares, carreras de caballos, corridas de toros, paseo en el jardín, serenata, verbena popular, bailes y todo tipo de demostraciones alusivas al festejo.

Nos llama la atención una recomendación o quizá un mandato. Primeramente para honrar al Presidente de la República General Porfirio Díaz. Luego a las 11 de la noche el jefe político, desde el balcón principal del palacio municipal, recordará al pueblo el glorioso hecho de la iniciación de nuestra independencia. (Extracto textual). Desde las 10 de la noche, el baile en la Escuela de la Concepción, ahora Extemplo de la Concepción.

Para el 16, la inauguración del Monumento erigido al Padre de la Patria, la llamada entonces Plaza Hidalgo. Entonces, el kiosco del ahora Jardín Madero y el primer monumento a Hidalgo, fueron eventos integrado al programa oficial de las fiestas patrias en 1910 en Fresnillo, en conmemoración del primer Centenario de la Independencia Nacional.

El cartel que guardamos, al final de la convocatoria y del programa a desarrollarse en este mineral, en sus párrafos finales dice: “La Junta del Centenario y la Jefatura Política tienen la satisfacción de dar un voto de gracias a todas las personas que se han servido contribuir para el mejor éxito de las fiestas; a los señores hacendados, cediendo sus toros y caballos para la corrida; las diversas comisiones desempeñando activamente sus encargados; a los filarmónicos tocando sin estipendio algunos; al administrador del Hospicio González Echeverría y los asilados del plantel ejecutando de igual manera los trabajos tipográficos, y toso en fin demostrando de alguna manera su buena voluntad y patriotismo son dignos de aplausos, y así lo hace constar la junta”.

Que les parece… Se convocaba y agradecía la participación del pueblo.

En otras líneas del programa: Resta solamente recomendar a nuestra gente del pueblo, se conduzca tan moderadamente como el año pasado, omitiendo toda clase de gritos insultantes y deshonestos, que tanto y tan justamente censura la presente civilización. Claro que eran otros tiempos. Para mi había más respeto a nuestro símbolos patrios y comprensión de lo que se realizaba, lo cual se ha estado perdiendo por las espectaculares y arrogantes posturas protagónicas.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Carambola brutal; mueren 2 personas
Hallan equipo de espionaje en el Congreso de Aguascalientes
Economía incierta para 2017: analistas; efecto Trump
Le llueven más cargos a Duarte; presentan denuncia por omisiones
Muro de Trump traería graves consecuencias para la biodiversidad: PNUMA
Se impulsará expansión del libre comercio: Peña
Busca Inapam incrementar beneficios para adultos mayores 
Salud apuesta a reducir las muertes maternas
Ganan meseros un promedio de 28 pesos la hora
Los hermanitos Ramos esperan con fe al Niño Dios
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad