Tuesday 06 de December de 2016

Jerez en el recuerdo

Javier Torres Valdez      13 Nov 2013 22:30:06

A- A A+

Compartir:
Eran los tiempos en que nuestro entonces pueblo, solo tenía seis policías para proteger a la ciudadanía.
Cierto es que dicen algunos que recuerdan esas viejas fechas, que estaban mal pagados, mal armados y con las manos libres para que consiguieran el complemento de su sueldo.

Antes de que la presidencia fuera reconstruida visionariamente por Jesús Sánchez García, todas las oficinas se concentraban en un largo salón que abarcaba toda la parte alta del frente del edificio.

Tras el patio se ocultaban los viejos calabozos que eran usados antes de 1914, después de la Toma de Zacatecas por Pancho Villa, el edificio de la presidencia, fue quemado por elementos de "La División del Norte", quienes fueron sorprendidos dentro de la finca y tiraron a un viejo pozo los rifles y el dinero que había en la Tesorería. Ese pozo se encuentra tapado tras el patio de regidores, esperando que algún decidido ordene su limpieza y rescate las armas y las monedas.

Había tres calabozos construidos con piedra y sus puertas de gruesa madera de mezquite resistieron todavía el paso de muchos años.

Los reos de buen comportamiento eran concentrados en el salón del hoy auditorio, lugar donde en cierto momento, llegaron a pernoctar hasta 30 individuos.

En ese patio había otro pozo, donde los presos sacaban agua para satisfacer sus necesidades, pero como en aquellos años aún no había drenaje, dos de los detenidos por borrachera o escándalo, para obtener su libertad eran comisionados para llevar a tirar un gran bote de lámina, donde los presos hacían sus necesidades corporales.

De mi memoria no escapan dos homicidios presenciados, cuando aún tenían escasos años. Uno de ellos fue atrás de donde todavía se encuentra la bolería que fue de Gregorio García. Todo inició en un pleito de borrachos, luego uno de ellos cayó al suelo, por efecto de un golpe o pérdida del equilibrio, fue entonces cuando el otro, tomando una enorme piedra que se encontraba en uno de los prados, la dejó caer con fuerza sobre la cabeza del infortunado sujeto, rompiéndole el cráneo.

El victimario quiso huir por la calle Constitución, pero su ebriedad no le permitía ir muy veloz, entonces uno de aquellos escasos policías le gritó: "Párate cabrón"... y al no hacerlo sacó la pistola y le disparó, dándole en una pierna; en esa misma calle lo llevaron con el doctor José López Pulido, quien curó su herida antes de llevarlo preso.

El segundo crimen que presencié fue en la tienda de abarrotes de Don Pancho Félix, lugar donde hoy está un expendio de nieve. Un individuo llegó a efectuar sus compras y al estarlo haciendo otro sujeto le dijo: Hasta que te encontré... y sacando de una bolsa de ixtle una pistola, le vació la carga y salió corriendo.

Y del Sábado de Gloria ni qué hablar; era un suceso fatídico en el que los rancheros alcoholizados, recordando viejas rencillas sacaban sus armas. 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Rebecca de Alba estuvo embarazada de Ricky Martin
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Partidos gastaron en zumba y menudo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.57
Venta 21.07
€uro
Compra 22.14
Venta 22.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad