Sunday 11 de December de 2016
»Prepara MAR ingeniería político administrativa 2014 Guillermo Huizar diseña una nueva Ley de Obra Pública Paran el proselitismo de funcionarios “madrugadores” 

Ineficientes y simuladores, a la calle

Francisco Gabriel Reynoso Torres      4 Jan 2014 19:10:05

A- A A+

Compartir:


“Caiga quien caiga” -gustan de decir los políticos- Miguel Alonso está decidido a que el suyo sea el mejor gobierno que haya tenido Zacatecas.

Y para ello, en 2014 hará en el Ejecutivo una ingeniería político administrativa que permita ofrecer a los zacatecanos, fehacientes y palpables, cambios en su calidad de vida.

Que absolutamente todas las familias puedan vivir dignamente, con estabilidad económica y paz social, es la meta fundamental.

Metas precisas
La ingeniería político administrativa visualiza la segunda parte del sexenio. Establece metas precisas en todas las áreas del Ejecutivo para los 32 meses que restan al sexenio.

Como está dividida, la estructura gubernamental tiene varias cabezas de sector. El secretario de Gobierno, Francisco Escobedo, por ejemplo, lo es en el área política. Y Fernando Soto, titular de Finanzas, del sector económico.

A las 10 obras y acciones más importantes del Plan Estatal de Desarrollo les dará seguimiento Miguel Alonso, personalmente.

Cero tolerancia
En altas esferas del Ejecutivo se comenta que lo más trascendente de la ingeniería político administrativa, diseñada para la segunda mitad del sexenio, es la cero tolerancia para simulación, ineficacia y corrupción.

El funcionario que no dé resultados o que -dícese coloquialmente- “le juegue al ensarapado”, se irá a su casa.

Y no habrá excepciones, aseguran. Podrá ser amigo de la infancia de Miguel, reliquia sagrada del PRI o pionero del alonsista grupo Zacatecas en Movimiento. A quien no sirva para servir y solo busque servirse lo pondrán de patitas en la calle.

Bajas en el gabinete
En 2014 -dícese en los mentideros políticos- dos figuras de primera línea dejarán el gabinete.

Se trata de Guillermo Huizar y José María González Nava, secretarios de Función Pública y Desarrollo Social.

El primero, porque desaparece su secretaría y se crea, como órgano autónomo, la Comisión Anticorrupción. Todo indica que Huizar sería su primer titular.

Y Chema González, porque será candidato a presidir el PRI estatal. A mediados de año, Juan Carlos Lozano concluye su gestión y parece decisión tomada que el otrora miembro de los “Cinco Fantásticos” lo suceda.

Ley anticorrupción
Antes de dejar la SFP -dicen los enterados- Guillermo Huizar entregará a Miguel Alonso -o ya lo hizo- un proyecto de nueva Ley de Obra Pública.

El meollo del texto es que todas las licitaciones, sin excepción, se harán por vía electrónica. Y ningún funcionario: Mario Rodríguez, secretario de Infraestructura; el influyentísimo Francisco Bañuelos El Ponchado, titular de la constructora de escuelas, ni ningún otro, tendrán comunicación personal con los concursantes.

Todo se hará por internet. Y además se implementará otro cambio radical: la firma electrónica. Así pues, en ningún momento los constructores hablarán con funcionarios del gobierno.

Tentaciones peligrosas
Otra iniciativa que Miguel Alonso enviará a la 61 Legislatura, parte de la ingeniería político administrativa de la segunda parte sexenal, se refiere a endurecer la ley de adquisiciones.

Esta tendrá sustento, como la anterior, en los avances tecnológicos que alejan el otorgamiento de contratos de tentaciones peligrosas.

Freno a futuristas
Punto neurálgico de la estrategia 2014-2016 tiene que ver con el freno a futuristas y madrugadores políticos.

Todo mundo en el gobierno, así pues, deberá olvidarse de los comicios federales del 2015 -se eligen nuevos diputados- y del proceso sucesorio 2016.

Y quienes prefieran la grilla e iniciar tempranamente sus campañas electorales, tendrán las puertas del gobierno abiertas de par en par… para irse.

Trato parejo
Dicen los enterados que esta decisión restrictiva será pareja. Para todos sin excepción. Así pues, también se pondrá coto al proselitismo del senador Alejandro Tello.

Su condición de legislador no solo le permite, sino lo obliga a estar en contacto con la gente. Es parte intrínseca de su responsabilidad legislativa. Empero -y esto también irá para Adolfo Fito Bonilla- Tello deberá distinguir entre gimnasia y magnesia. Y no pasarse de vivo.

Vieja espina
Durante un viaje del Distrito Federal a Zacatecas, en 2009, la entonces gobernadora Amalia García preguntó a su secretario de Obras, Héctor Castanedo, a quiénes veía con posibilidades de sucederla en el poder.

Y Castanedo, con honestidad e ingenuidad, mencionó varios nombres, entre ellos el de Miguel Alonso.

Con la soberbia que le caracteriza, Amalia descalificó a Castanedo. “Pensé que usted tenía ideas claras. Ya veo que no sabe usted nada”, le habría rezongado.


A la luz de aquella anécdota, la ingeniería político administrativa del “buen fin” sexenal busca, aunque no como prioridad, taparle la boca a Amalia.

Seguro a migrantes
Otra acción fundamental del Ejecutivo para 2014 sería llevar el Seguro Popular a por lo menos 500 mil zacatecanos migrantes radicados en Estados Unidos.

En ese proyecto trabajan Miguel Díaz Montaño y Efraín Chávez, director y subdirector del Seguro Popular en los Servicios de Salud que maneja Raúl Estrada Day.

Y mejorar la atención a la gente en los hospitales. Porque en ese punto el gobierno sigue cojeando.
 

Pollo a la leña 

Con temperaturas bajo cero -propias para coyotes y venados- los zacatecanos recibieron la Navidad. Y muchas familias, obligadas por una repentina y extraña escasez de gas LP, tuvieron que cenar pollos a la leña, sin bañarse ni estrenar ropa nueva.

El desabasto de combustible llegó justo cuando el gobierno de Enrique Peña bombardea a la sociedad con explicaciones sobre las bondades de la reforma energética; cantaletas reiteradas referentes a que se producirá más gas y electricidad a menores precios.

Aparentemente el problema se resolvió ya. El jueves las gaseras reanudaron el reparto, a razón de 7.30 a 7.50 el litro, es decir, con el primer aumento del año nuevo.

Lo lamentable de este episodio energético es que ninguna autoridad dio la cara para explicar qué sucedía y cuándo se solucionaría el problema. Debieron dar la cara Patricia Salinas, secretaria de Economía; o Eduardo López, delegado federal de Economía; Ovidio Villareal, superintendente de Pemex o por lo menos Mariano Ureño, presidente de los empresarios distribuidores de gas y gasolina en Zacatecas.

¡Esquina, suben!  

Sin que mediara el clásico grito preventivo “¡esquina, bajan!”, que en este caso sería: “¡esquina, suben!”, el gobierno estatal autorizó un incremento de un peso en el pasaje del transporte público de pasajeros.

Desde finales de diciembre, los usuarios del servicio pagan 6.50 pesos, en lugar de los 5.50 que prevalecieron 18 meses.

Con una frase que se consideró en los corrillos políticos como un monumento a la “gansada política”, Agustín Jaime Ortiz explicó cómo se generó esta decisión.

“En su visita a Fresnillo por las fiestas decembrinas -habría dicho el director de Transporte, Tránsito y Vialidad- el gobernador Miguel Alonso insinuó el aumento. Así que ya no había necesidad de un anuncio oficial”.

Hecho esto, el Ejecutivo deberá meter el acelerador a fondo en la modernización del transporte. Porque desde el año pasado, después de la renovación de 120 autobuses en Zacatecas y Fresnillo, el programa de quedó “tirado”, con las llantas ponchadas.

Retazo con hueso 

Ciudad herida
Miles de baches, algunos enormes como cráter de volcán, tienen heridas a calles y avenidas de la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe. Son pruebas irrefutables de las cochinadas que se hacían en ambos municipios en tareas de bacheo y pavimentación, admiten en los equipos de Carlos Peña y Roberto Luévano.

Pírrico dinamismo
La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, creada por Enrique Peña para sustituir a la Secretaría de la Reforma Agraria, es una de las entidades con mayor presupuesto en el gobierno federal. Y la mayoría de sus programas encajan en los municipios. Pero en Zacatecas -lamentan alcaldes priístas- es lamentable el poco dinamismo del delegado de la Sedatu, Abelardo Córdova.

Visión política
En mucho, Eleuterio Ramos sustenta el desarrollo de Valparaíso en el apoyo de los clubes migrantes a las obras y proyectos productivos del 3x1.

Y con visión política, el perredista se inclina hacia Chicago, donde los paisanos y la Federación de Clubes Unidos Zacatecanos en Illinois, presidida por su paisano José Juan Estrada, están menos politizados. Porque en California, las organizaciones lideradas por Omar Martínez, evidentemente están muy ladeadas al PRI.

Muchas agallas
Como parte de la apuesta de Eleuterio Ramos a las divisas migrantes, en diciembre les organizó una fiesta en el jardín de González Ortega, en Valparaíso.

Públicamente el alcalde elogió las agallas de quienes emigraron a Estados Unidos para hacer fortuna sin olvidar su tierra. “Quién mejor que ustedes para saber de las necesidades y dolores de Valparaíso”, reconoció.

Menudencias 

En 2016 la izquierda no puede contender fracturada, advierte Rafael Flores Mendoza a David Monreal.

Para tener verdaderas posibilidades de vencer al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados -prevé el diputado perredista- debe trabarse una alianza en la que vayan juntos PRD, PT, Movimiento Ciudadano, Morena y el Partido Acción Nacional.

Y el candidato a gobernador -plantea el exalcalde de Guadalupe- tendría que ser el mejor posicionado en encuestas reales.

Líderes perredistas
En marzo habrá renovación de mandos en el PRD. La moneda está en el aire.

Empero, las apuestas están 10 a uno a favor de Carlos Navarrete como sucesor de Jesús Zambrano y, en Zacatecas, de Arturo Ortiz para relevar a Gerardo Espinoza.

Su ronchita
Uno de los propósitos de año nuevo de Saúl Monreal es abrir casas de gestión en Sombrerete y Calera.

El líder de Movimiento Ciudadano será candidato a diputado federal en 2015 y requiere, para complementar el capital político que tiene en Fresnillo, “hacer su ronchita” en aquellos municipios que, en rigor, definen la elección.

Problemas limítrofes
Valente Cabrera, alcalde de Vetagrande, busca meterse a las negociaciones que sostienen Carlos Peña y Roberto Luévano en la Unidad de Planeación del Ejecutivo que maneja Esteban Herrera, para definir los límites territoriales de Zacatecas y Guadalupe.

Y es que Vetagrande y Guadalupe también tienen problemas graves. Pero Cabrera, en la baraja política, no tiene rey que lo ampare.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad