Sunday 11 de December de 2016

La Cultura en el Primer Informe de Gobierno

Alvaro Octavio Lara Huerta      11 Sep 2013 22:10:01

A- A A+

Compartir:
Mucho se habló de que Rafael Tovar y de Teresa regresaría a Conaculta. (Cortesía)
Mucho se habló de que Rafael Tovar y de Teresa regresaría a Conaculta. (Cortesía)
El anuncio de que Rafael Tovar y de Teresa regresaba a la presidencia del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) entusiasmó tanto a la opinión pública como a gran parte del gremio artístico-cultural, debido a que los grandes cambios sustanciales dentro de los programas, estructura e impulso al federalismo cultural se dieron en su gestión de ocho años (1992-2000).

Su retorno a presidir una institución “más fuerte” y “madura” que llegaba a los 25 años de edad vaticinaba un dinamismo en la política federal del desarrollo cultural y una innovadora transformación institucional apegada a la globalización y realidad mexicana.

Los ánimos se fueron diluyendo con el pasar de las semanas y meses. Con el pretexto de “poner orden en la institución” el tiempo transcurrió hasta el Primer Informe de Gobierno, el pasado primero de septiembre, donde la falta de acciones en materia cultural deja una profunda duda sobre la visión del tema en la presente administración.

La única gran nota que ha dado el Consejo a lo largo del primer año de la administración encabezada por Enrique Peña Nieto es la presentación del Plan Nacional de Cultura que raya en acciones poco claras y concretas, sin diferencias sustanciales del presentado en el 2001 o 2007. La inclusión del apoyo a la economía de la creatividad puede ser uno de los aspectos destacables de las estrategias de las cuales no se han visto resultados.

La emoción generada por el “Pacto Por México” y la “Nueva Estrategia de Seguridad” basada en la prevención del delito por medio del fomento a la cultura se ha desdibujado en la falta hechos que encaminen al logro de los objetivos.

Las tareas pendientes de la Federación son interminables y van desde la del ámbito interno del Conaculta, del cual se ofreció darle una nueva estructura y marco legal. La revisión de todos y cada uno de los programas que se tienen, algunos terriblemente desvinculados de las realidades regionales, la relación con las entidades federativas y municipios que seguimos viviendo un centralismo exorbitante en los presupuestos y las actividades de todo tipo.

El estímulo al arte y a la cultura mexicana como protagonista de las relaciones internacionales de igual manera ha quedado en el tintero con la esperanza de recobrar esa fuerza y liderazgo que alguna vez caracterizó a nuestro país.

De igual manera la promesa de promover el diálogo nacional y el debate para la creación de una reforma en la materia parece inalcanzable.

Para consolidar un desarrollo cultural con rumbo y con futuro es necesario trabajar desde el primer minuto de las administraciones, si esto no sucede, nos enfrentamos a visiones de corto plazo que poco abonan a las necesidades de un país al que urge trabajo de tiempo completo en el sector cultural.

Urgente es que se generen resultados si no queremos vivir en la pasividad que ha caracterizado los últimos 10 años.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Alta moda en el Teatro Calderón
En puerta, la conmemoración del patrimonio zacatecano
Al tiempo
La alegría cristiana del Adviento
Beatriz Simon y Damián de la Rosa en el Felguérez
Concierto decembrino con la Camerata de la Ciudad
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.38
Venta 20.88
€uro
Compra 21.54
Venta 22.04

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad