Sunday 04 de December de 2016
»Destacó como escritor, político, empresario y periodista 

Jesús B. González, un zacatecano multifacético

Berenice Reyes      10 May 2014 19:22:57

A- A A+

Compartir:
  • Ofrenda hecha a Venustiano Carranza en 1943, cuando el periodista (derecha) tenía 56 años. foto de la Hemeroteca de El Colegio de Michoacán. (Archivo) Ofrenda hecha a Venustiano Carranza en 1943, cuando el periodista (derecha) tenía 56 años. foto de la Hemeroteca de El Colegio de Michoacán. (Archivo)
  • Edición del 3 de marzo de 1912. Foto de la Hemeroteca de la Biblioteca Mauricio Magdaleno (Archivo) Edición del 3 de marzo de 1912. Foto de la Hemeroteca de la Biblioteca Mauricio Magdaleno (Archivo)
  • En 1943, la revista lanzó el primer número de este formato. Foto de la Hemeroteca de El Colegio de Michoacán. (Archivo) En 1943, la revista lanzó el primer número de este formato. Foto de la Hemeroteca de El Colegio de Michoacán. (Archivo)
Imagen de


Buffalmaco es un personaje de El Decamerón. Tal vez de ahí se le ocurriera a Jesús B. González Flores tomar su apodo, su ligereza para llevar a cabo múltiples tareas, su picardía y su tozudez.

Como desde niño tuvo que trabajar para sobrevivir, la vida lo enseñó a ser de todo, aunque principalmente periodista. Tanto en Zacatecas como en la ciudad de México fundó periódicos, aunque lo recordemos por haber sido uno de los grandes amigos de Ramón López Velarde.

Jesús B. González nació en 1887. Se dice que vivía en una casa de Guadalupe, propiedad de un tío del vate jerezano.

Pero no fue por ello que terminaría siendo tan amigo del poeta, sino porque sus caminos se encontraron intermitentemente en la prensa, en la política, en la literatura y en la ciudad de México. 

Su infancia transcurrió entre Guadalupe y Zacatecas, entre mulas y tranvías, y en las aulas del Seminario de la Purísima. Además de los latines y la educación que allí pudo haber obtenido, el seminario le otorgó la red social en que se movería durante esos primeros años.

Inmerso en la élite
Para 1911, cuando tenía 24 y era un hombre de bien, González ya había trabajado en la tipografía de Nazario Espinosa, gracias a su hijo Enrique, quien estaba casado con su hermana mayor.

También había estado en el único banco de la ciudad de Zacatecas y era socio de la firma mercantil González y Lébre.

Hizo de todo un poco: vendía máquinas de escribir, ropa y accesorios; era colaborador y dirigía periódicos; anduvo en la política. Su principal negocio era El Trébol, ubicado al norte de lo que hoy es la Plaza de Armas.

Por esos años formó parte de la Sociedad de Empleados, que se organizó para exigir un descanso dominical para todos sus socios.

También participó como colaborador del Centro Patriótico Zacatecano García de la Cadena, que tenía por objetivos recolectar fondos para organizar fiestas, kermeses, corridas de toros, funciones teatrales y toda clase de actividades artísticas. 

En 1912 era redactor de El Demócrata, órgano del Partido Católico, y convivió allí con Rafael Ceniceros, fundador del partido; el músico Francisco Aguilar y Urízar; el médico Guillermo López de Lara y los poetas Ignacio Flores Maciel y Ezequiel A. Dueñas.

Además, fue compañero en la candidatura para suplentes de diputados de Ramón López Velarde. 
De 1911 a 1914, Jesús González formó parte del equipo de la Revista de Zacatecas, una de las pocas publicaciones que dedicaron un espacio a la literatura.

Aunque tenía una marcada tendencia política a favor del Partido Católico y en contra del antirreeleccionismo zacatecano, la nómina de colaboradores de la revista fue extensa.

Al inicio, José Reveles era su propietario y Jesús B. González e Ignacio Flores Maciel participaban de la mesa de redacción.

Pero para 1914 los puestos habían cambiado y la dirección estaba compartida por Flores Maciel y González.

En su compañía, Enrique Lébre (compañero mercantil de González), Rodolfo F. Villalpando, escritor; Pedro de Alba, médico militar, entre otros, mantuvieron relaciones estrechas. Hasta Lauro G. Caloca llegó a publicar algún poema allí.

La partida
En 1914 dejó en la lejanía a Zacatecas y emprendió su peregrinaje a la ciudad de México.
En lugar de irse vía Aguascalientes, se fue por el camino que va de Jerez a Huejúcar y Colotlán, Jalisco; Momax y Tlaltenango. Allí se quedó algunos años como agricultor, entre otras cosas.

Su arribo a la ciudad de México estuvo lleno de reencuentros. Los zacatecanos tenían allí una colonia y trabajos que asediaban continuamente: la Escuela Nacional Preparatoria y, después, la redacción de Excélsior y la de Revista de Revistas.

Allí se fraguó su conocida amistad con López Velarde; allí, sus dedicatorias, su crítica literaria, sus reuniones en casa de Enrique González Martínez, afamado autor del poema Tuércele el cuello al cisne. 
Esa capital fue cómplice del deceso del jerezano y de los esfuerzos de Buffalmaco, Rafael de Alba y el escritor Enrique Fernández Ledesma, por hacer común la admiración de su poesía y su figura.

Estos amigos regresarían a Zacatecas para llevar a cabo los Juegos Florales en 1926 y la glorificación de López Velarde.

Gracias a su empeño, se incrustó la cantera que aún existe en el cerro de La Bufa, aunque sin letras de oro, se hicieron los homenajes, las jornadas... 

Aunque hoy lo recordamos por su deceso, el 12 de mayo de 1955, de Buffalmaco quedaron huellas por toda la historia literaria zacatecana del siglo 20. En 1912 había recitado:

“Soy un poeta que no puedo daros
más que un poco de ensueño y de cariño,
ensueño por volver a contemplaros
y amor porque recuerdo que fui niño”.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Un hombre muere ahogado en La Encantada
Pasar Navidad con su mamá, el más grande deseo de Samuel y Cinthia
Catedráticos estafan a la UAZ  
Captan 'rata' en nevera con pollo de supermercado en Colombia
Mi delito... cegarme de coraje
Instaladas al 100 por ciento las casillas de la elección extraordinaria 
Perla y Paola nunca han estrenado ropa
Confirman que Paquete Económico se entregó a tiempo
Instala INE Consejos Electorales para elección extraordinaria 
Se registra poca afluencia de votantes en elección extraordinaria 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.61
Venta 21.11
€uro
Compra 21.99
Venta 22.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad