Wednesday 07 de December de 2016

Jesús multiplica milagrosamente panes y peces para alimentar a una gran multitud

Fernando Mario Chávez Ruvalcaba      2 Aug 2014 21:31:25

A- A A+

Compartir:
De este milagro comieron 5 mil hombres, sin contar a las mujeres y los niños. (Cortesía)
De este milagro comieron 5 mil hombres, sin contar a las mujeres y los niños. (Cortesía)
INTRODUCCIÓN
La Iglesia en este tiempo litúrgico y en los tres domingos anteriores nos ha mostrado a Jesús como maestro que enseña y explica con parábolas, el misterio del Reino de los Cielos.

Ahora, desde este domingo y algunos que siguen, Jesús se da a conocer como enviado por su Padre eterno para consolar, ayudar y probar su amor, a través del ejercicio de su misericordia y su perdón.

Él no desea la muerte de sus elegidos ni que vivan en la miseria. Con su amor hecho entrega, servicio y comunión, dignifica a todos los hombres que quieran acoger su llamado y su mensaje de vida y salvación.

Según lo que acabo de decir, en este domingo, Jesús misericordioso se apiada de los enfermos, hambrientos y sedientos.

Comparte los dolores de los hombres; mira con ternura y compasión a quienes lo siguen para escuchar sus palabras de salvación y vida.

Con esta entrega de Cristo a los hombres, sus hermanos a quienes vino a salvar del pecado y de la postración física, moral y espiritual, podemos con la gracia divina profundizar aún más la realidad del Reino de Dios, con el fin de obtener un mayor conocimiento y aceptación de Jesús para la gloria de Dios y la reparación y restauración del género humano.

JESÚS MULTIPLICA PANES Y PECES PARA ALIMENTAR A UNA GRAN MULTITUD QUE LO SEGUÍA
El evangelio de este domingo, según San Mateo, nos narra vivamente cómo una gran muchedumbre seguía a Jesús, deseosa y anhelante con el fin de escuchar sus palabras  y ser consolados con su amor, sabiduría, ternura y misericordia.

Pasaron muchas horas en ese seguimiento de Jesús por esa multitud, compuesta de hombres, mujeres y niños hasta que se hizo muy tarde.

Los discípulos de Jesús le piden que los despida y que fueran en ese descampado a los caseríos para comprar pan, porque ya estaban cansados, tenían hambre y sed.

Cristo, sin inmutarse por lo que le dicen sus discípulos, escuetamente les ordena que den ellos mismos de comer a esa multitud.

Él ya sabía lo que iba a hacer. Sus discípulos asombrados y con sentido de incapacidad e impotencia, le responden de qué manera podrían ellos dar de comer a tantos y tantos seguidores de Jesús.

Se les ocurre decirle que había allí cinco panes y dos peces...pero, ¿qué era eso para dar de comer a tantas personas?

Jesús pidió que le trajeran esos panes y esos peces. Ordenó que la gente se sentara en la hierba; dio gracias a su Padre y maravillosamente, ante la mirada atónita de sus discípulos, los fue multiplicando abundantemente y que ellos mismos los fueran repartiendo.


Todos quedaron saciados y al pedir Cristo que recogieran los pedazos de alimento sobrante para que no se desperdiciaran, juntaron doce canastos. Comieron 5 mil hombres sin contar a las mujeres y a los niños.

SIGNIFICADO PARA NOSOTROS DE ESA MULTIPLICACION DE PANES Y PECES
Los milagros de Jesús en las enseñanzas de los evangelios, como acciones directamente atribuidas a la omnipotencia divina, se ordenan para avalar la verdad y la certeza de sus enseñanzas dentro del plan de la salvación de los hombres.

Se realizan en un contexto de fe y de esperanza. Son manifestaciones del amor providente del Altísimo para asegurar que él desea salvar a todos los hombres que libremente quieran aceptar su mensaje de vida y salvación, temporal y eterna.

Podemos señalar algunas dimensiones del milagro de la multiplicación de los panes y peces, que acabamos de considerar, con el fin de aplicar estas enseñanzas y dar cuerpo y sentido a nuestra fe cristiana y al testimonio que de Jesús debemos dar en la Iglesia y en y para el mundo  a salvar.

A) Dimensión de la abundancia de los bienes mesiánicos 
Efectivamente, esta multiplicación de panes y peces, puede significar que Cristo nos ha traído vida y vida en abundancia: gracia, sacramentos, palabra de Dios, el don del Espíritu Santo que se desglosa, por así decirlo, en dones, carismas y frutos, y desde luego su Iglesia como instrumento de salvación y liberación.

B) Dimensión eucarística
La multiplicación de los panes, dentro de la tradición cristiana y católica, anuncia la multiplicación inconmensurable del pan y el vino de la eucaristía, para que tengamos vida sobrenatural y abundante y que se cumplan los deseos de Cristo:

“Quien come de este Pan y bebe de este Vino, tendrá en sí mismo la vida y yo lo resucitaré para la vida eterna”.

C) Dimensión de servicio, comunión y solidaridad
Los cristianos con la vocación que Cristo nos da, debemos tener la fuerza de su amor y hacerlo operante en y con la Iglesia en su evangelización misionera y social: atender a los enfermos; dar de comer y vestir al desnudo; enseñar al que no sabe; promover con eficacia la justicia, la misericordia y el perdón.

Hacerse solidario con palabras, pensamientos y obras con los pobres y desheredados. Promover la paz, el perdón, la concordia y la fraternidad sin acepción de personas, lenguas, razas, culturas y naciones.

CONCLUSIÓN
¡Pidamos a Jesús pan de vida, que nos alimente siempre con su poder, gracia, sabiduría y amor sin límites o fronteras, para que en un mundo hambriento de paz, seguridad, verdadera fraternidad y justicia, seamos los heraldos auténticos y comprometidos para la construcción de su Reino aquí en la tierra y que luego, después de esta vida, alcancemos el premio y el gozo de la plenitud del cielo hacia donde encaminamos nuestros pasos, aspiraciones y compromisos de nuestra fe cristiana!




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.40
Venta 20.9
€uro
Compra 21.87
Venta 22.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad