Tuesday 06 de December de 2016

Guerra ciberespacial

Ricardo Gómez Moreno      8 Apr 2014 21:59:53

A- A A+

Compartir:
Tres presidentes de Estados Unidos han recibido premios Nobel de la Paz: Theodore Roosevelt, en 1906; Woodrow Wilson, en 1919 y Barack Obama, en 2009. Jimmy Carter también lo obtuvo, pero le fue concedido en 2002, siendo expresidente. Nadie es menos merecedor del galardón que el actual ocupante de la Casa Blanca.

Roosevelt fue un reformista por excelencia y conservador de los recursos naturales. Instauró leyes contra los monopolios industriales, comerciales, del transporte y de explotación de los minerales e hidrocarburos. En política exterior actuó como mediador en el conflicto armado ruso-japonés y en 1905 logró el cese el fuego, lo que lo hizo ganador del Premio Nobel de la Paz de ese año.

Wilson invadió México en 1914 para echar del poder a Victoriano Huerta; luego, aprovechando la confusión política imperante en Haití, invadió con tropas y empresas. Lo mismo hizo en 1916, en la República Dominicana. Todo un guerrero que puso al mundo de cabeza.

Jimmy Carter es quien ostenta legítimos méritos. Por todo el mundo ha esparcido sus esfuerzos en defensa de los derechos humanos; fue y es efectivo mediador en conflictos internacionales.

Como presidente, en América Latina redujo apoyos económicos a los regímenes dictatoriales de los años 70 y les cortó los suministros de armas. Fue duro crítico del régimen golpista de Augusto Pinochet e instauró una nueva política de respeto y apoyo a gobiernos democráticos.

En México, Perú, Venezuela, Nicaragua y Ecuador, ya como dirigente del Centro Carter, asiste como observador a procesos electorales. En marzo de 2011 estuvo en La Habana, Cuba, desde donde hizo un llamado al gobierno estadounidense para cesar el bloqueo económico, de más de medio siglo, y excluir a Cuba de la lista de países que, según Washington, patrocinan el terrorismo.

Pero si Carter le dio honra, otro estadounidense se ha empeñado en deshonrar el Nobel de la Paz: Barack Obama.

Bien probada su belicosidad, en una decisión como nunca antes controvertida, en 2009 le concedieron el Nobel de la Paz.

Hoy Obama, cuyo programa de despojo petrolero devasta naciones en Oriente Medio, aplica en Ucrania, Cuba y Venezuela una estrategia cibernética, mediante tweets, enfocada a los jóvenes.

A Ucrania la convirtió en peligro mundial, con una nueva guerra fría en marcha, y en América Latina, Cuba y Venezuela son blanco de planes subversivos. En Caracas ya caminan y en casi dos meses han cobrado más de 30 vidas.

En la isla los planes del señor Obama fueron descubiertos y quizás desarticulados, qué ironía, por la agencia estadounidense Associated Press (AP).

Así es como un Premio Nobel de la Paz inaugura un nuevo tipo de guerra invasora y asesina: la ciberespacial.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Quiso darle una sorpresa a su novio y se mató camino a su boda
Asesinan a un vendedor de nieves en la San Marcos
Encuentran a un hombre ahorcado en Lomas de Bracho
Inician proceso legislativo para destituir al 'Cuau'
‘Reaparece’ Javier Duarte con publicación en Facebook
Gael García Bernal parodia el video de los XV años de Rubí
México ‘debería seguir el ejemplo de Trump, potenciar a la nación’: El Bronco
México, por debajo del promedio mundial en educación: PISA
Conmociona a Colombia violación y asesinato de niña de siete años
Se viraliza cuando Luis Miguel desairó a Thalía
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.39
Venta 20.89
€uro
Compra 21.82
Venta 22.32

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad