Friday 09 de December de 2016

La torre de La Purificación

Carlos López Gámez      4 Oct 2013 23:10:07

A- A A+

Compartir:
Indudablemente que la torre y el campanario del templo parroquial sobresale de todo el conjunto arquitectónico del histórico inmueble. La puntal descripción que hace Clara Barguellini en su libro La Arquitectura de la de la iglesia de La Purificación resalta la majestuosidad de la torre y destaca que es una de las más bellas del centro-norte del país.

Hace además una revelación que fortuna conocen los fresnillenses: las figuras de los doce apóstoles se encuentran en nichos de las esquinas, cuatro en cada nivel de la torre. Tan solo se ha podido reconocer a San Juan Evangelista por su copa; las restantes esculturas de cantera están incompletas.

Las torres con sus tres niveles se le identifican también como “el campanario de la Purificación” y tiene un historial que integra desde testimonios relativos a su construcción, anécdotas y las inesperables leyendas urbanas.

Para llegar al primer nivel se utiliza una antigua y estrecha escalinata de caracol. En el primer tramo está el acceso al coro. En el muro poniente parece una pequeña placa metálica con la siguiente inscripción: “La H. Asamblea Municipal y Curato, C.M. Patiño. Fresnillo XII-MCMXXIII”. Referencia testimonial del reloj que fuera donado por la autoridad local, clerical y feligreses.

Las campanas del reloj se encuentran en el segundo nivel, pertenecían al del teatro Echeverría, del cual suponemos no funcionaba y se procedió a obsequiarlas al curato para su reloj. (Lamentablemente no tiene mantenimiento). La maquinaria es protegida por madera en el primer tramo de la torre.

Las campanas de la Purificación, con excepción de una, son de reciente hechura. Las más antiguas, según comunicado del Gobierno del Estado, fechado el Primero de septiembre de 1859, fueron enviadas a la Maestranza (Fundición y forja que se encontraba entre las calles Belisario Domínguez-García Salinas) para fabricar armas para la tropa del propio gobierno.

El campanario se encuentra en el primer nivel de la torre. Al centro de la monumental Campana Mayor, esta pende de un crucero de vigas de madera de considerable espesor, atada con cuerdas hechas de piel de bestia y crin, reforzada con cables de acero y cadenas. Tiene un peso estimado de 1.5 toneladas. Si se bajara cubriría totalmente a cuatro personas de regular estatura. En la parte alta de la campana tiene la siguiente inscripción: “María de la Purificación” XI-I-1940, párroco J.B. Raygoza.

En el arco sur se observa la campana de mayor antigüedad, tiene una inscripción que dice: “dedicación a la purísima concevción”, así está escrito y data de 1748-. Se le conoce como “la sonora”, está fuera de servicio. La campana “Sagrado Corazón” esta en el arco oriente, lleva inscrito el año de 1948. En el arco poniente aparece la campana denominada “Santa María de Guadalupe”, esta pende de un madero sujetada con cadenas y cable de acero. En su cara externa aparece el nombre, luego dice: “Reynaldo Macías, 1948, Fresnillo, Zac.”. Esta persona tenía una fundición en la ciudad de Aguascalientes. Independiente a la “Santa María de la Purificación”, el resto de las campanas, el piso era de madera, ahora es de cemento y tiene una placa que dice: “1-13-41 J.B. Raygoza”.

Destacando el tamaño de la campana mayor y de acuerdo al espacio que ocupa, a primera vista quienes han tenido la fortuna de estar cerca de inmediato se preguntan ¿Cómo y qué se hizo para llevarla al reducido lugar? Esta es la respuesta: “Se hizo recurriendo a rústicos malacates, utilizando cuerdas, cables, poleas; bestias de carga generaron la fuerza motriz”. Además retiraron las canteras del arco norte del primer nivel de la torre.

En días ordinarios se toca “El ángelus” a las doce del mediodía, con la mayor. A las tres de la tarde se anuncia la muerte del Señor. La última campanada del día se escucha a las nueve de la noche, con el toque de las ánimas, para volver a las seis de la mañana siguiente con la llamada a misa. También se llama a misa de difuntos. En tiempos más recientes ya no se escucha el tañer de las campanas como antes. El toque de “queda” solamente se permite en la iglesia Catedral a las cinco de la mañana.

La torre de la Purificación fue escenario de un enfrentamiento entre las fuerzas de Pánfilo Natera y J. Natividad del Toro en febrero de 1913. Las huellas de los impactos son visibles, algunas ojivas se han encontrado en muros interiores del campanario. Las campanas además se utilizaban para alertar a la comunidad de las incursiones de los temibles chichimecas, o bien de algún percance en la mina, eventos extraordinarios, y hasta para manifestarse los estudiantes en contra de las arbitrariedades de jefes policíacos.



 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Cumple 25 años el Archivo Histórico de Zacatecas 
Deslumbra al público la Academia de Baile Karla Parga
La Guadalupana
Se presenta con éxito Dulce Amarga Navidad
Participan adultos mayores en la Feria de la Virgen 
Al tiempo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.65
Venta 22.15

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad