Wednesday 07 de December de 2016

El tranvía en Fresnillo

Carlos López Gámez      8 Nov 2013 22:00:06

A- A A+

Compartir:
Aunque usted, amable lector, no de crédito a lo que en este espacio trataremos de describir, las evidencias lo confirman plenamente. La ciudad de Fresnillo desde los últimos años del siglo 19 hasta 1935 del siglo 20 contaba con el servicio de tranvías que cubrían una ruta urbana determinada y además llegaba hasta la Estación Ferroviaria.

Para empezar cito un decreto, el número 93. Se refiere al servicio de tranvías en este El Mineral. Está fechado el 16 de febrero de 1897. El gobernador del estado, Jesús Aréchiga, celebró un contrato con Francisco J. Ortega para el establecimiento y operación del tranvía. La ruta sería de la ciudad a la Estación Fresnillo, que entonces pertenecía al Ferrocarril Central Mexicano.

En una de las cláusulas establece que el Gobierno del Estado autorizó a la compañía Minera de Proaño a operar un tranvía para servicio público. Partiría de la plaza principal de la población para comunicarla con la estación del ferrocarril.

El tranvía sería de tracción animal, pero se dejaba en libertad la empresa de darle tracción de vapor si así le conviene. El plano de la vía lo representaría el ejecutivo estatal y la construcción se apegaría al proyecto. Se especificaba además que el camino será de “vía angosta”, pero se podía hacer de vía ancha. El propio gobierno cedió los terrenos necesarios para la terminal en la estación.

En la undécima cláusula se asienta: “Queda exceptuada la empresa constructora de toda clase de impuestos tanto el estado como municipales, por el término de 50 años, así como por todos los materiales de construcción y rodantes que introdujere para su servicio”.

El recorrido del tranvía, en el cual se transportaba a personas y también se llevaba carga, era la siguiente: como puntos de partida las oficinas centrales (ahora avenida Juárez, frente al Hotel México, planta baja). A unos cuantos pasos de la plaza principal. Luego enfilaba hacia el poniente para dar vuelta al sur y seguir por la ahora avenida Hidalgo hasta llegar a la Hacienda Proaño (cruzaba por el ahora acceso al Hoyo 19) y enseguida enlazarse con la vía que pasaba por la ladera norte de Los Jales y continuar hasta la Estación Fresnillo para luego regresar a la población.

La vía central, de acuerdo a planos de esa época, era la que se tendió en la ahora avenida Hidalgo, la cual terminaba en la calle Aurora (prolongación Hidalgo, hasta llegar a la calle del Abasto o del Rastro, ahora Rosas Moreno). A partir de 1906 los usuarios del Mercado Juárez y de La Carne se beneficiaron con el servicio.

El tranvía de Proaño tenía además tres escapes o ramales, por ejemplo: El que iba de la ciudad a la Estacón Fresnillo, otro por la plaza principal hasta la Santa Ana y el último a las bombas desaguadoras de las minas (Hacienda).

Cuando la compañía Minera Proaño vendió todos sus bienes a The Fresnillo Company, entre ellos el servicio de tranvías de tracción animal, esta mantuvo los recorridos de manera regular, incluso integró un carro especial llamado armón, que transportaba únicamente a empleados de oficinas de la empresa al centro. Las sirvientas de las casas de la Hacienda lo utilizaban para realizar sus compras en el mercado.

Al hacerse cargo de las instalaciones mineras de la empresa Mexican Corporation, a partir de 1920, se modernizan sistemas de explotación y beneficio de los minerales, abriéndose de esa manera una nueva etapa en la vida de la población al crearse más empleos y opciones de superación y desarrollo en todos órdenes. El servicio de tranvías también se moderniza, no será más de tracción animal.

En lo anterior destaca la participación y creatividad del señor Alberto Stephano al hacerse cargo de las administraciones del tranvía. Retira las mulitas que durante años eran las que jalaban el tranvía en las rutas establecidas y las sustituye con un camión de motor que adapta como carro de pasajeros y de carga. Por cierto, los usuarios viajaban en las unidades con infinidad de contratiempos por el ensordecedor ruido del motor y la gran cantidad de humo que salía del escape.

Evidentemente que el usuario exigía un mejor servicio y la administración en respuesta integra más camiones de motor, pero bien acondicionados. Como es de suponerse, los diferentes recorrido que se realizaban sin mayores contratiempos y de manera más rápida como no sucedía en sus primeras etapas.

El tranvía dejó de funcionar en 2935 porque un decreto prohibía el uso de líneas particulares para el transporte de pasajeros y como no fue posible resolver semejante problemática, se determinó retirar el servicio de manera definitiva. El tranvía estuvo funcionando 36 años.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Muere al instante una mujer tras accidente en motocicleta
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
América ya se encuentra en Japón
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad