Monday 05 de December de 2016

Cien años después

Carlos López Gámez      6 Jun 2014 21:40:09

A- A A+

Compartir:
En Un 6 de junio pero de 1914, precisamente hace un siglo, Fresnillo fue tomado por las fuerzas revolucionarias comandadas por el duranguense Domingo Arrieta. Este, como otros más, son pasajes correspondientes a la Revolución de 1910 y, que en verdad, son hechos que desgraciadamente no han sido consignados con amplitud en tratados que versen de la masacre ocurrida en La Toma de Zacatecas.

Dicho de otra manera, los elementos vinculados con el movimiento armando de referencia, y, en lo que tiene injerencia directa con esta población, que sí los hubo, incluso a nivel local las evidencias de tales secuelas aún se recuerdan, no han merecido alguna gacetilla para los historiadores oficialistas que los minimizan por su actitud servilista de magnificar lo que tan solo les conviene y les producen exacerbada excitación mental.

Rescatamos algunos apuntes de lo ocurrido en Fresnillo durante el 6 y 7 de junio de 1914. Y, todo ello fue consecuencia de los fallidos intentos de Pánfilo Natera de tomar Fresnillo, así lo consignan historiadores independientes. Vayamos pues a la croniquita del suceso: Un contingente de más de 4 mil 800 hombres se dirigían procedentes de Durango a Fresnillo. Llegaron un 4 de junio a la hacienda de Trujillo. Allí se les informa que la plaza era defendida por 300 hombres, 200 de caballería y 100 de infantería al mando de Lucio Gallardo.

Las tropas de Arrieta al llegar a Fresnillo fueron desplazadas hacia diferentes y estratégicos frentes. El coronel José Vizcarra se apostaría en las faldas del Cerro de Proaño, por su parte el coronel Francisco Hernández lo haría por el Panteón Municipal. El mayor Francisco Salas y Terrones Benítez para cortar la retirada de las fuerzas federales se apostaron por los caminos a Calera y Ojuelos. Mientras se efectuaban tales movimientos Pánfilo Natera se encontraba en su cuartel en Jerez, con avanzadas en la hacienda de Santa Rita, Rancho Colorado y hacienda El Maguey.

El 6 de junio las tropas de Arrieta y Natera se desplazaban en forma convenida sobre Fresnillo, sus movimientos sorprendieron al enemigo empezando el enfrentamiento armado; eran como las 4 de la tarde. El combate en uno de los frentes, en el cerro de Proaño, llevó a la rendición de los federales. En los otros las batallas fueron más violentas.

Los habitantes de la población anticipadamente abandonaron sus viviendas, otros más se quedaron a proteger a sus bienes; sin embargo, a pesar de las providencias tomadas, muchos de ellos murieron y otros perdieron lo que tenían. En el reloj de la Purificación las manecillas marcaban las cinco y media de la tarde, a esa hora el fragor del combate se acrecentaba en los demás frentes; el saldo sin que se pudiera precisar, fue funesto para la comunidad.

La escaramuza en las magueyeras por el rumbo del panteón fue la más enconada, dejó una lamentable secuela de muertos y heridos. Los federales huyeron hacía la hacienda de la Concepción, por el rumbo del Barrio Alto, para dirigirse a Calera. La batalla se prolongó hasta las primeras horas del 7 de junio, los revolucionarios intentaban en vano capturar al enemigo que huía aprovechando la imperante oscuridad.

Horas más tarde, al esclarecer el día, reanudaron la persecución sin resultado alguno. Los sobrevivientes lograron escapar.

El 7 de junio arriba a Fresnillo el General Arrieta, luego de recibir los partes correspondientes, ordenas a sus subalternos realicen los preparativos pertinentes para tomar Calera. El coronel Vizcarra y su tropa atacaría a los federales que se encontraban en los caminos vecinales; por su parte el coronel Hernández por el poniente y entre los arroyos llegaría a la estación del ferrocarril y por el rumbo del panteón.

En nuestros apuntes encontramos fresnillenses que se destacaron en combate, uno de ellos era Ramón Galaviz. A la edad de 14 años ingresó al Colegio Militar de Chapultepec, alcanzando el grado de Mayor Táctico de Artillería. Fue simpatizante de la causa maderista, luego fue miembro de la Comisión Geográfica Exploradora, profesor de las escuelas aspirantes, inspector federal de contraloría, ingeniero en jefe de los servicios de exploración y agricultura. En 1935 funcionario de Bines Nacionales. Es autor del Manual del Campesinos, murió en la ciudad de México en 1944.

En otras ocasiones hemos abundado, aunque muy breve, en el coronel Lucio Gallardo como oficial del Ejército Huertista a cargo de la plaza de Fresnillo. Él para reforzar sus filas ordenó la clásica leva. Les comunicaba a los jóvenes que recibirían instrucción militar en vista de una posible intervención norteamericana. Lucio Gallardo se casó en esta ciudad con María Amador, su casa estaba en la esquina de Sor Juana Inés de la Cruz y Plaza de Armas.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
Partidos gastaron en zumba y menudo
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
Más de 500 runners en la Carrera Atlética 5k y 2k Ahresty
Antipática
América supera a Necaxa y va a la final ante Tigres
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.57
Venta 21.07
€uro
Compra 22.07
Venta 22.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad