Saturday 03 de December de 2016
RSS Minuto x Minuto
 

La conciencia de Iberoamérica

Alvaro Octavio Lara Huerta      1 Oct 2014 22:20:27

A- A A+

Compartir:
Cortesía
Cortesía
El pasado 29 de septiembre se cumplieron 50 años de la aparición de una de las historietas más queridas, revolucionarias y lúcidas que Latinoamérica ha dado al mundo.

Mafalda, esa niña inquieta, que discute, que cuestiona y que nos hace conscientes de las injusticias que nada han cambiado a lo largo de medio siglo.

Según su autobiografía, Mafalda nace el 15 de marzo de 1964, pero sus historietas vieron la luz en la revista Primera Plana semanalmente.

La tira se fue ganando el aprecio y gusto de sus lectores, mismo que le llevó a realizar nuevas ilustraciones de manera diaria y casi sostenida por más de nueve años.

La pequeña de 6 años, preocupada en exceso por el acontecer mundial dada la abundancia de malas noticias en los medios, pero fiel a la esperanza de un mundo mejor lleno de paz y armonía, es creación de Joaquín Salvador Lavado Quino, ganador del premio Príncipe de Asturias el presente año, quien ha realizado varias apariciones especiales para actos de beneficencia o temas humanitarios de especial atención.

La temática de la historieta guarda un alarmante paralelismo con la vida y los problemas reales, mismos que nos hacen pensar en que Mafalda, igual de inocente tiene la malicia suficiente para atar cabos y dejar al descubierto la miseria humana y la perversidad de los sistemas sociales orientados al capital. 

El racismo, la religión, la fuga de cerebros, la falta de apoyo a la cultura, los crímenes de guerra, la democracia, la igualdad y alcanzar la felicidad son las cuestiones recurrentes que entre la ingenuidad encuentra el asalto a la razón.

Durante su historia, Mafalda se hizo acompañar de protagonistas que mucho y nada tenían qué ver con los intereses y grupos de poder: Felipe, siempre entusiasta y fiel amigo; Manolito, obsesionado con el dinero; Susanita, obsesionada con encontrar el amor en todo; Miguelito, el más curioso e imaginativo; Guille, muy rebelde e ingenuo, y paradójicamente Libertad, la más pequeña de los personajes.

En junio de 1973, Mafalda se despidió de sus lectores, pero ganó televidentes con más de 250 episodios y una incursión en el cine.

La crítica de Mafalda es parte de la identidad de América Latina, misma que le ha valido cientos de publicaciones y reimpresiones.  

Mafalda refleja esa angustia y tino de lucidez único de una generación e ideología que tiende a desvanecerse ante la ausencia de conciencia.

Por eso las críticas y cuestionamientos son tan vigentes y tan reales como hace cinco décadas y esta pequeña niña sigue siendo esa voz que le grita a todo el mundo “¡Despierta¡”.

*Jefe del departamento de Arte y Cultura de Zacatecas
Twitter: @mantramexicano




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.58
Venta 21.08
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad