Wednesday 07 de December de 2016

Institucionalidad confiscada

J. Luis Medina Lizalde      15 Dec 2013 20:10:04

A- A A+

Compartir:
Como pocas veces en la historia, en estos días ha quedado muy claro que nuestro país es gobernado en la dirección opuesta a la anhelada por la mayoría. La aprobación de la reforma energética, a pesar del generalizado repudio, tuvo que procesarse en las cámaras federales cuando los mexicanos están alejados de su cotidanidad.

Un 12 de diciembre se aprobó el Fobaproa y 15 años después es aprovechado el culto a la Guadalupana para imponer la más atroz reforma a tres artículos de la Constitución para ceder soberanía y para debilitar aún más al Estado mexicano.

Con todo, es alentador constatar el fracaso del cosmopolitismo colonizado de las élites, esa visión acomplejada de lo extranjero que se nutre del ninguneo de lo propio y no del sereno reconocimiento del distinto.

Nuestra colonizada élite, con todo y que dispone del control casi absoluto del aparato comunicacional, no ha podido persuadir a los mexicanos de que su destino ideal es la sumisión al mundo de las multinacionales.

Si Televisa falla, quedan los gases lacrimógenos; si los derechos humanos se erigen en estorbos, siempre queda el recurso de modificar los artículos necesarios para anular su contenido libertario. Para eso disponen de cantidades suficientes de diputados y senadores que aprueban lo que se les ordene sin sentir rubor alguno, cuando hasta el ideólogo estelar del salinismo histórico, Diego Fernández de Cevallos les señala que la inmensa mayoría votaron lo que votaron sin haber leído y mucho menos comprendido lo votado.

PERDÓNALOS SEÑOR, NO SABEN LO QUE VOTAN
La inmensa mayoría de los legisladores federales que acataron la consigna decidieron que por ellos hablara su silencio, mientras que los pocos que hicieron declaraciones al respecto se refugiaron en lugares comunes deficientemente asimilados, mostrándose como aquellos que oyen cantar el gallo y no saben dónde, como reza el dicho popular con el que solemos referirnos a los que hablan sin saber.

Los legisladores locales se muestran como son, rebaños a disposición del gobernante que los palomeó y firmes creyentes de que “la moral es un árbol que da moras”, tal como lo dejó establecido uno de los grandes próceres de la clase política no lo suficientemente reconocido, Gonzalo N. Santos, por ello no debe soprendernos la delatora prisa en el proceso ratificatorio de la reforma energética que en las primeras 48 horas logró la aprobación de las legislatura de 14 estados, proceso que registra en la historia de la desverguenza el récord impuesto por la Legislatura de Querétaro de ratificar la reforma en 10 minutos, horas antes de que la Legislatura de Sonora impusiera nueva marca con su sesión ratificatoria de siete minutos.

Esta semana sabremos de qué están hechos los diputados locales zacatecanos, cuya última hazaña fue aprobar el presupuesto del Ejecutivo sin cambiarle una coma.


¿Hubiera sido posible la reforma energética sin el Pacto “por México”? Es difícil saberlo con precisión, pero hay que consignar que la reversión de la expropación petrolera la buscó la derecha mexicana desde el comienzo, su reacción inicial fue la asonada militar encabezada por Saturnino Cedillo, quien muere en el intento, luego quizo dar marcha atrás mediante los “contratos riesgo” durante la gestión de Miguel Alemán, cuya familia funge como socia fundadora de lo que ahora es Televisa; hubo después diversos ensayos más o menos fallidos siendo hasta ahora cuando cristaliza al anhelo reaccionario.

LA OPOSICIÓN CON LA QUE TODO PODER SUEÑA
La indolencia de los pactistas se transparentó por el lado del PAN cuando Jorge Luis Preciado, coordinador de los senadores de todas las confianzas del presidente del blanquiazul, abandonó una sesión donde se abordaba tan importante reforma para no perderse el juego de futbol entre el León y el Toluca.

Indiferencia similar fue la mostrada por Carlos Navarrete, cercanísimo al dirigente nacional del PRD Jesús Zambrano, quien visita Zacatecas para fortalecer su aspiración a suceder a Zambrano (sin convocatoria todavía), en el momento del aplastamiento de toda oposición a la reforma y en el momento en que su partido buscaba, mediante una caminata de 75 horas, convencer a sus escépticas bases de que sus dirigentes no están coludidos con los orquestadores de la vuelta atrás.

La reglamentación de manifestaciones es historia que no acaba de escribirse, los primeros que dieron el paso fueron los asambleístas del Distrito Federal, por todo eso vale preguntarse:
¿Hay vía electoral para cambios de fondo en sentido popular y democrático? ¿La oposición testimonial es realmente oposición?

Cuando una parte de los que llegan se corrompen en el camino y otra es destinada al autocomplaciente, pero estéril rol de “excepción que confirma la regla”, lo mejor es volcarse al esfuerzo concientizador y que el voto venga como consecuencia.

Nos encontramos el jueves en El recreo.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.33
Venta 20.83
€uro
Compra 21.84
Venta 22.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad