Friday 09 de December de 2016
»Su carrera fue en ascenso paulatinamente y jamás ha dejado de innovar en la enseñanza  

José Luis Campa, un ejemplo de maestro 

Silvia Vanegas      4 Oct 2014 21:28:11

A- A A+

Compartir:
  • José Luis Campa García fundo el taller de Niños Escritores con el objetivo de fomentar la lectura y la comprensión de textos. (Silvia Vanegas) José Luis Campa García fundo el taller de Niños Escritores con el objetivo de fomentar la lectura y la comprensión de textos. (Silvia Vanegas)
  • José Luis Campa García fue alumno de la misma intitución en la que ahora imparte clases.  (Silvia Vanegas) José Luis Campa García fue alumno de la misma intitución en la que ahora imparte clases. (Silvia Vanegas)
  • El galadon ABC llegó en víspera de su jubilación, la cual dejó pendiente.  (Silvia Vanegas) El galadon ABC llegó en víspera de su jubilación, la cual dejó pendiente. (Silvia Vanegas)
  • José Luis Campa García se interesa porque sus alumnos aprendan.  (Silvia Vanegas) José Luis Campa García se interesa porque sus alumnos aprendan. (Silvia Vanegas)
  • Tiene 33 años de servicio como docente.  (Silvia Vanegas) Tiene 33 años de servicio como docente. (Silvia Vanegas)
Imagen de


JEREZ.- Para José Luis Campa García el ser galardonado a nivel nacional con el premio ABC, que otorga la Asociación Civil Mexicanos Primero, fue como ganarse “la rifa del tigre”.

Con la entrega de este premio, sus planes de vida cambiaron y espera mejorar aún más su desempeño como maestro.

Atrás quedaron los días de juventud, con inmensos deseos de superación para vencer obstáculos y cosechar los frutos que ya recibió este año. 

Su esfuerzo se ha visto reflejado desde su preparación, reconocimientos importantes que ha recibido, puntajes en carrera magisterial, asistencia, reconocimiento, participación en la labor educativa al escribir varios libros y el galardón ABC.

José Luis Campa fue alumno de la misma escuela en que imparte clases: la primaria Ignacio Zaragoza.
Además, recuerda que su padre, que tenía el oficio de albañil, trabajó para construir el edificio de este plantel.

Campa García platica que  cuando terminó su secundaria no sabía que sería de su vida porque su familia no tenía los recursos suficientes para dar estudios a  los 11 hermanos, de los que los dos más grandes ya asistían a escuelas de Zacatecas. 

En ese entonces, dice el docente jerezano, el futuro era incierto, hasta que su maestra de quinto grado le propuso que se fuera a la escuela Zaragoza  a trabajar como conserje.

Fue así como se convirtió en el primer conserje de este plantel, mientras reunía dinero para continuar con sus estudios. 

Sin embargo, su vocación aún no estaba definida. Campa García dice que el amor por la docencia comenzó cuando sus maestros de primaria le pedían “cuídame este grupo” o bien “ensáyame a la escolta”, “ayúdame a hacer material didáctico”, entre otras actividades que le impulsaron a estudiar la carrera magisterial. 

En esta etapa de su vida fue cuando comenzó a analizar las posibilidades que tenía para estudiar para maestro. La solución fue inscribirse en la normal rural de San Marcos, donde recibiría una beca y de esta forma su papá no gastaría tanto.

Tiempo después, logró recibirse como docente y comenzar su carrera en las aulas. “Creo que donde de verdad me hice maestro fue en las comunidades rurales”, dice el profesor al explicar que en estos planteles había múltiples necesidades.

Antes de regresar a la escuela donde nació su vocación, impartió clases en comunidades del semidesierto al norte del estado. También trabajó como docente en Momax, Tlaltenango y Tepetongo. 
Campa García recuerda que además de trabajar seguía con sus estudios. De esta forma terminó la normal superior y la maestría.

Sus comisiones cada vez se iban acercando más a Jerez, hasta llegar a la localidad jerezana de Tanque de San Juan. Mientras trabajaba en esta escuela conoció Los Pinos y visitó  al presidente Vicente Fox, pues una alumna obtuvo el primer lugar en una olimpiada del conocimiento.

Otra de las satisfacciones que recuerda en su carrera fue en la primaria de la colonia del Valle en la cabecera municipal de Jerez, donde obtuvo el puntaje más alto en la carrera magisterial y recibió un reconocimiento de manos del entonces presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

Campa García, al darse cuenta de que los niños no comprendían lo que leían o bien no estaban intensados en la lectura, emprendió un proyecto llamado Niños Escritores, con dos vertientes. 

La primera consistía en que los niños escribieran todo lo que veían y la otra, corrección: “todo lo que escribían había que corregirlo y a partir del error aprender”.

El maestro no se conformó con este proyecto y buscó un destino al escrito de sus alumnos para no solo contar con escritores sino también tener lectores, así que  se dio a la tarea de tener espacios en periódico, radio y televisión.

De esta forma los niños comenzaron a leer, escribir, entender y explicar. Después con todo lo que escribían se hacieron libros  como Escribimos para ti todo un Valle de Palabras, su primera obra.

Cuando se presentó el proyecto a la Secretaría de Educación no quería aprobar la impresión del libro, pero finalmente les aprobaron 300 muestras e ingresaron a un concurso en el que se logró que se imprimieran 92 tomos y se distribuyeran por toda la República.

“Ese fue un logro único pues a la escuela se le cambió toda su estructura porque empezaron a fluir los recursos, de estos una parte se canalizó para la impresión de más libros, otra para la escuela y una tercera para que la Secretaría realizara el mismo proyecto en escuelas marginadas”, dice. 

Después llegaron más libros y revistas ente ellos una colección de ocho libros titulada Así es mi Tierra, en los que participaron la colonia del Valle y comunidades como Tetillas y Tanque de San Juan, entre otras.

Hace 3 años lo cambiaron a la escuela Ignacio Zaragoza, donde ya comenzó a cosechar triunfos en el estado y a conformar salas de lectura, pues quiere retribuir lo que esta institución le dio que ha sido mucho: de ella egresaron sus hijos.

La rifa del tigre 
Campa García considera que se sacó la rifa del tigre con el premio ABC, pues sus intenciones eran jubilarse  en septiembre; estos iban a ser sus últimos días frente a su grupo de alumnos donde ha pasado 33 años. 

Sin embargo, al recibir el premio tiene que hacer un diplomado en línea y continuar estudiando en España, donde estará por tres semanas preparándose por lo cual sus planes de jubilación quedaron atrás. 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.32
Venta 20.82
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad