Tuesday 06 de December de 2016

Junio aciago

Ricardo Gómez Moreno      3 Jun 2014 22:00:14

A- A A+

Compartir:
Futbol y bullying. Cómo podría uno sustraerse al mundialismo futbolero que ya invadió México. Incluso, a Zacatecas llegó por la vía oficial. Los fanáticos locales ya tienen a los Mineros, que vienen acompañados de la promesa de atraer turismo.

No está mal que a los aficionados se les obsequie un equipo que, con buena suerte, podría levantar el orgullo zacatecano; sin embargo, no se puede dejar de pensar que el dinero gastado en ese esfuerzo, dudosamente deportivo, hubiera sido mejor emplearlo en educación.

Dedicarlo a la Universidad Autónoma de Zacatecas, por ejemplo, que tan urgida está de fondos y no hay quien la salve. Ya se sabe que lo que bien se invierte en educación siempre es redituable.

Una semana más y el mundo, redondo como pelotota, girará en torno a los televisores para ver el desempeño de 32 selecciones nacionales. México se paralizará cuando sucedan los principales encuentros. No se diga cuando jueguen los tricolores.

Y mientras todos nos embobemos bajo la estúpida verborrea de los sabios nacionales del balompié, otros, estrechamente vinculados con los amos de las televisoras, estarán aprobando “en lo oscurito” y vía fast-track, las leyes secundarias de las reformas en materia de hidrocarburos, energía, minería, inversión extranjera y medio ambiente, entre otras.

Cuando termine la borrachera mundialista, México despertará como una nación más lesionada en su soberanía y con graves mutilaciones. Algunas personas ni lo notarán; otros creerán lo que dictarán medios de comunicación aliados de los poderes. Así es su enajenación.

Un junio negro nos espera: aun si la Selección Nacional hiciera un papel decoroso en el cotejo de Brasil, aquí nos vapulearán nuestros congresistas.

En tanto, el bullying sigue dando de qué hablar. Algunos legisladores, federales y estatales, ya se aprestan a elaborar leyes contra esa práctica, lo que no está mal, pero ojalá acierten en sus postulados, porque ya se sabe que el exceso de leyes resulta pernicioso.

Mejor sería buscar soluciones a fondo, porque el bullying que no es más que una expresión de violencia; existe no porque falten normas que lo impidan, sino porque en abusador hay una historia de frustraciones, abandono, rencores, mala educación y, principalmente, desamor. Comúnmente las víctimas sufren lo mismo que sus agresores, pero son más débiles y aquí ya impera la ley de la selva.

Por eso domina el más fuerte. ¿No es eso lo que enseña el neoliberalismo -imposición de las fuerzas del mercado- desde los años 80, cuando el salinismo tomó el poder?

Desde entonces se nos enseña que la competencia es el objetivo final y hay que ser los más fuertes para vencer, dominar y humillar a los débiles. ¿No es esa la estructura del bullying? El salinismo hoy está más vivo que nunca.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Descubren al amante debajo del colchón, es atacado y muere en hospital
Hospitalizan a niña que reveló infidelidad de su madre
El Runrún/Los chicos malos de Chayo 
Judit Guerrero obtiene la victoria en las urnas
Rebecca de Alba estuvo embarazada de Ricky Martin
Enríquez se despide de Mineros; Colima, su posible destino
El Bronco prepara impuesto para ¡las carnes al carbón!
Fuertes vientos azotan viviendas; PC se mantiene alerta
Fotos: Hawai, sí Hawai, se cubre de nieve
Partidos gastaron en zumba y menudo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.57
Venta 21.07
€uro
Compra 22.14
Venta 22.64

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad