Saturday 21 de January de 2017

La corte: suprema y subordinada

Aquiles González Navarro      14 Nov 2013 21:10:05

A- A A+

Compartir:
La liberación del narcotraficante Rafael Caro quintero a partir de una resolución definitiva e inatacable, dictada el 7 de agosto pasado por el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito y la posterior revocación de dicha resolución (definitiva e inatacable) por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, exhibe el penoso grado de subordinación del máximo tribunal y del Presidente de la República, hacia los intereses de los Estados Unidos de Norteamérica.

En las escuelas de derecho del país, los maestros enseñan que las resoluciones que dictan los tribunales colegiados del Poder Judicial de la Federación, tienen las características de ser definitivas e inatacables. Ese carácter tenía o debería haber tenido la que concedió la libertad al capo Rafael Caro Quintero ahora considerado prófugo de la justicia mexicana. ¿Qué ocurrió?

Caro Quintero fue detenido hace 28 años, acusado del homicidio del agente de la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (DEA) Enrique Camarena y condenado a sufrir una pena de 40 años de prisión. El proceso penal siguió su secuela hasta llegar al Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal, órgano que resolvió conceder la libertad absoluta al fundador del Cartel de Guadalajara, en virtud, según se consideró, que el juzgado competente lo era el del fuero común del Estado de Jalisco y no los tribunales federales, pues la personalidad de Camarena no daba elementos para dar competencia a la Federación.

Al día siguiente de la liberación del capo, simultáneamente con la protesta del gobierno norteamericano, aparece una orden de detención con fines de extradición girada por una Corte de California. Ni tardo ni perezoso el Procurador General de la República presenta un recurso de inconformidad (improcedente desde el punto de vista legal) en contra de la resolución definitiva e inatacable del tribunal Colegiado.
Y, ¿cuáles son las sorpresas que aportó la tremenda Corte?

-Se admite la revisión de la sentencia del Colegiado mediante un recurso de inconformidad, sin que a los ministros les importara contravenir una regla procesal elemental, en cuanto al carácter definitivo e inatacable de las sentencias de los tribunales colegiados.

-A fin de dar jurisdicción a los tribunales federales, el colmo de la incongruencia, de la sumisión, de la indignidad: se considera al espía y agente de la DEA como ¡diplomático! Y por tanto “persona internacionalmente protegida”. Así el punto de vista del Colegiado se viene abajo: no es un juzgado del fuero común de Jalisco el competente para conocer. Era correcta, según los ministros, la competencia Federal. De ésta manera la Corte da validez a la presencia de la Oficina Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en nuestro país.

La falta de autonomía del Poder Judicial Federal respecto del Presidente de la República, ha dado lugar a una serie de resoluciones vergonzosas por parte de los ministros que integran la Suprema Corte de Justicia: la liberación de Florence Cassez por la presión del Presidente de Francia y ahora la revocación de la resolución en el caso Caro Quintero por la presión de autoridades norteamericanas, entre otras.

Esta situación repetitiva, debe motivar la reflexión sobre el sistema de justicia en nuestro país, siendo urgente una reforma a fondo del Poder Judicial de la Federación, comenzando por el artículo 96 de la Constitución Federal que faculta al Presidente de la República a designar prácticamente a los Ministros de la Corte.

“El grupo dominante en México pareciera decidido a explicarse y comportarse como un mero apéndice de Estados Unidos; la finalidad es no provocar a Washington y acomodarse de la mejor forma posible a lo que buenamente ese poder disponga para nosotros en materia económica, la migración, de lucha contra el narcotráfico y administración de la relación mutua. En suma, México ya no levanta la voz y confía en que la opacidad en su política exterior, sea la mejor combinación para que eche raíces un modus vivendi aceptable para la gran potencia.” (Lorenzo Meyer en, Nuestra Tragedia Persistente).
 




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Hallan una camioneta incendiada y con restos humanos en bolsas 
La nueva casa de El Chapo: penal de mafiosos y terroristas 
Capturan a un hombre en posesión de un arma tras herir a otro 
Acusan de violación al Cabrito Arellano; se trata de su sobrina   
La Sedena denuncia sitio de internet apócrifo 
Anuncia Tello apoyo de $3 millones para cronistas del estado 
Pide PRI resguardo de sus instalaciones por amenazas de Arne
Sorprende extraño fenómeno en cielo de Michoacán 
Derrumban los vientos una barda de ladrillos y cae en un auto   
Vuelca un tráiler cargado con 29 toneladas de veladoras  
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad