Wednesday 07 de December de 2016

Mi delito... no creerle 

Ivonne Nava García      14 Jun 2014 19:20:06

A- A A+

Compartir:
Una madre de familia, sin pareja, sin trabajo y sin saber qué hacer tiene una niña de 7 años que después de dos años habla acerca de unas agresiones de las que es objeto. Su familia niega los hechos y culpa a otros de las conductas.

Apoyo familiar
“Hace cinco años dejé a mi esposo. Me salió muy borracho y golpeador. Teníamos muchos problemas y mis hijos se asustaban mucho cuando llegaba tomado a pegarme. Era celoso de todos, hasta de mis hermanos. Decía que ellos nada más se me quedaban viendo y cosas muy feas. Un día me decidí a dejarlo porque ya ni trabajaba y los problemas eran muy feos. Mi niña tenía para ese entonces 2 años y mi hijo más grande 7 años.

“¿A dónde gana uno cuando está sola? Me regresé para con mis papás y como somos tres hermanas que somos mamás solteras, pues ahí terminamos todos y mis hermanos también. Nos acomodamos en un cuarto y ahí estábamos bien. De eso ya hace cinco años. No me quedaba de otra porque mientras me iba a trabajar, ¿dónde iba a dejar a mis criaturas? Mi mamá me las cuidaba o mis hermanas”.

Muy pocas oportunidades
“Son muchos los gastos y casi no hay trabajo. Qué me van a dar de trabajo si nomás tengo la secundaria. Fui al Servicio del Empleo y sí me mandaron a varios, pero pagan muy poquito. Ni siquiera pagan los mil a la quincena. Yo le pensaba porque son trabajos hasta las 6 de la tarde y están lejos.

“Nomás en los pasajes se me iba a ir lo del salario. Le busqué en otras opciones, pues uno de qué puede trabajar: de empleada, cocinera o en limpieza. En eso he estado. Ahorita no tengo trabajo. Me salí de la casa de mi mamá por unos problemas que tuvimos por algo que dijo la niña chiquita”.

Mujer o madre
“Después de que me separé he tenido cuatro parejas. No ha sido fácil. El primero después de mi marido me salió muy tomador.

“De tanto hablar con él fue dejando la tomadera. Para eso ya tenía como una semana sin tomar cuando mi hija me dice que él le había agarrado una pompi.

“Yo no le creí, pensaba que si de borracho no les había hecho nada, menos en su juicio. Pero que mi hijo me va diciendo que a él le había agarrado una pompi, sentí que hervía la sangre y me le fui. Le dije que se largara porque a mis hijos no les iba a andar haciendo nada. Me quedé sola otra vez y me regresé para con mi mamá.

“Luego conocí a otro que también era tomador y golpeador, pero ese no les hizo nada a mis hijos, nomás a mí, pero con la primera vez que me puso la mano encima me desjunté de con él. Luego conocí a otro que estaba divorciado como yo y tenía dos hijos. Yo pensé que ese era el bueno. Él me dijo que me mantenía a mí y a mis hijos, pero que yo le criara a sus hijos.

“Estábamos bien y nos fuimos acomodando. Un día me dijo que la carga era mucha para él solo, que ya no podía y que sus hijos le habían dicho que yo les pegaba mucho, que mejor ya le paráramos. Era un egoísta. Este último con el que estoy no tiene trabajo y ya decidí que no me juntaré con él. Lo veré de vez en cuando y es todo”.

La tormenta
“Un día mi hija se enfermó, tenía fiebre muy alta. La llevé al médico y resultó que tenía una infección de vías urinarias muy severa.

“Antes de esto en una reunión mi pareja se agarró dándole besos a mi hija en su cachete, yo la veía incómoda y le dije que no dejara que nadie la besara ni nada y me dijo ‘si te contara’.

“De ahí me la agarré y le estuve preguntando por qué decía eso. Me empezó a decir que un sobrino que ya es grande le hacía cosas, que la encerraba en un cuarto y que la besaba y que la tocaba muy feo en todo su cuerpo.

“También me dijo que él la obligaba a hacerle cosas a él y que la amenazaba con que nadie le iba a creer si decía algo.


“Yo todavía no lo creo. Mi mamá menos lo cree. Nos corrió de la casa, todos ven a mi hija como mentirosa y acusan a mi actual pareja de que él es, por la vez que la besó en sus cachetes.

“No tengo trabajo, a veces no tengo para los pasajes, los gastos son muchos. Si me voy a trabajar, los descuido.

“No sé si poner la denuncia, porque dicen los doctores que mi hija no tiene nada, que si le hicieron algo solo fue por afuerita.

“Tampoco quiero perjudicar a mi sobrino porque lo van a meter a la cárcel. Tampoco quiero exponer a mi hija”.

Abuso sexual
El abuso sexual es un tema que preocupa a todos los padres, ya que nunca queremos ver a nuestros hijos enfrentados a una situación tan terrible como esa.

Sin embargo, es importante tener antecedentes de las conductas que pudieran presentar los niños en el caso de sufrir este tipo de violencia, como: 

Cambios bruscos de actitud.
Llanto fácil por pequeñas cosas, ansiedad, miedo a determinada persona.

Autoagresión.

Conocimiento de temas sexuales o actitudes impropias para la edad.

Miedo al contacto físico.

Agresividad, descontrol, culpa o vergüenza.

Se orina en la cama o durante el día.

Bajo rendimiento escolar.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Rechazan dar servicio de guardería a los padres
Descubrió a su pareja violando a su hija y lo hiere a machetazos
En los XV de Rubí habrá ¡Sergio el bailador en vivo!; Bronco confirma
Educación 
México tendrá los mismos resultados en la prueba PISA 2018: Nuño
Cae un avión de aerolínea paquistaní tras despegue 
AMLO dispuesto a hacer ‘alianzas’ para proteger a México de Trump
Time nombra a Trump Persona del Año
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad