Saturday 03 de December de 2016
»Celebra 70 años de brindar sus servicios 

La Acrópolis, el primer café de Zacatecas

Redacción      14 Dec 2013 22:00:04

A- A A+

Compartir:
  • Además de varias litografías, pinturas y dibujos está el retrato de Said Samán Farah, el fundador del negocio. (Nallely de León) Además de varias litografías, pinturas y dibujos está el retrato de Said Samán Farah, el fundador del negocio. (Nallely de León)
  • Fuad considera que la clave es que se trata de un negocio familiar. (Nallely de León) Fuad considera que la clave es que se trata de un negocio familiar. (Nallely de León)
  • El espacio podría considerarse una galería de arte. (Nallely de León) El espacio podría considerarse una galería de arte. (Nallely de León)
  • Todas estas figuras se crearon con el asiento de cafés turcos. (Nallely de León) Todas estas figuras se crearon con el asiento de cafés turcos. (Nallely de León)
  • Entre las piezas artísticas hay obras de Manuel Felguérez. (Nallely de León) Entre las piezas artísticas hay obras de Manuel Felguérez. (Nallely de León)
  • Este 2013 se cumplen 20 años de que La Acrópolis está en el Mercado González Ortega. (Nallely de León) Este 2013 se cumplen 20 años de que La Acrópolis está en el Mercado González Ortega. (Nallely de León)
  • La Asociación de Cronistas del Estado asegura que es el café más antiguo de Zacatecas y el primer Café-Restaurant-Museo. (Nallely de León) La Asociación de Cronistas del Estado asegura que es el café más antiguo de Zacatecas y el primer Café-Restaurant-Museo. (Nallely de León)
  • Muy orgullosa la familia exhibe los reconocimientos que ha recibido. (Nallely de León) Muy orgullosa la familia exhibe los reconocimientos que ha recibido. (Nallely de León)
Imagen de


“Siempre es bueno reservar algún rincón amable de nuestro corazón para guardar el grato instante del encuentro feliz, de la reconciliación anhelada, del nacimiento de una nueva amistad, de la sonrisa amable, de la charla íntima, del comentario atinado; todo eso y más es posible en este lugar: Acrópolis”...

Así describió sus experiencias más agradables en el café restaurante Roberto F. Almanza, cliente por más de 50 años, y quien durante este tiempo nunca faltó un solo día a su lugar favorito.

Éste es uno de los tantos testimonios que ha recolectado este mágico espacio a lo largo de 70 años que tiene de existencia y donde ha recibido a millares de personalidades de todos los ámbitos político, cultural y social.

El inicio
Su historia comienza en 1937, cuando Said Samán Farah llega de Siria a Zacatecas en busca de su hermana y seis años después, en junio de 1943, funda en la ciudad el primer café como espacio público: La Acrópolis.

El establecimiento lo adquirió de un migrante griego que dos años antes había abierto una nevería, pero que lamentablemente no le funcionó; por sus raíces bautizó al lugar con ese nombre tan representativo de la ciudad de Atenas.

El café siempre ha estado en Zacatecas, pero se ha ubicado en tres espacios diferentes de la Avenida Hidalgo; el primero en el que se instaló fue el local donde ahora es el Paquín.

Once años después se cambió a la acera de enfrente, y finalmente en 1983 se mudó al Mercado González Ortega donde se encuentra actualmente.

No siempre ha sido La Acrópolis como se le conoce hoy en día, pues para llegar a esto trascurrieron varios años de esfuerzo familiar y de cambios en los menús.

En sus inicios existía una caseta telefónica de larga distancia, la única en el centro de la ciudad, lo que hacía más atractivo el sitio para los clientes que iban a pasar un buen rato con una taza de café y hacer sus llamadas.

El negocio siempre ha sido administrado por la familia, ya que desde un principio los hijos de Said Samán: Said, Nide, Huda, Miguel y Fuad atendían la caseta y la caja, factor que Fuad Samán Zajur considera es la base de su éxito.

“La familia ha estado involucrada en todo momento, es un negocio 100% familiar y eso se representa en lo que se ha convertido ahora, un establecimiento de familia para las familias”, dice.

En un principio el menú consistía en café, nieves y preparados de fruta; luego se vendían pasteles caseros, huevos al gusto, sándwiches y tortas, hasta evolucionar en el restaurante completo que es ahora.

Recinto del arte
Algo que ha caracterizado a La Acrópolis no solo es brindar un servicio de calidad a todos los zacatecanos y visitantes, sino también su fuerte interés por la promoción del arte y la cultura, ya que lo primero que pueden apreciar los comensales al ingresar es la variedad de piezas artísticas que tiene, casi confundiendo el sitio con una galería de arte.

Esto se debe gracias a que Fuad Samán Zajur ha recolectado más de 300 obras de artistas reconocidos de talla internacional, entre pinturas, dibujos, esculturas, grabados y litografías.


El acervo ha sido enriquecido con adquisiciones procedentes de diversas colecciones de arte mexicano y del extranjero.

El gran pintor oaxaqueño Rufino Tamayo fue el primero en honrar el espacio con uno de sus dibujos, ya que se le invitó a que dejara un testimonio de su visita a La Acrópolis.

El maestro accedió gustoso e hizo un boceto a tinta que representa uno de sus emblemáticos personajes, además tiene una dedicatoria a los zacatecanos.

Un dato curioso es que Olga, la esposa del artista, le arrebató el dibujo al percatarse de la pieza que estaba a punto de regalar, y escribió: “Yo, lo que diga Rufino y faltó el cheque”.

Entre 1967 y 1995 varios parroquianos realizaron cerámicas pintadas y esgrafiadas con el asiento que deja el café turco, formando una colección de 55 obras; entre ellas se encuentra una pieza que retrata al fundador: Said Samán.

Actualmente La Acrópolis tiene obras y litografías de Julio Ruelas, Francisco Goitia, Rafael Coronel, Pedro Coronel, Manuel Felguérez, David Alfaro Siqueiros, Francisco Toledo, Sergio Hernández, Gustavo Montoya, Alfredo Zalce, Leonora Carrington, José Luis Cuevas, Roberto Matta, Salvador Dalí, Joan Miró, entre otros más.

Otra de las cosas que llaman la atención tanto de locales como los visitantes es el extenso registro fotográfico de los artistas, políticos escritores e intelectuales que se han dado cita en sus espacios y que han dejado un pedazo de su historia personal para el deleite de los que la visitan.

Entre ellos se pueden ver imágenes exhibidas de personajes como el expresidente Miguel de la Madrid; los políticos Andrés Manuel López Obrador y Roberto Madrazo; los actores y conductores Chabelo y María Antonieta de las Nieves, La Chilindrina; bandas de rock como La Maldita Vecindad y Café Tacuva.

Incluso hay fotografías de estrellas de Hollywood como Gregory Peck y Jane Fonda, quienes visitaron el lugar cuando estaban filmando en la capital zacatecan la famosa película Gringo viejo en 1989.

Excepcional
Ahora La Acrópolis, en el marco de la celebración de su 70 aniversario que festejará en este mes, es ya reconocida en la historia por la Asociación de Cronistas de Zacatecas como el café más antiguo de la ciudad y el primer Café-Restaurant-Museo de la entidad.

Es un espacio singular y agradable de encuentros y reencuentros, donde día tras día los visitantes se reúnen, y ahora con mayor razón al celebrar también su 30 aniversario de estar ubicados en ese sitio y 20 años de la realización de la obra de Alfonso López Monreal Recuerdos de
Mi Pueblo, que adorna uno de los muros del lugar.

“Aquí hay miles de historias y anécdotas qué contar, así como clientes que nos visitan a diario durante años o décadas, mismos que ya casi tienen su lugar habitual donde sentarse; es un lugar que la gente misma nos ha dicho cómo servirle y qué ofrecerle, por eso ha permanecido durante tanto tiempo”, asegura Fuad Samán Zajur.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad