Monday 20 de February de 2017
»Hablan de las mujeres revolucionarias 

La belleza de las soldaderas

Yuzmida Tapia      26 Apr 2014 22:00:06

A- A A+

Compartir:
El historiador explicó cuáles eran las funciones de las mujeres durante la guerra civil. (Hugo Uribe )
El historiador explicó cuáles eran las funciones de las mujeres durante la guerra civil. (Hugo Uribe )
Pese al aspecto sucio, desarreglado y vestimenta de hombre, las mujeres que participaron en la Revolución eran vistas muy atractivas, platicó el historiador Jesús Enciso Contreras.

El general Francisco Villa las veía con su esencia de mujer y decía: “Me gustas más para el amor que para la guerra”, comentó el investigador basado en el libro de Encarnación Brondo Whitt, La División del Norte.

En su ponencia Las Mujeres en la División del Norte para el Coloquio Conmemorativo de la Batalla y Toma de Zacatecas, expresó el papel que ocuparon las mujeres durante la Batalla de Zacatecas.

Su visión fue complementada con las experiencias de Brondo Whitt como miembro de la brigada sanitaria y médico de guerra.

Afirmó que las mujeres eran un impedimento al momento de realizar movilizaciones largas y rápidas, ya que se dificultaba su marcha y por lo regular, se quedaban atrás.

La mayoría de las que participaron en la Revolución no lo hicieron desde la trinchera política, porque eran actividades exclusivas de hombres, aún así el batallón incluía a las mujeres y en ciertos casos hasta fueron combatientes.

Enciso Contreras explicó que muchas esposas de los combatientes debían esperar en casa a sus hombres, quienes las visitaban de vez en cuando.

“A la mujer del hogar no deben importarle los extravíos del esposo, si en el santuario de su misma vida es la esposa”.

Un ejemplo fue Luz Corral, esposa del general Francisco Villa.

Las queridas eran las consentidas de los revolucionarios, ellas “gozaban de las atenciones, arrumacos, apapacho, viajaban con relativas comodidades y dotaban de cariño al general”.

Entre más batallas ganaban, más se disfrutaba del amor, dijo el historiador zacatecano.

Otras eran las mujeres que viajaban con su marido, “cargaban a sus críos greñudos y sucios” y los cuidaban en momentos críticos; traían en sus espaldas bultos con los utensilios de cocina para alimentar al ejército.

También “tenían gran satisfacción porque acompañaban a sus viejos” y estaban orgullosas de ellos.

Realizaban actividades ininterrumpidas, como el procrear, comentó el conferencista.

Otro grupo eran las vivanderas, “eran empresarias a lo pobre, cargaban grandes tambaches de víveres y cazuelas e instalaban su changarro a la menor provocación” para alimentar al ejército. Algunas eran viudas, pero no estaban solas.

Las ametralladoras eran “mujeres livianas”, ya que no estaban unidas a un hombre y gozaban de la libertad; la propia naturaleza de la guerra se vincula con el tórrido romance.

También estaban las mujeres profesionistas las cuales desempeñaban funciones técnicas, como ser enfermeras; Enciso Contreras destacó los nombres de Aída y Fany.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Dolgopolov se corona en Buenos Aires
Bielsa vuelve a la liga francesa, ahora con Lille
Messi salva al Barsa con doblete
Leipzig gana y se acerca al puntero Bayern
Zlatan y Pogba guían al United en la FA Cup 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad