Sunday 04 de December de 2016

Bullying en México

Elizabeth Sánchez Garay      29 May 2014 21:00:08

A- A A+

Compartir:
La semana pasada comenté sobre la muerte del niño Héctor Alejandro Méndez, víctima de una agresión realizada por cuatro compañeros de clase en una secundaria de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

A raíz del hecho me puse a indagar sobre el bullying en México y he quedado aterrorizada. Según un informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el número estudiantes de primaria y secundaria que han padecido acoso escolar se elevó del 30 al 40 por ciento, de 2011 al 2013, es decir, en tan solo dos años.

De acuerdo con la OCDE, México tiene el primer lugar a nivel internacional en lo referente a este problema, pues casi 19 millones de estudiantes de primaria y secundaria sufren bullying.

Espeluznantes son también los datos ofrecidos por Brenda Mendoza González, reconocida especialista de la Universidad Autónoma del Estado de México, tras una investigación que incluyó entrevistas a 130 niñas y niños acosadores de nivel primaria.

De acuerdo con los resultados, los victimarios agreden a otros porque los consideran diferentes (77%), para demostrar poder y fuerza (66%) y porque disfrutan con el sufrimiento ajeno (60%). Asimismo, son racistas, sexistas, clasistas y sumamente intolerantes.

Un hecho sorprendente es que el acoso escolar en México asume formas similares a las del mundo de la delincuencia organizada.

Por ejemplo, al interior de las escuelas se implementan medidas como el cobro de piso (para entrar a los baños), se obliga a niños a cometer robos, los agresores tienen guaruras y hay pandillas infantiles que incluso llevan registro de los hurtos.

Además, mientras a nivel internacional se observa la tendencia de las mujeres a la agresión verbal, y la de los hombres al maltrato físico, en México no existe tal diferencia, ya que unas y otros recurren a la violencia corporal.

Esto da cuenta de la podredumbre que parece extenderse en nuestro país, así como del desastre del sistema educativo nacional.

El incremento de los casos de bullying no puede explicarse si no se incluyen como variables la permisividad social, familiar y de las autoridades, la indiferencia de docentes y mandos escolares, el hecho de que la violencia física se ha vuelto una práctica común que cada vez inquieta menos y la falta de programas institucionales para atender este mal.

Es cierto que el fenómeno del bullying no es nuevo, pero actualmente el drama se ha incrementado por el acoso cibernético y la difusión de imágenes de agresiones a través de las redes sociales. Quizá por eso, según la titular del Sistema Nacional del DIF, uno de cada 6 menores que es víctima de bullying llega al suicidio o intenta suicidarse en la Ciudad de México. Sí, es terrorífico.




Comentarios
No existen comentarios aún
Accesa o regístrate para poder comentar

Lo más leído
Mi delito... cegarme de coraje
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 20.60
Venta 21.1
€uro
Compra 21.98
Venta 22.48

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad