Saturday 10 de December de 2016

Fue Teté

Juan Carlos Ramos León      2 Nov 2014 19:29:33

A- A A+

Compartir:
Es verdaderamente lamentable constatar cómo, cada vez que surge un problema público, pocas veces se logra consignar al o a los verdaderos culpables.

A lo mucho se agarran a un “chivo expiatorio”, pero a quien se señale como verdadero responsable de que las cosas hayan salido mal, nomás no.

Pareciera que a las autoridades les encanta jugar al juego del “yo no fui, fue Teté”.

El referente inmediato a este tipo de conducta lo encontramos, por supuesto, en los despreciables acontecimientos que se han estado suscitando en el estado de Guerrero en el que, ahora resulta, nadie tuvo la culpa de que los cuerpos policiacos de 17 municipios tuvieran que ser destituidos por encontrarse supuestamente corrompidos a grado tal que dos de dichos cuerpos se coludieron en la agresión y posterior desaparición de un numeroso grupo de jóvenes estudiantes.

También resulta que nadie tiene la culpa de que quien presuntamente dio la cobarde orden de esta agresión se les haya escapado de las manos haciendo gala de total impunidad y gozando maravillosamente de su “fuero constitucional”.

Los medios han puesto en evidencia esta rebatinga de argumentos que los involucrados han estado esgrimiendo como procurándose la exoneración pública: “yo le dije”, “yo no estaba”, “a mí no me correspondía” y quién sabe cuántas excusas más.

Yo no sé si sea culpable o no o si ya se lo agarraron de “chivo expiatorio”, pero al que le tocó ser el primero en pagar los platos rotos fue al mismísimo gobernador del estado de Guerrero -ahora exgobernador-, a quien el pueblo eligió -para bien o para mal- yendo a votar. En lo que parece más una movida de trascendencia política le dijeron “quítate que ahí te vamos”.

Y, claro, como ya fue retirado de los reflectores, le comienzan a llover las pedradas. ¡Qué curioso! ¡Los que no están ahí para decir nada son los que tienen la culpa!

Y mientras, los desesperados padres de estos jóvenes que siguen desaparecidos, como el chinito, no más “milando” cómo la pelotita de ping pong va de lado a lado de la mesa sumidos en la angustia de la incertidumbre y la desesperanza.

Todas las voces, estudiantiles y de otros sectores, que con verdadera honestidad se han sumado a una presión social que exige cada vez con mayor contundencia soluciones en lugar de evasiones, claman a gritos poner punto final a este tipo de inadmisibles situaciones.

¡Ya basta! Hace falta que esto nunca vuelva a pasar, pero, para ello, hay que empezar por dar un paso al frente y decir: “yo asumo la responsabilidad de lo que está pasando aquí porque a mí me toca”. Y esto en todas las esferas, no solo en la pública.

Hacen falta más hombres valientes que no rehúyan cobardemente a sus responsabilidades y menos de aquellos que se la viven escondiéndose detrás del “fue Teté”.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad