Tuesday 06 de December de 2016

GRAV

Éric Nava Muñoz      17 Oct 2013 21:20:05

A- A A+

Compartir:
Un día en la Calle, París, 1966. (Cortesía)
Un día en la Calle, París, 1966. (Cortesía)
El Grupo de Investigación en Artes Visuales (GRAV, por sus siglas en francés) se constituyó en París en 1960.

Tenía, entre otros objetivos, la intención de escapar a las corrientes del arte de la época, a las que calificaban de individualistas y alejadas del público.

El GRAV estaba integrado por Horacio García (1929-2012), Julio LeParc (1928), François Morellet (1926), Francisco Sobrino (1932), Jöel Stein (1925-2012) y Jean Pierre Vasarely (1934-2002).

En uno de los manifiestos publicados a lo largo de los ocho años de existencia del grupo, invitaban a desmitificar el fenómeno artístico. Planteaban que la relación entre el artista y la sociedad se basaba en el culto a la personalidad de un artista único y aislado.

Consideraron que la creación artística estaba rodeada de concepciones estéticas y antiestéticas sobreestimadas al tiempo que el arte dependía del mercado, dedicado a la producción de obras únicas para la élite.

Las obras de ese arte que pretendían transformar dependían de una relación con el ojo, la mirada, como intermediarios, siempre rodeadas de consideraciones subjetivas que pretendían eliminar.

El valor de estas obras se basaba en la unicidad y estabilidad, en su carácter de proposición definitiva del artista, por lo tanto subjetiva, que invariablemente obedecía a leyes estéticas.

Llama la atención que se trata de aspectos que aún en nuestra época siguen discutiéndose. El esperaba despojar la concepción y realización del arte de toda mistificación: debería ser una actividad más del hombre, no una categoría separada de la realidad.

Tampoco se limitaría a las formas tradicionales de la pintura y la escultura. Las obras, multiplicables, se evaluarían no sólo en términos de su belleza, sino a partir de otros parámetros que contribuyeran a modificar la relación del público con el arte.

Especialmente era importante que las obras no fueran definitivas: aunque debía ser claro que eran propuestas precisas y deliberadas, sólo estarían completas a partir de su relación con el público.

Además de sus exploraciones cercanas a la obra tradicional, el GRAV realizó otras propuestas desde el arte participativo.

En 1966, el 19 de abril para ser precisos, realizaron una serie de intervenciones en espacios públicos. Un día en la calle, con un itinerario preciso, incluía acciones como distribuir regalos sorpresa en una estación del metro, abandonar obras habitables a la curiosidad de los paseantes o pasear con luces de flash por una avenida.

El grupo estaba consciente de que formaban parte de un sistema que no podría modificarse radicalmente de la noche a la mañana. Reconocieron que las contradicciones derivadas de pertenecer al sistema del arte retrasarían su transformación.

En estos días, el Museo Tamayo, de la Ciudad de México, presenta la exposición Una visión otra, que muestra algunas obras y proyectos del GRAVy sus integrantes.
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
Ciudadanos 
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.88
Venta 22.38

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad