Sunday 11 de December de 2016

Gregorio García El Pollo

Javier Torres Valdez      12 Mar 2014 21:30:05

A- A A+

Compartir:
Existen pocos jerezanos que no hayan conocido en algún momento de su vida a Gregorio García, aunque quizá este nombre les resulte desconocido porque para hablar de nuestro personaje es necesario mencionarlo como El Pollo.

Gregorio García no era literato ni filósofo ni profesionista en ninguna de sus ramas, aunque para decir verdad no le hizo falta nada de ello, pues ganándose la vida honradamente supo y pudo dar a sus hijos las oportunidades que la vida no le dio.

El Pollo era un bolero a quien le gustaba la conversación amena, puntillosa, crítica o de remembranza. Había cientos de personas que lo buscaban por dos cosas extraordinarias que tenía: su conversación y la calidad de su trabajo en el aseo de calzado, cosas que elevó a la categoría del arte.

Al recordarlo, de lo que menos debemos hablar es de su labor diaria, pero esta está tan íntimamente ligada a su persona, que es imposible separarla de sus anécdotas, de su conversación y del liderazgo que ejerció entre sus colegas.

Gregorio García era una enciclopedia de la vida jerezana; conocedor de muchas vidas de los personajes de la sociedad jerezana cada cliente le dejaba un apunte o un comentario de los sucesos del entorno citadino.
Sin embargo, era apreciado por otra virtud, el saber ser discreto y guardarse para sí muchísimos datos.
No pocos paisanos le preguntaban: ¿Ahora por quién vamos a votar? La respuesta era toda una gama de reflexiones de porqué debería de votarse por algún determinado candidato.

Su vida de bolero se inició (según la contaba), con un préstamo de cincuenta pesos hechos por Pablo Torres Ortiz, quien tenía su estanquillo a un costado de la acera oriente del jardín principal. Fue tal su entusiasmo en el primer día de su trabajo que de inmediato fue a abonar la cantidad de 15 pesos a su deuda.

Varios de sus amigos y compañeros se dedicaban también a esta modesta, pero noble y honrada profesión. Los conocí casi a todos, más que por sus nombres, por los apodos que se imponían unos a otros, eran: El Caño, La Madre Chona, Don Ray, El Tonchis, El Gori y Sóstenes, quienes esporádicamente eran auxiliados por otros paisanos.

Era sin duda ninguna, el bolero más antiguo del estado con más de 50 años en su actividad.

La frase de sus clientes era: “Déjemelos de charol”, a lo que El Pollo respondía: "mejor le pondré medias suelas, pues estoy seguro que si pisa un chicle me podrá decir hasta de que sabor es".

El Pollo era bromista sin ser vulgar y nunca soltó ningún insulto que no lo mereciera a quien iba dirigido.

Cierta vez un individuo gordo a quien apodaban El Bodoques cruzó corriendo desaforadamente el lado sur del jardín, tras él iba un paisano a quien llamaban El Polvaderas, con una navaja de barbero en la diestra tasajeándole las nalgas a El Bodoques, quien se refugió en la tienda Al Ferrocarril. De ahí lo llevaron a curar con el doctor Varela, a quien ayudó El Pollo, luego de lavarse las manos y colocarse unos guantes esterilizados, de ahí en adelante algunos conocidos le decían El doctor Pollo.

Su bolería fue saqueada varias veces, más por maldad que por sacar algún beneficio, él decía: “Pero ya llegará el día en que tengamos unas bolerías de fierro, para parar a estos hijos de su ¡”#$%&/=?¡ madre”.
Murió atropellado cuando se dirigía a su casa, no se le concedió el deseo de ver las bolerías de fierro a prueba de vándalos.

Todos sabemos que al Pollo, siempre será fácil de recordarlo, y difícil de olvidar.

Vayan éstas líneas a su memoria, para quien a través de un trabajo sencillo y modesto supo ganarse la estimación y el cariño de todos aquellos que conoció y le conocieron, su figura era ya parte del paisaje de nuestro jardín. 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Alta moda en el Teatro Calderón
Al tiempo
En puerta, la conmemoración del patrimonio zacatecano
La alegría cristiana del Adviento
Beatriz Simon y Damián de la Rosa en el Felguérez
Concierto decembrino con la Camerata de la Ciudad
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad